Selecciona Edición
Iniciar sesión

La mayoría de los españoles avala la cadena perpetua revisable

Los votantes del PSOE se dividen y los de Podemos la apoyan por mayoría absoluta

Ampliar foto

La aceptación de la prisión permanente revisable, o cadena perpetua reversible, es mayoritaria en la sociedad española. La controversia, sin embargo, sigue latente en los partidos políticos y previsiblemente se reavivará este martes con la votación en el Congreso de la proposición de ley por la que se aprueba para los delitos de terrorismo la pena máxima que figura en el Código Penal.

La encuesta de Metroscopia sobre esta medida concreta, realizada los pasados 3 y 4 de febrero, indica que, en conjunto, son casi cuatro veces más numerosos los españoles que se muestran partidarios de la cadena perpetua, revisable o no, que los opuestos a ella: un 67% frente al 18%. No obstante, este apoyo es 15 puntos inferior al arrojado en la encuesta de 2010. Entonces, ante la misma pregunta, un 82% era favorable a la cadena perpetua.

El estudio sobre la Opinión pública en España y la reforma penal especifica la opción de los votantes por partidos políticos y el resultado marca un apoyo mayoritario, salvo en Izquierda Unida, a la existencia de la condena perpetua. Los simpatizantes del PSOE quedan divididos en dos mitades exactas entre los que expresan su apoyo y quienes muestran rechazo. Un 50% dice que sí, siempre que sea revisable, y otro tanto responde no, en ningún caso. Entre los que se manifiestan votantes del resto de los partidos, la situación es más homogénea cuando se les pregunta por esta medida legislativa.

Los votantes del PP respaldan en un 89% esa pena de prisión permanente. Este porcentaje tan alto de apoyo a la cadena perpetua revisable procede también de los posibles votantes de UPyD (en un 90%) y en un 88% los de Ciudadanos. Por mayoría absoluta, con un 52%, los eventuales votantes de Podemos se declaran a favor de esta figura penal. Solo quienes se declaran electores de Izquierda Unida se oponen a la instauración de la cadena perpetua (el 53% de sus votantes).

El debate estará mañana en el Parlamento, donde los firmantes de la proposición de ley —PP, PSOE y Foro Asturias— defenderán esta reforma del Código Penal en materia de delitos de terrorismo. En la tribuna de oradores los socialistas volverán a poner de manifiesto, de la forma más enfática que puedan, su oposición a la prisión permanente revisable y su decisión firme de recurrir la norma ante el Tribunal Constitucional. De nuevo, tendrán que hacer un ejercicio de equilibrio dialéctico para defender el refuerzo de las medidas para luchar contra el terrorismo yihadista, y de ahí la firma de un pacto antiterrorista, auspiciada por su secretario general, Pedro Sánchez, pero su rechazo total a la cadena perpetua.

El debate parlamentario arrancará el martes en el pleno pero continuará en la Comisión de Justicia, con vuelta al plenario, y posterior paso por el Senado. En todas las paradas que conlleva la tramitación legislativa puede haber alguna modificación.

A la luz de los resultados que arroja el estudio de Metroscopia se entiende la existencia del debate interno que hay en el seno del PSOE, al estar divididas las opiniones por la mitad.

En el campo de los partidos de izquierda resalta el empate del PSOE entre los del no y el sí, y a la cabeza de los contrarios se sitúa Izquierda Unida, cuyos votantes contrarios a la cadena perpetua superan en 11 puntos a los favorables.

El respaldo de los simpatizantes de PP, UPyD y Ciudadanos se acerca al 90%

Los votantes de Podemos apoyan por mayoría absoluta la prisión permanente revisable. Un 52% la respalda al sumar al 15% que responde sí sin que sea revisable, el 37% que la acepta siempre que se reconsidere pasados años de reclusión. Los del no en el campo de Podemos alcanzan el 47%, frente al 53% de IU y al 50% del PSOE.

Por género y por edad, las mujeres son tres puntos por encima más favorables que los hombres y se da una ligera mayor predisposición a aceptar la existencia de la prisión permanente entre los más jóvenes: un 71%, frente a un 60% entre los mayores de 55 años.

En un mayor desglose destaca el 71% de los ciudadanos favorables entre 18 y 34 años; un 69% en la franja de 35 a 54 años, y desciende al 60% entre los mayores de 55 años.

No ha habido dudas entre los encuestados sobre la materia de la que debían responder, ya que se les preguntaba por la “cadena perpetua”, y no por la prisión permanente revisable, aunque en el desglose sí se les requería que opinaran sobre la cadena perpetua pura o reversible.

En las respuestas de votantes de todos los partidos políticos, el porcentaje de quienes apoyan la reclusión revisable es superior al de quienes la aceptan sin ningún perdón. Los más inflexibles son los votantes potenciales del Partido Popular, UPyD y Ciudadanos, por este orden.

La votación en el Congreso

Si los partidos se ajustaran al sentir de los ciudadanos consultados por Metroscopia, solo Izquierda Unida votaría mañana en contra de la proposición de ley que incluye la prisión permanente revisable. Exactamente eso es lo que hará el grupo que lidera Alberto Garzón, así como otros diputados de la izquierda integrados en el Grupo Mixto, como los del BNG, Amaiur, Geroa Bai y ERC. En el PSOE el dilema sería grande, según el sondeo, dado que sus votantes están divididos en dos mitades iguales; a favor y en contra. Pero esa fractura no se reproducirá en el Grupo Parlamentario Socialista, en el que su dirección espera que impere la disciplina de voto a pesar de la incomodidad y el rechazo no de la mitad sino de la inmensa mayoría a esa pena. Sí están de acuerdo con el pacto antiterrorista, pero no con la cadena perpetua. Solo un ligero alivio les han producido los muchos gestos en contra de la misma.

En el PP la coherencia con sus electores será máxima, ya que el 89% apoya la prisión permanente. Nada reprocharán a UPyD sus electores si votan a favor dado que el 90% —están a la cabeza— de sus simpatizantes la avalan. El enojo del partido de Rosa Díez viene por tratarse de un trabajo en solitario de PP y PSOE, además de por la existencia de “lagunas jurídicas”, según su portavoz adjunto, Carlos Martínez Gorriarán.

CiU sí la avalará y el PNV no está tan convencido. Las posibles abstenciones de este martes podrían evolucionar en síes en las siguientes fases de tramitación parlamentaria.

Fe de errores

UPyD no firmó la proposición de ley por la que se aprueba la pena máxima que figura en el Cógido Penal para los delitos de terrorismo, como se indicaba por error en una edición anterior.

Más información