Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP gana en Madrid pero tendrá que pactar con Ciudadanos

Aguirre sube seis puntos en dos meses y Gabilondo, cuatro

Carmona deja al PSOE como tercera fuerza municipal

UPyD desaparece del Parlamento madrileño

pulsa en la foto

El PP volvería, de haberse celebrado unas elecciones el pasado 28 de abril, a ganar los comicios en la Comunidad y en el Ayuntamiento de Madrid, dos de sus dos grandes feudos electorales desde hace más de 20 años. Eso sí, desangrándose y estando obligado a pactar para conseguir una mayoría estable tanto en la Asamblea regional como en el Consistorio. Los votos obtenidos por Ciudadanos, el partido de Albert Rivera, le serían suficientes en ambas instituciones.

Así lo pone de manifiesto un sondeo realizado por Metroscopia para EL PAÍS entre 1.200 entrevistados telefónicamente en la región, de los que 600 residen en la capital. La abstención sería del 28% en la Comunidad y del 31% en el Ayuntamiento. Seis puntos menos que en los comicios de 2011 para la Comunidad y dos menos para el Consistorio.

En el caso del Parlamento autónomo, la diferencia aritmética de una posible coalición o respaldo de Ciudadanos al PP y la suma de los diputados obtenidos por PSOE, Podemos e IU es mínima, un único parlamentario: 65 escaños (36 para el PP y 29 para Ciudadanos), frente a 64 (PSOE, 29; Podemos, 28; y 7 de IU).

En cambio, en el Ayuntamiento, la designación de Esperanza Aguirre como candidata del PP supone un auténtico revulsivo para sus votantes (principalmente entre los mayores de 65 años) y las diferencias numéricas con la oposición son mayores. Desde que fue nombrada aspirante por Mariano Rajoy a principios de marzo, Aguirre ha hecho subir los apoyos a su partido en la capital seis puntos y se aleja siete de su compañera de formación Cristina Cifuentes, que opta al Gobierno regional (34,6% de votos para Aguirre, frente al 27,2% de Cifuentes).

Manuela Carmena eleva a Ahora Madrid del 18,6% de votos al 24,3% en 4 meses

Según los resultados de este sondeo, titulado Situación social y política en la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, el PSOE, encabezado en las listas autonómicas por el exministro Ángel Gabilondo, lograría peor resultado que el que obtuvo en 2011 el defenestrado Tomás Gómez. No obstante, Gabilondo, desde que el secretario regional fue destituido el pasado febrero por Pedro Sánchez, ha remontado 4,6 puntos con respecto a las expectativas que le dejó su antecesor. En concreto, lograría el 21,6% de las papeletas y sumaría 29 escaños, a solo siete del PP. Ahora se distancian 36.

IU logra siete parlamentarios, pero se queda fuera del Ayuntamiento

Ciudadanos, liderado por el abogado y experto en el sector energético Ignacio Aguado, sería la tercera fuerza en la Comunidad con el 21,4% de los votos y 29 parlamentarios, los mismos que el PSOE y uno más que Podemos, con el ingeniero agrónomo José Manuel López al frente. El partido de Albert Rivera ha experimentado en los últimos meses un incremento espectacular: del 10,5% de intención de voto en el sondeo de enero al 21,4%.

Podemos, por el contrario, cae en intención de voto cinco puntos con respecto a las encuestas de principios de año: pasa del 25,2% al 20,7%, lo que los expertos de Metroscopia califican de “una clara tendencia descendente”. Aun así, dispondría de un amplio grupo parlamentario: 28 diputados.

IU, liderada por el poeta Luis García Montero, también ha reducido en dos puntos sus apoyos desde enero, y se queda en el 5,5% de papeletas: siete actas (ahora tiene 13). UPyD, en cambio, desaparece literalmente del Parlamento y de las encuestas (0,5% de votos, frente al 6,9% logrado en 2011). El grupo que encabeza Ramón Marcos tiene actualmente ocho sillones en la Asamblea.

Estos resultados abren una etapa inédita en la vida política madrileña, con tres partidos prácticamente empatados (PSOE, Ciudadanos y Podemos). Una situación muy diferente de la de 2011. En las últimas elecciones, PP y UPyD sumaban el 58% de los votos, frente al 35,8% que lograron PSOE e IU. Ahora, en cambio, la suma de PP y Ciudadanos supondría el 49,1% de las papeletas y la de PSOE, Podemos e IU, el 47,8%. Es decir, entre ambos bloques hay una diferencia de dos puntos, frente a los casi 20 de anteriores comicios.

En la capital, el PP quedaría como primera fuerza política con el 34,6% de los votos y 22 concejales (actualmente tiene 31 y en enero pasado solo lograba 18).

Algo parecido ocurre con la agrupación Ahora Madrid (la marca de Podemos, Ganemos, Equo y otras formaciones). La elección en primarias de la exjuez Manuela Carmena como aspirante ha hecho subir a esta formación en solo cuatro meses del 18,6% de votos al 24,3%, lo que le daría 15 concejales en el palacio de Cibeles. Ciudadanos, encabezado por la abogada Begoña Villacís, especializada en Derecho Tributario, Laboral y Mercantil, está en la misma línea. Ha subido del 8,4% de respaldos a principios de año al 16,9% y 10 ediles. Por el contrario, el PSOE de Antonio Miguel Carmona cae cinco puntos en cuatro meses y se queda en el 17,2%, lo que da el mismo número de concejales (10) que a Ciudadanos. En enero, el PSOE hubiera sacado 14. Sería la primera vez que los socialistas no conformaran la segunda fuerza en el Ayuntamiento.

La candidatura que encabeza Raquel López (IU) sufre el desgarro que la coalición de izquierdas ha soportado en los últimos meses y la falta de apoyo de su candidato al Gobierno nacional, Alberto Garzón, que sí respalda en cambio al aspirante autonómico, García Montero. La experta en medioambiente se queda a ocho décimas de entrar en el Ayuntamiento (4,2% de los votos), ya que es necesario un mínimo del 5% para tener representación municipal. Por su parte, UPyD simplemente se evapora con un 0,6% de los votos. Tenía cinco ediles.

El 74% quiere pactos puntuales

¿Y después de las elecciones qué? Los encuestados lo tienen claro: el 74% quiere que gobierne en solitario el vencedor, pero con acuerdos puntuales. El 41% se decanta porque esta coalición o apoyo sea entre Ciudadanos y el PP, mientras que el 40% prefiere que el partido de Albert Rivera pacte con el PSOE. Y un 21% se inclina por un acuerdo PP y PSOE.

¿Y qué percepción tienen de los candidatos? De Aguirre ha oído hablar o la conoce el 100%, seguida del socialista Carmona (80%) y de Manuela Carmena, de Ahora Madrid (53%). En cuanto a su evaluación (diferencia entre los que los aprueban y desaprueban), todos obtienen más respaldos que rechazos, excepto Aguirre, con 27 puntos negativos. La más querida</CF> en la capital es Carmena, con 32 puntos. Eso sí, entre sus posibles votantes Aguirre arrasa: 84 puntos positivos, aunque superada por Carmena con 86. Pero el salto más espectacular en evaluación lo logra Carmona que, de menos 21 puntos entre los votantes socialistas en marzo, pasa a un respaldo de 60 puntos: 81 más.

En la Comunidad, la más conocida es Cifuentes (90%), seguida de Gabilondo (82%), el candidato más valorado (36 puntos). Al resto, no los conoce ni un tercio de los llamados a las urnas.

Más información