Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Mueren 150 personas al estrellarse un avión alemán en Los Alpes

Entre los 150 ocupantes del avión de Germanwings siniestrado, 45 tienen apellido español

Los equipos de rescate recuperan la caja negra del avión siniestrado

Un helicóptero sobrevuela la zona donde se ha estrellado el Airbus Claude París / Vídeo: atlas

Un avión de la compañía alemana Germanwings que realizaba el trayecto entre Barcelona y Düsseldorf con 150 personas a bordo se ha estrellado este martes en los Alpes franceses, en un lugar de imposible acceso por carretera. "Aquí no hay nadie, solo la nieve", explica un habitante de Méolans-Revel, zona en la que se ha producido el siniestro que pide no ser citado por su nombre. Los servicios de rescate han encontrado una de las dos cajas negras poco después de las cinco de la tarde.

El aparato había partido a las 10.01 del aeropuerto de El Prat, con un retraso de 26 minutos respecto a la hora de salida inicialmente prevista, según ha confirmado Aena. Aunque las primeras informaciones apuntaban a 148 víctimas, según ha indicado la compañía en su cuenta de Twitter, el avión viajaba con 144 pasajeros a bordo y seis tripulantes (dos pilotos y cuatro ayudantes de cabina). Entre las personas a bordo del avión se encontraban dos bebés. Según la lista de pasajeros, 45 de las personas que viajaban en el aparato siniestrado tienen apellido español.

Un portavoz de la compañía ha cifrado en 67 los pasajeros alemanes, entre ellos 16 estudiantes que habían estado en un viaje de intercambio con familias del Instituto Giola, en Llinars del Vallés (Barcelona). Con ellos volaban, además, dos profesoras.

"Va a llevar días recuperar los restos", ha explicado un alto oficial de la Gendarmería a Reuters tras haber visto una decena de partes del avión al sobrevolar la zona en helicóptero. El resto del aparato está pulverizado. "Un helicóptero ha podido aterrizar (en la zona) para constatar desgraciadamente el hecho de que solo hay víctimas", informó el primer ministro francés, Manuel Valls. El primer ministro ha asegurado que "no se puede descartar ninguna hipótesis" sobre lo que le ha sucedido al avión siniestrado y ha descartado que haya supervivientes.

Personal de rescate en Seyne-les Alps (Francia) Reuters

El diputado socialista de la región, Christophe Castaner, ha afirmado que los restos están esparcidos en un área de dos kilómetros. Castaner ha descrito en su cuenta de Twitter las primeras escenas con las que se han encontrado los servicios de socorro: "Imágenes espantosas en este paisaje de montaña. No queda nada, más que restos del aparato y cuerpos".

Un portavoz de Germanwings ha explicado que a las 10.47 el Airbus —pilotado por un comandante con 10 años de experiencia y 6.000 horas de vuelo—, comenzó a perder altura. A los pocos minutos se situó a 1.800 metros y a las 10.53 se tuvo el último contacto. En la zona, los picos más altos alcanzan los 3.000 metros.

El avión pasó de 30.000 (9.000 metros) a 6.900 pies (1.800 metros) en apenas nueve minutos. Se desplazaba a una velocidad de al menos, 650 kilómetros por hora. Según el Ministerio de Exteriores francés, el accidentado es uno de los aviones más viejos de la compañía. Winkelmann ha negado que la edad del avión pueda ser una causa, aunque no ha querido "especular" sobre los motivos del accidente y ha apostado por ser "prudente". La aeronave no emitió ninguna llamada de emergencia: fue el controlador del aeropuerto más cercano el que dio la voz de alarma cuando detectó la pérdida continua de altura.

El aparato —con matrícula D-AIPX y que hizo el mismo trayecto, en sentido contrario, esta mañana— fue construido en 1990 y entró en servicio un año después. Antes de pasar a formar parte de la flota de Germanwings, en enero del año pasado, había volado con los colores de Lufthansa. La última revisión técnica en profundidad fue en verano de 2013, según ha informado Winkelmann, pero el lunes pasó una comprobación de carácter rutinario. Tenía 58.313 horas de vuelo.

En una comparecencia ante los medios, la vicepresidenta de Lufthansa para Europa, Heike Birlenbach, ha confirmado que el aparato fue revisado horas antes del accidente. "Si no se da el visto bueno al 100%, no despega", ha remarcado. El grupo alemán propietario de Germanwings aún valora trasladar a los familiares de las víctimas hasta el lugar del accidente. De momento, los más cercanos a los pasajeros españoles que viajaban en el avión han sido trasladados a hoteles cercanos al aeropuerto de El Prat (Barcelona). "Es un día negro para la historia de nuestra compañía", ha dicho Birlenbach. La responsable del grupo aéreo ha rehusado "especular" sobre los motivos del accidente.

El teniente de alcalde de Prads-Haute-Bléone, la comuna (conjunto de aldeas) donde se ha producido el accidente, Alain Ciardet, ha relatado a este diario cómo el avión se ha estrellado contra un macizo del Estrop, situado a 2.981 metros. "El problema está en que no hay carreteras y los servicios de socorro solo pueden llegar en helicóptero", ha explicado. La Gendarmería ha informado de que ya hay movilizados nueve helicópteros y 210 gendarmes que se dirigen a la zona del accidente. En las próximas horas se incrementará hasta casi 600 el número de efectivos destinados al rescate. El accidente se ha producido exactamente en Val d´Allos, una zona de pistas de esquí en la que únicamente hay senderos, por lo que solo se puede acceder en helicóptero.

El siniestro coincide con la programada visita de Estado de los Reyes a Francia, que ha sido suspendida. Antes de abandonar París, los monarcas han acudido al centro de coordinación de la crisis habilitado en la capital francesa. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha confirmado que la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha viajado hasta el lugar del siniestro en compañía de sus homólogos alemán y francesa. Y ha anunciado que el presidente español, Mariano Rajoy, va a desplazarse el miércoles a la zona del accidente. Sáenz de Santamaría también ha decretado un luto oficial de tres días y ha convocado un minuto de silencio para mañana a mediodía. El Gobierno confía en que Germanwings confime "lo más pronto posible" la lista definitiva de pasajeros de la aeronave.

Llegada de familiares al aeropuerto de Barcelona. afp

Rajoy ha recibido las condolencias de varios primeros ministros europeos, entre ellos el griego Alexis Tsipras, y del presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker. El presidente del Gobierno ha informado, por su parte, al líder del PSOE, Pedro Sánchez, y ha mantenido una conversación con el Rey –de visita oficial en París— y con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas. Rajoy y Mas viajarán juntos al lugar del siniestro.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores asegura que se ha activado la Unidad de Emergencia Consular, que está coordinando la actuación de los consulados de Marsella y Düsseldorf, los más próximos al lugar del siniestro, para atender a las víctimas y sus familias.

El aparato es un Airbus A320, con capacidad máxima para 150 pasajeros. Varios helicópteros de la Gendarmería han confirmado a la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC) que han localizado el aparato cerca de Prads-Haute-Bléone, entre Digne-les-Bains y Barcelonnette.

Las acciones de Lufthansa y de Airbus han cerrado la jornada bursátil sin grandes caídas. El grupo alemán de líneas aéreas ha retrocedido un 1,56% tras haber llegado a caer un 3% a lo largo del día. Los títulos del fabricante aeronáutico europeo se han dejado, por su parte, un 0,83% en el parqué madrileño.

Más información