Pablo Iglesias condena “sin matices” la detención del alcalde de Caracas

El líder de Podemos rechaza la prisión preventiva: "No me gusta que se detenga a un alcalde"

Pablo Iglesias, durante su entrevista en Telecinco.

Pablo Iglesias ha condenado este lunes, abiertamente y "sin matices", la detención del alcalde metropolitano de Caracas, el opositor Antonio Ledezma, acusado de conspiración por el Gobierno de Nicolás Maduro. El secretario general de Podemos, que lleva meses evitando pronunciamientos sobre Venezuela, rechazó el encarcelamiento en una entrevista en Tele 5. “No hay ningún matiz. A mí no me gusta que se detenga a un alcalde. Otra cosa es que después se pruebe que este señor ha cometido un delito, pero ni la prisión preventiva ni la detención de cargos públicos son algo que a priori a mí me guste. No me gusta”, enfatizó Iglesias al ser preguntado al respecto.

El líder de la formación morada ha llamado, en cualquier caso, a mejorar el diálogo y las relaciones entre los Ejecutivos de España y Venezuela. En su opinión, “hay que rebajar la tensión entre dos socios históricos como España y Venezuela. Es el momento de que tanto el Gobierno venezolano como el Gobierno español rebajen el tono”, ha manifestado en referencia a la actividad de las empresas españolas en ese país. “Cuando gobernemos le aseguro que mantendremos las mejores relaciones con todos nuestros socios comerciales”, aseguró además antes apelar una vez más, como desde hace unos meses, al modelo económico de los países nórdicos.

Iglesias ha rechazado también las sospechas de financiación ilegal que rodean el pago de 425.000 al cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero por parte de los Gobiernos de Venezuela, Ecuador, Nicaragua y Bolivia por trabajos de asesoría. El profesor de Políticas de la Universidad Complutense de Madrid compareció el viernes para dar explicaciones en una larga rueda de prensa, pero no enseñó los contratos ni los trabajos realizados debido a las cláusulas de confidencialidad suscritas.

La víspera del Debate del Estado de la Nación, Iglesias ha aprovechado también para proclamarse con nitidez como líder del principal partido de la oposición. "Nosotros somos el principal partido de la oposición", ha afirmado. La estrategia de Podemos pasa precisamente por desplazar al PSOE del espacio político que ha ocupado en los últimos treinta años. Pero el secretario general de Podemos ha ido más allá al afirmar que aprendió "muchísimo" del encuentro que mantuvo con el expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero y con el exministro de Defensa José Bono. No informó, ha señalado, de esa reunión, en la que también participó Íñigo Errejón, para evitar hacer daño al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. En cualquier caso, Iglesias ha asegurado que trata de mantener una relación cordial con todo el mundo y por eso ha mantenido algunas conversaciones públicas con dirigentes como el popular Esteban González Pons, el socialista Ramón Jáuregui o Javier Nart, eurodiputado de Ciudadanos.

Iglesias ha afirmado, también con nitidez, que el objetivo de Podemos consiste en ganar también en Andalucía, donde la candidata del partido, Teresa Rodríguez, se enfrenta principalmente a la presidenta de la Junta, Susana Díaz.  "Podemos sale a ganar en Andalucía. Habrá que preguntarle a Susana Díaz si nos apoyará, porque Teresa Rodríguez será la ganadora", ha destacado al ser preguntado por un hipotético pacto entre Podemos y PSOE.

Más información