Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez reclama a Mas que abandone su posición “frentista”

El líder del PSOE reivindica "la reforma constitucional" ante el "bloqueo" de Rajoy

Sánchez saluda al presidente del Círculo de Economía este viernes. Ampliar foto
Sánchez saluda al presidente del Círculo de Economía este viernes. EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha reivindicado este viernes el “reformismo constitucional” para hacer frente al “bloqueo” del Gobierno de Mariano Rajoy y al "rupturismo" que proponen partidos emergentes y el independentismo. En una intervención en la XXXI Reunión del Círculo de Economía que se celebra en Sitges, Sánchez ha considerado que la ciudadanía abogó el 24-M por un “cambio presidido por la estabilidad y el diálogo”. Para afrontar esa renovación, el líder del PSOE ha propuesto un paquete de medidas que giran en torno a la reforma de la Constitución, que van desde la modificación de la ley electoral hasta “hacer evolucionar” el Estado de las autonomías hacia “fórmulas federales exitosas en otros países de Europa”. Sánchez ha pedido, además, al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que abandone su "posición frentista" tras las elecciones del domingo.

En un foro repleto de empresarios, Sánchez ha sostenido que quiere liderar la regeneración democrática que demandan los ciudadanos, aunque ha insistido en varias ocasiones en que esa renovación debe llevarse a cabo de forma “estable y coherente”. “Hay que renovar, que no romper ni dejar como está la política, nuestro sistema democrático e institucional, que solo se puede afrontar con una reforma constitucional”.

En su intervención, Sánchez se ha situado entre dos extremos. Por una parte, ha acusado a Rajoy de “no hacer nada” y liderar un partido “dividido, asediado por la corrupción y con un proyecto agotado”. “El factor de inestabilidad en nuestro país está en la Moncloa y se llama Mariano Rajoy”, ha agregado. En el otro extremo, ha situado a partidos “rupturistas”, refiriéndose sin citarlo a Podemos, pero también al presidente de la Generalitat, Artur Mas, quien en su opinión “inexplicablemente ha abrazado” el independentismo. “Le pido que reconsidere su posición frentista, los ciudadanos el pasado domingo dijeron que no quieren que siga agrandando esas brechas”, ha reclamado.

Ante esas dos posiciones, Sánchez ha propuesto un “amplio paquete de reformas” en las “reglas democráticas” para adaptarlas a “la sociedad española del siglo XXI”. Un primer paquete pasaría por reformar el sistema parlamentario, convirtiendo el Senado en una cámara territorial, favoreciendo la participación de la sociedad civil en los debates, regulando los lobbies y reformando el sistema electoral. “Proponemos que los candidatos a la presidencia del Gobierno sean elegidos por primarias, la apertura de las listas, la representación paritaria y la regulación del voto de los españoles en el extranjero”, ha dicho.

Proponemos que los candidatos a la presidencia del Gobierno sean elegidos por primarias

Pedro Sánchez

El segundo ámbito es la lucha contra la corrupción. Sánchez ha abogado por que sea la Audiencia Nacional quien se encargue de la “investigación y el enjuiciamiento” y ha propuesto que se “para hacer frente a las multas y cantidades ilegalmente obtenidas se examine el patrimonio” del condenado, así como de sus allegados. “Que lo pague con la cárcel y con su patrimonio”, ha resumido. Para prevenir los casos de corrupción, el secretario general del PSOE cree que la Agencia Tributaria debería certificar el patrimonio de los políticos en el momento de “su elección, nombramiento y cese”, así como poner límites a “las puertas giratorias”, elevando de dos a cinco años las incompatibilidades para ejercer cargos en el ámbito en el que han gobernado.

Sobre el modelo territorial, Sánchez ha respaldado la tercera vía que propone el Círculo de Economía. El líder del PSOE ha compartido que los “pueblos singulares” cuenten con competencias blindadas en lengua y cultura, se reforme la financiación autonómica y se haga una doble votación en Cataluña: la de la reforma constitucional y la del Estatuto. Sánchez también se ha mostrado dispuesto a “racionalizar” competencias “sin recentralizar”, y ha puesto el ejemplo de eliminar la competencia fiscal, por ejemplo, en el impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Sánchez también ha dicho proponerse en dos legislaturas convertir el sistema educativo español en "el mejor de Europa", con una inversión equivalente al 7% del Producto Interior Bruto (PIB). Al respecto, ha señalado que "la cultura y la educación, no solo las catalanas, hay que blindarlas de [José Ignacio] Wert". Sobre la posibilidad de que María Dolores de Cospedal pueda relevar a Wert al frente de esa cartera, el líder del PSOE ha afirmado: "¿Qué culpa tienen la educación y la cultura españolas para sufrir no solo a Wert, sino también, en una misma legislatura, a la señora Cospedal?".

Los empresarios, inquietos por la estabilidad, han trasladado a Sánchez su preocupación por si el partido que dirige está suficientemente cohesionado."Hay unidad", ha dicho con rotundidad. Sánchez ha aprovechado la pregunta para lanzar un dardo a las formaciones políticas que ascendieron en los últimos comicios, Podemos y Ciudadanos. El líder socialista afirmó que los partidos necesitan "debate democrático" y criticó el "surgimiento de fuerzas muy vinculadas a una persona, personalistas", que le restan fuerza. "El ordeno y mando a una política del siglo XX ya no vale", ha remachado.