Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación ofrece más personal al centro de la alumna que se suicidó

Padres y profesores llevan dos años denunciando la falta de medios y plantilla en un centro con una orientadora para 1.200 alumnos

Una mujer observa el 'altar' en recuerdo a Arancha.
Una mujer observa el 'altar' en recuerdo a Arancha. EFE

La Comunidad de Madrid se comprometió ayer a “dotar de recursos personales” al instituto Ciudad de Jaén, en el que estudiaba Arancha, la adolescente de 16 años que se suicidó el pasado viernes. Fuentes de la consejería son más cautas y hablan de “estudiar las necesidades”. El centro, en un barrio de la capital muy castigado por la crisis, apenas cuenta con una orientadora para 1.092 estudiantes (619 en 2008), a pesar de tener un alumnado problemático. Su director sigue suspendido, aunque la plantilla dice que cumplió el protocolo de acoso pero la inspectora no se lo llevó.

Educación, que ha negado hasta la fecha la falta de recursos materiales y profesionales, cambia su posición —muy discutida en el sector educativo— respecto al centro con esta llamada de la directora de secundaria, María José García Patrón. Aunque la consejería enmarca la “evaluación” dentro de un contexto habitual de fin de curso.

CCOO recuerda que de los 90 profesores 14 son a tiempo parcial

 El jueves el viceconsejero de Organización Educativa, Manuel Pérez, se reunió con la asociación de padres y les emplazó a que hiciesen una lista de necesidades. En realidad este listado ya existe, se ha registrado varias veces, y es interminable: más espacio en las aulas (se han tenido que tirar tabiques para que quepan los alumnos), ventilación, dos policías tutores, un conserje, dos administrativos, menos estudiantes, educadores de animación “para evitar conflictos”, un segundo orientador, más suministro eléctrico, papeleras, un gimnasio...

Desde hace dos años los padres, los alumnos y los profesores denuncian sus carencias e incluso llegó a haber manifestaciones y cinco paros a principios de curso. Entonces consiguieron un profesor a tiempo completo y otro a tiempo parcial, y el compromiso de que no seguiría llegando alumnos expulsados de otros centros durante el curso. Este compromiso nunca se cumplió y han sido recibiendo chicos.

Tras la muerte de Arancha, Inspección ha dejado al fin que se expulse a tres alumnos propios: dos involucrados en una violentísima pelea en marzo y otro que amenazó a una profesora con matarla con una ballesta. Además, han dejado el centro el agresor, su hermano y otra alumna que vejó a Arancha.

La Unesco recomendaría cinco orientadores

El martes Educación se defendía de las acusaciones de hacinamiento en el centro. “El Ciudad de Jaén tiene menos alumnos por profesor (12,1) que la media de institutos de Madrid (13,49), señalaban en nota de prensa. Y enumeraban que su departamento de Orientación cuenta con 19 personas, entre ellas una orientadora, tres profesores de apoyo al programa de educación compensatoria o dos enfermeras. La Unesco recomendaría cinco orientadores para un instituto de su tamaño y dificultades. Según la Consejería, tienen 11 profesores más que el curso anterior.

Comisiones Obreras recuerda que de los 90 profesores “14 son a tiempo parcial, algunos con un tercio de jornada, lo que supone una merma en las condiciones laborales y la atención a las necesidades educativas”. Entre esos 1.200 alumnos, 44 presentan necesidades de compensación educativa —como Arancha y el menor—, 55 con necesidades educativas especiales y 10 discapacidad motórica.

Más información