Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El 30% de jóvenes cree que “cuando la mujer es agredida, algo habrá hecho”

Uno de cada tres hombres cree que aquellos que parecen agresivos son más atractivos

Los estereotipos sexistas se mantienen, según un informe del Centro Reina Sofía

Ampliar foto
Una concentración contra la violencia de género en Madrid, en 2014.

"Cuando la mujer es agredida por su marido, algo habrá hecho ella para provocarlo". La frase intenta justificar la violencia de género y, sin embargo, casi el 30% de los jóvenes está de acuerdo con ella. Concretamente, los hombres que tienen entre 12 y 24 años de edad. El mismo porcentaje cree, además, que la violencia dentro de casa es un "asunto de la familia" y que "no debe salir de ahí". Son datos del informe Jóvenes y género. El estado de la cuestión, que el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud ha presentado este jueves.

Las dos respuestas tienen matices —se mueven entre tres opciones: algo, bastante y muy de acuerdo—, pero ponen de relieve que los estereotipos sexistas aún son retos pendientes. Uno de cada tres hombres opina que "está bien que los chicos salgan con muchas chicas, pero no al revés", que los varones no deben llorar, que aquellos que parecen agresivos son más atractivos y que a veces es correcto amenazar a los demás "para que sepan quién manda".

Son cifras preocupantes, dice el Centro Reina Sofía, más si se toma en cuenta que las víctimas de violencia doméstica en España encuentran su pico entre los 25 y los 34 años. A pesar de los "avances notables", el estudio también pone de manifiesto los "elementos de inequidad y de desequilibrios en las relaciones intergéneros", en ámbitos como el empleo, el reparto de las tareas domésticas y las relaciones.

Por ejemplo, el 42% de los hombres y el 47% de las mujeres consideran que tener hijos puede ser un freno para la vida laboral de las mujeres. Sin embargo, las cifras bajan considerablemente cuando se les pregunta si los niños pueden ser un obstáculo para la vida laboral del hombre: el 23% de los varones y el 11% de las mujeres creen que sí.

Para casi el 60% de los hombres está justificado agredir a alguien que le ha quitado algo, una cifra que baja a la mitad cuando se le plantea el mismo asunto a las mujeres. Asimismo, casi el 50% de los varones cree que es correcto pegarle a alguien que le ha ofendido. El centro ha elaborado este informe con datos y estudios del INE, la EPA, el Instituto de la Juventud y la Delegación de Violencia de Género.

Más información