Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Por qué hace tanto calor?

El estío se anticipa con máximas que podrían llegar a los 42 grados el miércoles

Los termómetros marcan entre 30 y 36 grados en numerosos puntos de España

El verano se instala en España. FOTO: AEMET | VÍDEO: ATLAS

No es solo que lo parezca, es que hace "un calor de julio en mayo", según confirma la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ana Casals, que explica que va a ir a más y va a durar "por lo menos una semana". El culpable de estas temperaturas "excepcionalmente altas" para la primavera es "una masa de aire cálido y seco de origen africano" que va a generar valores "entre siete y 15 grados más altos de lo habitual en prácticamente toda la península Ibérica". Así, los termómetros marcan este lunes entre 30 y 36 grados en numerosos puntos de España.

Con todo, y a pesar de lo que nos gusta la expresión, Casals advierte de que no se puede hablar de ola de calor meteorológicamente hablando, ya que harían falta tres días de calor sostenido por encima de la media, que varía según la zona del país. Solo se dan estas condiciones en las Islas Canarias, donde "habrá ola de calor entre el 11 y el 16 de mayo". Eso sí, en todo el país "hace muchísimo calor para esta época del año" y "se van a batir récords de temperatura porque hoy suben más, mañana un poquito más y el miércoles, todavía más".

En Sevilla, por ejemplo, "se van a achicharrar, ya que es muy posible que superen los 40 grados". La cota más alta en la capital andaluza del periodo de referencia actual (que es de 30 años y va de 1981 a 2010) se alcanzó el 12 de mayo de 1999 con 39,1, con lo que el miércoles, si se cumplen los pronósticos, será el día más caluroso de mayo en 30 años. Y no solo ocurrirá en Sevilla, sino en muchas otras capitales como Madrid.

La llegada de este verano adelantado se inició el sábado, con temperaturas que escalaron a los 30/32 grados en el sur peninsular, en la zona centro y en el valle del Ebro, mientras que el domingo estos valores se incrementaron en el valle del Guadalquivir y en el sur de Extremadura con máximas cercanas a los 35 grados.

Este lunes continúa el ascenso con más de 30 grados en 30 capitales de provincia, al que se suman el norte y las Islas Baleares, donde es probable que las temperaturas máximas alcancen los 30 grados. El día de más calor en la mayor parte del país será el miércoles —salvo en la Comunidad Valenciana, que será el jueves—, en el que "se pueden alcanzar los 42 grados en Sevilla y en los valles del Ebro, el Guadiana, el Guadalquivir y el Tajo". "Durante algunos días en puntos del norte peninsular hará mas calor que en la estación estival", avanza Casals.

A partir del miércoles, "el anticiclón dejará entrar una borrasca" por el noroeste, que traerá una bajada generalizada de temperaturas y precipitaciones. En Galicia se notará la caída a última hora del miércoles, mientras que el jueves "bajarán bastante" los termómetros en la mitad noroccidental y prácticamente en toda España salvo en el litoral mediterráneo y Baleares.

"El viernes será el día más fresco, pero aún así habrán subido tanto las temperaturas que, aunque bajen, seguirán siendo altas", alerta Casals, que precisa que, por ejemplo, se esperan 34 grados en Sevilla y Madrid el viernes. Donde más lo van a notar es en el norte, donde las temperaturas pueden bajar entre 10 y 12 grados, con lo que van a vivir un auténtico carrusel meteorológico con una variación de hasta 20 grados, desde picos de más de 30 grados a apenas 18. Pero se tratará de un breve oasis de frescor, ya que el sábado "vuelven a subir las temperaturas y se van a mantener en valores por encima de los habituales toda la semana".

En cuanto a los avisos, este lunes solo hay una alerta amarilla (o riesgo, la más baja de las tres existentes) por calor en Gran Canaria, a los que se suman mañana martes el resto de las Canarias. Ya el miércoles, habrá 22 provincias en alerta, que Casals prevé que en algunas zonas se subirá a naranja. Con el ascenso de las temperaturas aumenta el índice de radiación ultravioleta y con ello el riesgo de quemaduras. Casals afirma que en Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén y Málaga el índice llegara a 10, lo que indica que existe un riesgo muy alto de que la exposición al sol, sin protección, resulte perjudicial para la salud.

Más información