Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Monedero paga 200.000 euros para evitar una sanción fiscal

El dirigente de Podemos tributa 425.000 euros que había declarado a través de una empresa

Juan Carlos Monedero, en una charla en la Escuela universitaria de estudios empresariales el pasado enero.

El cofundador y responsable del programa electoral de Podemos, Juan Carlos Monedero, abonó a la Agencia Tributaria el jueves 29 de enero 200.000 euros correspondientes al IRPF de 2013 por los ingresos de 425.150 euros que a finales de ese año facturó a través de su productora a los Gobiernos de Bolivia, Nicaragua, Venezuela y Ecuador. Fuentes del partido de Pablo Iglesias aseguraron que Monedero regulariza así su deuda con Hacienda “con arreglo a la interpretación más onerosa para él, para que no quede duda de su voluntad” de pagar. El dirigente de Podemos solicita, además, la devolución de los 70.000 euros que pagó su productora en 2013, en concepto de impuesto de sociedades, por ese ingreso.

Los 200.000 euros pagados ahora incluirían el recargo del 15% por el retraso, aunque el ingreso de la sanción se realiza con posterioridad y con una reducción del 25% por conformidad. “La existencia de una declaración complementaria voluntaria implica por ley que no existe fraude fiscal”, asegura la formación, que también cree que esa declaración exonera a Monedero de sanción fiscal. Justo el pasado jueves, el dirigente de Podemos se dirigió en un acto público al ministro de Hacienda. “Montoro, no te tengo miedo, tengo mis cuentas en regla”, enfatizó.

El partido de Iglesias mantuvo en un comunicado que “previamente a ese pago ningún organismo jurídico o tributario ha afirmado que existiera fraude, falta legal o sanción administrativa para Juan Carlos Monedero”. Podemos insiste en que el político “ha cumplido sobradamente con todas sus obligaciones”. Informaciones publicadas por El Mundo y La Vanguardia aseguraban que Hacienda había abierto inspección, pero que se notificó después de que Monedero presentara la declaración complementaria.

Monedero constituyó a finales de 2013 la sociedad Caja de Resistencia Motiva 2 para facturar los servicios de asesoría a varios Gobiernos latinoamericanos, que en realidad se realizaron en 2010, cuando la empresa no existía. En declaraciones a la Cadena SER, Ignacio Ruiz Jarabo, que fue director de la Agencia Tributaria con el Gobierno de Jose María Aznar, sostuvo que si se demuestra que el trabajo fue “realizado y cobrado” en 2010 pero facturado tres años después, Monedero puede tener “un problema serio” con la Agencia Tributaria.

El presidente de la asociación Inspectores de Hacienda del Estado, Ransés Pérez Boga, añadió que si se demuestra que la sociedad no fue la autora de los servicios, sería un “caso claro de fraude tributario” que “no se ha podido sancionar”. Ruiz Jarabo matizó que la ventaja fiscal derivada de tributar por el impuesto de sociedades (en pymes, un 20% de los beneficios, con amplias posibilidades de desgravar gastos) en vez de por IRPF (entre el 24,75% y el 52% según tramo de renta, y con desgravaciones más limitadas) es menos decisiva de lo que aparenta. “Es la empresa la que ha tributado por el impuesto de sociedades, no el señor Monedero. Y si este quiere recuperar el dinero puesto ahí, hay dos vías, que se le repartan dividendos o que la empresa le pague por nuevos trabajos facturados a la sociedad. En ambos casos, tendría que tributar por esos ingresos”, añadió Ruiz Jarabo, que consideró “atípica” la inspección de la Agencia Tributaria.

El presidente del sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), Carlos Cruzado, mantuvo que al haberse presentado la declaración complementaria de forma voluntaria y antes de conocerse que había una inspección, el proceso abierto a Monedero debería cerrarse sin más sanciones y que tampoco cabe investigar un posible delito fiscal, extremo en el que coincide con Pérez Boga.

La declaración complementaria congela el proceso de inspección, pero el pago de la deuda no implica de forma automática que se cierre, decisión de la Agencia Tributaria, que pedirá a Monedero que justifique los ingresos.

La actuación del dirigente de Podemos fue muy contestada por PP y PSOE. “Si todos los españoles hicieran lo que hace Monedero a ver cómo íbamos a pagar los servicios públicos, la sanidad o la educación”, inquirió la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría. “Monedero podría ser el Bárcenas de Podemos”, afirmó el portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando.

11 días de negativas

V. G. C.

  • El pasado 18 de enero, el diario digital El Plural publicó que Juan Carlos Monedero ingresó 425.150 euros en el año 2013 a través de una empresa, llamada Caja de Resistencia Motiva 2 Producciones SL, que había creado en octubre de ese mismo año. Monedero confirma la noticia y asegura que cobró ese dinero de cuatro Gobiernos latinoamericanos por trabajos de asesoría que realizó para ellos. Esa tarea la hizo en 2010, tres años antes de crear la empresa. No aporta el contrato ni las facturas, porque afirma que son confidenciales.
  • Monedero declaró en España ese dinero en 2013, pero, al tributar como empresa, pagó impuesto de sociedades (unos 70.000 euros), en lugar del IRPF (unos 176.000 euros) que habría tenido que abonar como persona física si no hubiera creado una empresa. Se ahorró, de esa manera, algo más de 100.000 euros.
  • El 23 de enero, Pablo Iglesias sale en defensa de su número tres: “Ha facturado legalmente y tiene todas sus obligaciones legales y con Hacienda perfectamente cumplidas”, afirma Iglesias.
  • El 29 de enero, en un mitin en Leganés (Madrid), Monedero se dirige al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro: “No te tengo miedo. Tengo mis cuentas muy en regla y pagados todos mis impuestos”, proclama.
  • Este viernes, Podemos confirma (tras publicarlo dos periódicos) que Monedero había presentado ese mismo 29 de enero una declaración complementaria de IRPF ante Hacienda. Pagó ese día unos 176.000 euros, más un 15% de recargo. En total, 204.000 euros (según un portavoz del partido). Ahora reclamará la devolución de los 70.000 que ya pagó en impuestos en 2013.

Más información