Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco autonomías plantan a Wert por los exámenes de reválida de la Lomce

Piden que se negocie el decreto de las nuevas evaluaciones y un cambio en las becas

Ampliar foto
Wert y otras autoridades educativas, este martes.

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha sufrido este martes un nuevo plante de los responsables autonómicos de educación en las que no gobierna el PP para reclamar una negociación del decreto de las nuevas evaluaciones y un cambio en el sistema de becas. Andalucía (PSOE), Asturias (PSOE), Canarias (CC- PSOE), Cataluña (CiU) y País Vasco (PNV) han solicitado al Ministerio de Educación que retire el decreto que regula las futuras evaluaciones de alumnos. Juntas suman más de la mitad del alumnado de España.

"Nos negamos a asistir como meros espectadores al continuo desprecio al profesorado y a la devaluación constante de las competencias de la autonomía que persigue la Lomce", han leído en un comunicado al ministro al inicio de la que es previsiblemente la última conferencia sectorial de la legislatura antes de las próximas elecciones regionales y locales de mayo. Le han pedido que "paralice el calendario de implantación" de las evaluaciones y revisar "conjuntamente, con datos objetivos, el impacto que está teniendo el modelo de asignación de becas y ayudas al estudio".

Wert se había reunido con las comunidades autónomas para mostrar el borrador del real decreto de evaluaciones y el que regula las becas. La reforma educativa del PP prevé exámenes al acabar las etapas educativas de Primaria, Secundaria y Bachillerato. Para los estudiantes de 4º de ESO y de 2º de Bachillerato, además, serán reválidas. Es decir, si no aprueban esos exámenes, no consiguen el título y no pueden seguir estudiando. El examen de final de Bachillerato, que sustituye la Selectividad a partir de 2017, es un test con 350 preguntas de respuestas múltiples.

Wert ha considerado después que es "imposible" atender la "exigencia" de retirar esos dos proyectos por razones del calendario de implantación de la Lomce en el caso de las evaluaciones y para poder publicar a tiempo la convocatoria de becas. En nombre los consejeros del PP, ha hablado Marcial Marín, representante de Castilla- La Mancha, ha considerado que los representantes de las autonomías que han abandonado la reunión pretendían "hacer batallas ideológicas a 32 días de las elecciones".

Las cinco comunidades opuestas a las reválidas, que han comparecido antes de la reunión con el ministro, denuncian que estas evaluaciones invaden sus competencias y que servirán para expulsar alumnos del sistema educativo. Luciano Alonso, consejero de Andalucía, ha pedido que se retiren para que los estudiantes de ESO y Bachillerato no se jueguen su futuro “a una sola carta”. La consejera de Educación de Asturias, Ana González, considera que evaluar los contenidos en un test es “antipedagógico por memorístico”. El Ministerio de Educación hará públicas las notas de los centros, lo que permitirá comparaciones y rankings entre ellos y por comunidades. Para Ana González, esto servirá “para la expulsión del alumnado y del profesorado de centros con dificultades” que obtengan peores resultados.

El consejero canario, José Miguel Pérez García, añade que el nuevo modelo “nos está retrotrayendo para ponernos mucho más atrás de 1970”. Destaca que incluye “contenidos a los que el ministerio obliga” y con “sistemas pedagógicos que han quedado en la noche de los tiempos”. “Vamos hacia el modelo del sudeste asiático, en la que los alumnos pasan la mayor parte del tiempo en academias para entrenarse en este tipo de test”.

Joan Mateo, secretario de Políticas Educativas en Cataluña, ha señalado que las pruebas exigen “consenso con cada una de las comunidades autónomas” . Comparte que no servirán para medir la calidad de las enseñanzas. “Toda la estrategia está básicamente orientada a la comprobación de la implementación del currículo en el conjunto de todo el Estado”. La viceconsejera de Educación del País Vasco, Arantza Aurrekoetxea, ha denunciado que “desde el principio de esta ley [la Lomce] no ha habido forma de participar”. Critica también la “invasión” de las competencias autonómicas. “El objetivo es uniformizar, centralizar para en último término controlar”, ha añadido.

Las becas se quedan como están

El Ministerio de Educación ha presentado también a las comunidades el real decreto de becas, que mantiene el sistema actual de umbrales de renta y continúa con unas notas de corte que, en el caso de la Universidad, exige una calificación superarlo al aprobado para obtener ayudas (5,5 en el primer curso y 6,5 para mantenerla) y que divide la cuantía en una parte fija y otra variable. El modelo ha supuesto una media de casi 500 euros menos por alumno y ayuda, según datos del propio ministerio. Wert ha anunciado que para este curso se espera que la cuantía suba una media de 100 euros por alumno. 

Más información