Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pequeños superhéroes que luchan contra el cáncer

La detección temprana de la enfermedad en menores es "la mejor medicina"

Alejandro y su madre durante la rueda de prensa este jueves. Ampliar foto
Alejandro y su madre durante la rueda de prensa este jueves. FEPNC

Cuando era apenas un bebé de ocho meses Alejando enfermó. Por los síntomas que presentaba todo apuntaba a que podía tratarse de una gripe. Pero pasaba el tiempo, el niño no mejoraba y a Cristina García, su madre, no le convencían las explicaciones médicas. "Yo sabía que no era normal en mi hijo", explica la mujer. Finalmente a Alejandro le diagnosticaron leucemia, el tipo de tumor más frecuente en niños. Ahora tiene 11 años y tras toda una vida de lucha ha conseguido vencer la enfermedad. 

"Si nuestros médicos de cabecera conocen mejor los signos de alerta del cáncer infantil podrán detectar más rápidamente los casos de riesgo", alerta el joven con una entereza que sorprende y unas palabras no muy propias de alguien de su edad. "Así, gracias a una cosa que llaman protocolo, nuestro pediatra sabrá si un niño necesita ir al hospital a hacerse pruebas especiales", concluye Alejandro.

La detección temprana del cáncer en niños y adolescentes es vital para superar la enfermedad y mejorar la calidad de vida de los pacientes, alertan los expertos. Las principales entidades sociales y pediátricas del cáncer infantil han presentado este jueves, la semana en la que se celebra el día internacional de esta patología en menores, una guía de atención temprana que ya está en manos de más de 800 pediatras de atención primaria. "La detección temprana es la mejor medicina", ha asegurado la presidenta de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Aepap), Begoña Domínguez.

El cáncer infantil es una enfermedad muy rara, en España hay cerca de 1.500 casos, y el porcentaje de supervivencia es mayor que en los adultos. El 78% de los menores afectados consiguen sobrevivir, frente al poco más del 50% en los adultos, según los datos aportados por el presidente de la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátrica (Sehop), Tomás Acha.

Sin embargo, los tratamientos no avanzan mucho en este ámbito ya que al ser una enfermedad rara hay menos interés para la investigación y los ensayos clínicos son más complicados por las características biológicas de los niños, explican los expertos. 

En muchos casos el cáncer infantil se puede manifestar con los mismos síntomas que otras patologías menos graves (fiebre, dolor de cabeza...), lo que puede retrasar la aplicación del tratamiento adecuado. Por eso es importante, han señalado los representantes, referir rápidamente a los menores con sospecha de cáncer a unidades especializadas de oncología pediátrica. En algunos casos esta enfermedad es más agresiva en los niños que en los adultos, pero también el porcentaje de éxito es mayor. "Son pocos los afectados pero les podemos ayudar mucho", asegura Acha.

Video de la FEPNC para conmemorar el día internacional del niño con cáncer.

Alejandro es un ejemplo de lucha para ganar la batalla al cáncer y ahora, desde su corta experiencia, manda un mensaje para concienciar a los "mayores" sobre la importancia de la detección precoz de los síntomas del cáncer. "Es una gran medicina, una medicina que tiene de ingredientes los poderes de los médicos, de las enfermeras y de los papás. Y también los nuestros", ha asegurado el niño, que de mayor quiere ser futbolista. "Con nuestros superpoderes queremos llamaros a todos a actuar contra el cáncer infantil y adolescente", ha concluido su discurso el pequeño luchador.