Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Las becas registran su mayor caída desde 1996

Las ayudas más bajas se dan en La Rioja, Madrid y Baleares

Un alumno en un pasillo de la Universidad Complutense. EL PAÍS

Los últimos datos del Congreso de los Diputados avalan lo que se han convertido en un secreto a voces: los becarios universitarios españoles han perdido mucho poder adquisitivo. La cuantía de las ayudas ha caído más del 21% en los dos últimos cursos. Los estudiantes cobraron en 2011/12 una media de 3.170 euros frente a los 2.496 del curso pasado. Las regiones con las cuantías más bajas son La Rioja (1.637,6); Baleares y Madrid, con 2.030,72 euros en ambos casos. Las medias más altas se registraron en Extremadura (3.149); Castilla-La Mancha (2.835,4) y Andalucía (2794,9). Estas tres últimas están entre las regiones con menos renta per cápita.

La respuesta a una pregunta parlamentaria del PSOE evidencia que se trata de la mayor caída porcentual en las becas generales y de movilidad desde 1996. Las cuantías han subido progresivamente curso a curso —solo hubo una rebaja de 13 euros entre 1996/97 y 1997/98— hasta alcanzar un tope de 3.170 euros en la convocatoria de 2011/12. El Gobierno de Mariano Rajoy cambió en 2012 el sistema de reparto, añadió criterios académicos e introdujo un baremo que incluye una parte de ayuda fija y otra variable, en función del número de demandantes y del presupuesto.

El Ministerio de Educación defiende que el número de becarios ha aumentado exponencialmente —un 20% en cuatro cursos hasta 317.000 personas— pero no suele hacer referencia a la rebaja de las cantidades. El diputado Miguel Ángel Heredia (PSOE) consideró ayer que estos últimos datos evidencian que “el PP ha hecho un destrozo en el principio de igualdad de oportunidades” y que se ha pasado “de la beca como derecho a la beca como premio”.

 

Protestas en los rectorados por la reforma universitaria

Cuatro sindicatos de enseñanza (CC OO, UGT, CSIF y Confederación Intersindical Gallega) han convocado para mañana a las 12.00 protestas en los rectorados contra el decreto que flexibiliza la duración de los grados universitarios, que previsiblemente aprobará ese día el Consejo de Ministros.

El decreto del Ministerio de Educación permitirá que las universidades, de forma voluntaria, implanten carreras de tres años y dos de másteres frente a los actuales grados de cuatro más uno. Los sindicatos se suman a la crítica de la conferencia de rectores y del Consejo de Estado, y piden que no se apruebe “sin debate con la comunidad universitaria”. El Consejo alertó en su informe preceptivo de que la reforma tiene “un plazo muy breve” —el borrador prevé su implantación desde septiembre de 2015— y pide que se amplíe para “una adaptación más coordinadas por las universidades”.