Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crecen los muertos en accidente en el trimestre por primera vez desde 2002

Los fallecidos desde enero ascienden a 222, frente a los 220 del primer trimestre de 2014

Accidente en Ávila Ampliar foto
Imagen de la colisión de dos coches que se produjo en febrero en Ávila, que le costó la vida a cinco personas.

El primer trimestre de 2015 cerrará, por primera vez desde 2002, con un aumento de fallecidos en accidentes de tráfico en las carreteras españolas. Según los datos provisionales de la DGT, a falta todavía de nueve días para concluir el actual mes, el número de personas que han perdido la vida asciende ya a 222; superando las 220 de todo enero, febrero y marzo del pasado año. Esta subida implica, para las asociaciones de víctimas y de conductores, la confirmación de un cambio de tendencia que viene gestándose desde 2014, cuando se frenó el descenso anual de los muertos en vías interurbanas.

De hecho, enero de 2015 avaló los malos augurios del sector y cerró con un incremento de los fallecidos del 44%: 87 personas se dejaron la vida en las carreteras, frente a las 61 del mismo periodo del año anterior. Febrero, después, continuaría por la misma senda: se registraron 78 muertos, en comparación con los 69 de 2014; según los datos actuales y revisados que maneja la DGT. Marzo, por su parte, ha suavizado esos ascensos y presenta actualmente mejores números que el pasado ejercicio: 57 víctimas contabilizadas hasta el día 22, frente a las 67 del mismo periodo del año precedente.

El frenazo de 2014 y el mal inicio de 2015 provocó que PSOE, IU y UPyD exigieran entonces la comparecencia urgente de María Seguí, directora general de la DGT, en el Congreso de los Diputados. En esa cita, a mediados de febrero, la máxima responsable de Tráfico acusó a la oposición de “descontextualizar las cifras” y aseguró que aún no podían extraerse conclusiones de los datos de enero —“Cuando uno valora un espacio de tiempo cada vez más pequeño, la fluctuación se hace más notable”—. Aunque, eso sí, habló de un aumento de la movilidad y del envejecimiento del parque de vehículos.

“Las cifras de 2014 suponen una señal de alerta y recuerdan que el reto de la siniestralidad no admite distracciones. Desgraciadamente, el estancamiento de los datos del año pasado, junto con el fuerte aumento en los primeros días de 2015, nos hacen temer un cambio de tendencia”, le respondió Juan Carlos Corcuera, portavoz del PSOE en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso.

Toni Cantó (UPyD), a su vez, acusó a la DGT de “irresponsable” por “jugar” con la influencia que tiene la velocidad en los accidentes. Es ese punto, precisamente, al que se refieren los colectivos de víctimas, que achacan a Tráfico una banalización de dicho factor. “Como con la propuesta de elevar la velocidad en algunos tramos a 130 kilómetros por hora. El mensaje que cala es el de la permisibilidad, el de que no importa correr. Y eso es muy peligroso”, insiste Stop Accidentes. Los colectivos de conductores y el Defensor del Pueblo, a su vez, han reprochado al Ministerio de Fomento la caída de las inversiones destinadas al mantenimiento de las vías.

Pese al incremento del primer trimestre, la cifra de fallecidos se sitúa muy lejos de las registradas hace una década. Por ejemplo, entre enero y marzo de 2005, hubo 754 muertes en vías interurbanas; y, en 2002, 938. Eso sí, el sector observa con preocupación el ascenso de este 2015 y coincide en un agotamiento de las principales medidas impulsadas por Tráfico en los últimos años: como el carnet por puntos. En este contexto, la DGT anunció a mediados de febrero un radical cambio de su estrategia sobre el control de la velocidad en las carreteras del país: revelará a los conductores la ubicación de los radares y, además, trasladará todos los móviles a las vías secundarias —allí se contabilizaron el 88% de las víctimas mortales durante los dos primeros meses del presente año—.

Diez muertos en un fin de semana

V. L.

La siniestralidad vial sigue sumando malos resultados en 2015 tras casi una década de caídas. Este fin de semana se han registrado 10 víctimas mortales en las carreteras españolas en nueve accidentes de tráfico. Una cifra que eleva a 222 el número de muertos en lo que va de año, según informa la Dirección General de Tráfico (DGT). Entre los fallecidos se encuentran dos ciclistas y tres motoristas y se han contabilizado un total de 10 heridos.

El primer siniestro se produjo la tarde del viernes en Sorvilán (Granada) cuando volcó un turismo que circulaba a una velocidad excesiva y se llevó por delante a un ciclista. Sin embargo, la jornada más negra del fin de semana fue el sábado, día que cerró con siete fallecidos y en el que se produjo el único accidente con dos víctimas mortales, en Pontevedra. Además, en uno de los siniestros, que tuvo lugar en el Puerto de Santa María (Cádiz), estuvo implicada una bicicleta y tuvo como resultado la muerte del ciclista. Por último, el domingo se registraron otros dos accidentes con dos fallecidos.

De los nueve accidentes, ocho se han producido en carreteras convencionales y uno en una autovía. En cuanto a las causas, seis de los siniestros se debieron a colisiones, uno tuvo lugar cuando un turismo se salió de la vía, otro por alcance y un tercero al volcar uno de los vehículos. Además, los automóviles implicados en los accidentes mortales tenían entre 11 y 19 años de antigüedad.

Estos 10 fallecidos engrosan la lista de muertos por accidentes de tráfico que, en los primeros meses de 2015, camina hacia un punto de inflexión en la tendencia a la baja de la siniestralidad vial tras casi 10 años en los que se ha registrado una progresiva caída de las víctimas mortales en las carreteras españolas.

Más información