La venta ‘online’ es la forma más habitual de fraude por Internet

El comercio electrónico desbanca al timo en páginas de loterías y casinos

Teclado de ordenador con el simbolo en uno de ellos del carro de la compra.

El comercio electrónico sube un escalón y se convierte en la forma más habitual de fraude online en España, según el Estudio sobre la ciberseguridad y confianza de los hogares españoles que se ha publicado este lunes y que han elaborado el Observatorio Nacional de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (Ontsi) y el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe). La estafa en páginas de venta online desbanca al timo en webs de loterías y casinos, que baja un 5% con respecto al último estudio, del año pasado.

El 48% de los usuarios ha sufrido alguna vez un intento de estafa

El 48% de los usuarios ha sufrido alguna vez un intento de fraude en la Red, según los nuevos datos. El 26,9% de las estafas se perpetró a través de plataformas de venta online. En segundo puesto se sitúan ahora las webs de juego en Internet, cuya caída tiene que ver con que son páginas demasiado llamativas que hacen sospechar al internauta, según explica Héctor Suárez, técnico de ciberseguridad del Incibe. “En general, han bajado los porcentajes de todas las modalidades de fraude en Internet”, matiza Suárez, que lo atribuye a que el internauta es ahora un poco más consciente del peligro que puede acechar en la Red.

“Si algo es demasiado bueno, hay que desconfiar”, aconseja el técnico, que explica que el principal atractivo de estas páginas fraudulentas de venta es que ofrecen productos de calidad (desde aparatos electrónicos a coches y viajes) a un precio muy atractivo. Pero moverse en cifras monetarias bajas tiene también otra ventaja para el estafador ya que la sustracción no violenta de bienes por un valor inferior a 400 euros no se considera delito, sino una falta. Por eso en el 65,5% de los fraudes online se estafaron menos de 100 euros.

Consejos para evitarlo

  • Desconfiar de las ofertas demasiado buenas.
  • Evitar las operaciones de pago que no dejen rastro y que soliciten el dinero por adelantado.
  • No dar datos personales.
  • Buscar información y valoraciones de otros usuarios.
  • Revisar los datos legales de la empresa en la que se quiere realizar la compra.

Es muy habitual, sobre todo en las webs de venta online, que los defraudadores hagan uso de una figura que recibe el nombre de mulero. Son unos intermediarios que sin ser conscientes hacen desaparecer el rastro del estafador. “Suele ser un usuario al que le llega una oferta de empleo con muy buenas condiciones: un buen sueldo y horarios reducidos. El empleador les paga por transferir dinero de unas cuentas a otras y así, sin saberlo, está eliminando el rastro de la compra fraudulenta”, explica el técnico de ciberseguridad.

Los consejos para evitar ser estafado son muchos, pero Suárez enumera las precauciones que más se deben tener en cuenta. “Hay que desconfiar de las ofertas demasiado buenas, evitar las operaciones por transferencia que no dejen rastro y que soliciten el dinero por adelantado. Nunca se deben dar datos personales y es muy útil revisar los datos legales de la empresa en la que queremos realizar la compra”, aconseja el técnico. Pero, a pesar de que ahora el usuario es más consciente del riesgo de usar estas plataformas de venta, la mayoría de los usuarios siguen dando más confianza al trato personal para realizar estas operaciones.

El televisor que no llega

No todos los regalos llegaron a su destino estas navidades, algunos dejaron con su ausencia un hueco debajo del árbol. Más de un centenar de usuarios que compraron objetos electrónicos en la plataforma online España PC entre el 29 de diciembre de 2014 y el 19 de enero de 2015 invirtieron sus ahorros en una cámara de fotos o un televisor que nunca llegó a manos del obsequiado. Ahora los afectados investigan si se trata de una estafa e intentan, al menos, recuperar su dinero.

Entre el 29 de diciembre y el 19 de enero esta web de venta registró cerca de 300 pedidos, una tienda de electrónica, informática y pequeños electrodomésticos de la que encontraron buenas referencias en Internet. Jaime Carrión, que ahora está al frente de la plataforma de afectados, realizó una búsqueda para comprobar la fiabilidad de la página y vio incluso que España PC había colaborado con otras webs de confianza en el sector durante varios años.

Todo parecía estar en orden y, además, el precio de los productos que ofertaba la plataforma era muy atractivo. Con todas las precauciones que pudo adoptar, Carrión compró un televisor que le costó poco más de 300 euros con gastos de envío incluidos. La primera sospecha se produjo justo en el momento de efectuar la compra. "Me pareció un poco raro que el pago se efectuara en mi cuenta en el momento en el que acepté, eso no suele pasar", recuerda Carrión.

Puesto ya sobre aviso vigiló el estado del pedido día a día, pero el televisor no llegaba. Como otros usuarios, trató de ponerse en contacto con la empresa y al principio esta respondía. "Nos decían que estuviéramos tranquilos, que había un retraso en los pedidos pero que los recibiríamos en un plazo de tres días", cuenta el afectado. Pero el 23 de enero cayó la web, en la que actualmente sólo se puede leer que está cerrada temporalmente por mantenimiento, y el teléfono de contacto de la empresa dejó de atender llamadas. 

Ahora, centenares de personas esperan aún recibir el televisor o la cámara de fotos que adquirieron. El caso está siendo investigado por la Guardia Civil y el valor total de los productos que compraron los usuarios asciende a 100.000 euros, según cálculos de los afectados. “Todo apunta a que hubo intención de engañar a los consumidores. Nos queda por saber si fue alguien que hackeó la página o si es la propia empresa la que está detrás de esto”, afirma Diego Sarabia, abogado que lleva el caso.