Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU ratifica la candidatura de Alberto Garzón con el 75% de los apoyos

Cayo Lara asegura: "La convergencia en ningún modo nos va a diluir"

IU ha ratificado este sábado la candidatura de Alberto Garzón a la Presidencia del Gobierno con el respaldo del 75% del Consejo Político Federal, máximo órgano del partido entre asambleas. El diputado malagueño ha recibido el apoyo de 129 miembros de la dirección, mientras que 26 han votado en contra y 15 se han abstenido. En total, han participado en la votación 170 de los 225 cargos de los que se compone el Consejo Político.

En su discurso, Garzón ha considerado que "no se puede decir que la izquierda no esté a la altura hoy del momento histórico". "Hace poco más de seis meses este Consejo Político Federal determinó, tras un ejercicio notable de autocrítica, la necesidad de adoptar cambios suficientes en Izquierda Unida para adaptarla al tiempo histórico", ha señalado en referencia al proceso de convergencia Garzón, quien ha mencionado como referentes a Lara, Anguita y Alcaraz.

El diputado malagueño, que defiende un modelo de convergencia que no coincide plenamente con el de Cayo Lara, ha reivindicado en cualquier caso una hoja de ruta de izquierdas que trate de aprovechar la profunda crisis que atraviesa el bipartidismo. "Nuestro motor son esos principios y valores de izquierdas", ha mantenido. No obstante, ha recalcado que su organización se encuentra hoy "ante una oportunidad histórica para transformar" la sociedad y "para construir un nuevo país". "Nunca el bipartidismo ha estado tan débil".

Antes de la votación, el coordinador federal ha reivindicado el proyecto de la organización frente a otras formaciones que, como Podemos, ocupan ya según todas las encuestas su espacio político. "^Para IU no hay un problema de siglas", ha enfatizado en su discurso ante el Consejo Político Federal que ratifica hoy la candidatura del diputado Alberto Garzón a la Presidencia del Gobierno. "Pero IU está ahí, con otros sí, pero ahí. Ni disolución, ni dilución, ni absorción, ni nada parecido. IU es un movimiento político-social autónomo que tiene su espacio, su programa, sus militantes, sus cuadros, sus asambleas y sus votantes", ha afirmado.

"IU tiene también su trayectoria, su historia, sus defectos y sus virtudes, pero nadie puede dudar de lo que es, de dónde está, de lo que apoya y cómo lo apoya. La convergencia en ningún modo nos va a diluir", ha proseguido. "Vamos a ella con compromiso y responsabilidad, vamos a defender un programa común de izquierdas, vamos a construir la alternativa de la mayoría social junto a los demás y no disueltos en los demás". Frente a planteamientos como los líderes de Podemos o la propia Tania Sánchez, que hace dos semanas abandonó IU para poner en marcha su proyecto político, que rechazan las "sopas de siglas", Lara ha destacado que "no es un problema de siglas, sino un problema de respeto democrático y de garantizar la máxima eficacia en cualquier coalición". Este, el modelo de coalición en lugar de las candidaturas unitarias, es el que defiende un sector de IU frente y que ha sido uno de los motivos de conflicto de la federación madrileña.