Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos ve irreversible el cambio: “Somos la única alternativa al PP”

Carolina Bescansa: "Si seguimos esta progresión en otoño ganaremos las elecciones"

Ampliar foto
La secretaria de Análisis Político y Social de Podemos, Carolina Bescansa.

La dirección de Podemos cree que el barómetro del CIS que sitúa a la formación de Pablo Iglesias como segunda fuerza por delante del PSOE con un 23,9% en estimación de voto refleja un escenario de cambio político "irreversible" en el que este partido se consolida como única alternativa al Partido Popular. "La alternativa al PP es Podemos", señala en conversación telefónica Carolina Bescansa, secretaria de Análisis Político y Social, en una primera valoración de los datos.

Como ha ocurrido hasta ahora, los líderes de la formación valoran todos los sondeos con prudencia: "Creemos que hay motivos para tomar la encuesta con cautela porque aún queda mucho tiempo para las elecciones y estamos en un momento de aceleración del tiempo histórico". No obstante, Bescansa cree también que si sigue esta tendencia, Podemos saldrá a ganar en las próximas elecciones generales. "Si seguimos esta progresión, en otoño ganaremos al PP", destaca.

En cualquier caso, para esta dirigente, profesora de Metodología en la Universidad Complutense de Madrid, los indicadores reflejan que "el cambio político es irreversible y que el sistema de partidos nunca volverá a ser como ha sido desde 1978". Es decir, las tendencias electorales confirman según Podemos la crisis del llamado "régimen del 78".

Las preocupaciones de los ciudadanos demuestran, según Bescansa, que las soluciones ofrecidas por los principales partidos no son suficientes. El hecho de que la inquietud por la corrupción siga creciendo demuestra, por ejemplo, "que no estamos en la agenda correcta".  

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, afirmó en una reciente entrevista con EL PAÍS que "se está configurando un escenario en las elecciones generales en el que básicamente va a haber dos opciones: o continuar con el PP o el cambio político que va a ser Podemos". Según el análisis de la dirección del partido, el barómetro del CIS confirma esta tendencia.

Al PP, mientras, no le "asusta" Podemos, sino lo que intenta hacer en España, según ha afirmado el portavoz de los populares en el Congreso, Rafael Hernando, tras conocerse los datos del último CIS. Para el PP, los "adversarios" de cara a unas elecciones son la abstención y el voto en blanco, informa Efe.

Hernando ha señalado que hay cierta preocupación en su partido ante la fragmentación de la izquierda y la situación del PSOE. "Eso nos preocupa", ha señalado el portavoz del PP, quien ha argumentado que su partido siempre ha creído en la centralidad del PSOE y en su papel en la democracia, mientras que Podemos es un partido al que, en su opinión, deberían temer los españoles.

"Somos el corredor que va primero en la carrera, no podemos estar mirando hacia detrás a ver cómo vienen, sino seguir mirando hacia delante para llegar los primeros, ese es nuestro objetivo", ha declarado en una rueda de prensa en el Congreso. Según Hernando, que "después de años de enorme desgaste" el PP siga siendo la primera fuerza en estimación de votos "es positivo".

Podemos gana casi nueve puntos en el barómetro del CIS en solo seis meses

Alejandra Torres

Casi nueve puntos en solo seis meses. Podemos ha necesitado tres barómetros del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) para pasar del 15,3% al 23,9% en estimación de voto. El sondeo trimestral de julio pasado ya reflejaba la irrupción y el crecimiento de una formación que entonces apenas tenía medio año de vida. La siguiente encuesta, de octubre, ya amenazaba con poner fin al bipartidismo. La última, publicada este miércoles, ha confirmado esa premisa al desbancar al PSOE y colocarse en segundo lugar, por detrás del PP.

Cuando Podemos irrumpió en el barómetro del CIS lo hizo como tercera fuerza política. Un resultado que tiraba hacia abajo a formaciones como Izquierda Unida (8,2%) y UPyD (5,9%). El estudio se había realizado a principios de julio, en medio de la renuncia de Alfredo Pérez Rubalcaba y antes de la elección de Pedro Sánchez como líder del PSOE. Los principales partidos explicaban la irrupción de Podemos al hablar del efecto de los resultados obtenidos en las elecciones europeas del 25 de mayo. La formación de Iglesias sorprendía como cuarta fuerza al lograr cinco escaños.

La segunda encuesta, efectuada en octubre, coincidía con casos de corrupción como las tarjetas opacas de Caja Madrid y la Operación Púnica. Un mes cargado de imputaciones y detenciones. El sondeo confirmó el ascenso de Podemos y, en la práctica, abría por primera vez tres opciones de gobierno. Una vez más, Podemos se ubicaba en el tercer lugar en estimación de voto con el 22,5%, pero casi pisándole los pasos al PSOE (23,9%) y a cinco puntos del PP (27,5%).

El tercer barómetro marca la ruptura al relegar al PSOE al tercer lugar. El sondeo, efectuado a principios de enero, coincidía con una serie de movimientos en Podemos: el sector de Iglesias se hacía con el control de la formación en las plazas clave (como Madrid y Barcelona). El discurso del eurodiputado ya empezaba a reflejar su intención de superar el eje izquierda-derecha para presentar a Podemos como un partido transversal de cara a las elecciones.

El CIS ya había incluido a Podemos en una encuesta realizada en abril por las elecciones europeas. El partido se ubicaba entonces como la séptima fuerza, con el 1,8%. Le otorgaba apenas un escaño.

Más información