Un juez canario cree que Repsol oculta una “colosal” reserva de crudo

“Resulta curioso que diga que solo hay pequeños depósitos”, escribe en un voto particular

Trabajos de perforación del buque "Rowan Renaissance", contratado por Repsol para las tareas de prospección EL PAÍS

Uno de los seis magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que han evaluado los recursos del Gobierno de las islas contra las prospecciones de Repsol cree que la compañía puede haber ocultado el hallazgo de gran cantidad de hidrocarburos y que ha “huido” por una decisión táctica. En un voto particular a un auto del viernes pasado, el magistrado Helmut Moya asegura que Repsol podría ocultar “una colosal reserva de crudo”. El auto ratifica la decisión del TSJC de diciembre pasado en la que rechazó paralizar cautelarmente las prospecciones tal y como le pedía el Gobierno canario.

Moya es el mismo magistrado que en diciembre, en otro voto particular, afirmó que “los valores medioambientales serán seriamente puestos en peligro durante la ejecución de los sondeos de Repsol” y que no era posible garantizar que esos valores quedaran garantizados con un aval financiero de 20 millones de euros. “En el caso de un derrame de crudo el coste de la limpieza de la costa que pudiera ser afectada y el valor de los daños materiales que se causaran sería inmensamente superior”, aseguró.

Ahora Moya, que emitió su voto particular el mismo día en que Repsol anunció que se retiraba de Canarias por no haber encontrado reservas explotables, afirma que no se cree la información que ha facilitado Repsol durante los trabajos y pone en duda el motivo de su marcha: “Si se decide a hacer unas prospecciones en un punto muy concreto, arrostrando todas las consecuencias de la fuerte oposición social e institucional que el proyecto suscitaba, es porque se tienen algo más que indicios de la presencia de crudo en el subsuelo”, asegura.

“Ahora resulta curioso que se diga que solo se han detectado pequeños depósitos, de los que no se informó durante la ejecución de las catas”, añade. "La tecnología sísmica empleada durante la pasada campaña de investigación a buen seguro permite discernir entre la presencia de un gran almacén de crudo y la delgada capa que se refiere en la nota de prensa de Repsol. Por ello, no creo en la información suministrada", afirma el magistrado.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, aseguró ayer que todavía no ha recibido la comunicación oficial de Repsol de que no sigue adelante con las prospecciones. “Cuando comunique que renuncia al segundo sondeo se pondrá en marcha el mecanismo de penalización si corresponde”, señaló. El ministro subrayó que la opción de que la compañía traslade el permiso para sondear a otra zona de España no es posible, puesto que esta solo se contempla en el caso de que no se haya llevado a cabo la inversión mínima prevista en los trabajos. “En el caso de Repsol, era de 20 millones de euros, y la empresa ha comunicado que ha invertido 150 millones, así que esa parte ya la ha cumplido”, señaló.

Soria cargó contra el Ejecutivo canario, al que acusó de irresponsabilidad: “Ya he solicitado al Gobierno de Canarias que devuelvan el dinero público gastado en la campaña”, dijo. El presidente canario, Paulino Rivero, anunció que su Ejecutivo continuará las acciones judiciales contra las prospecciones. para evitar que Repsol u otra empresa puedan buscar crudo en sus aguas.

Un grupo de eurodiputados de los grupos socialista, liberal, verde y de la izquierda unitaria del Parlamento Europeo (PE) hicieron llegar este jueves al presidente de la institución, Martin Schulz, una carta en la que piden su intervención urgente para cerrar definitivamente las prospecciones en Lanzarote y Fuerteventura (Canarias).

Asimismo, una representación de instituciones canarias (Gobierno, Cabildo de Lanzarote) y ONG internacionales se han reunido con la presidencia del Parlamento Europeo para plantear varias peticiones. "Hemos solicitado que intervenga en el proceso de declaración del área protegida LIC de Canarias y que recupere el 50% de superficie que Cañete quitó durante la tramitación", explica a EL PAÍS Ezequiel Navío, portavoz de la campaña Save Canarias.

Asimismo, la delegación ha pedido que se active el proyecto europeo de vigilancia de contaminación en los mares Clean Sea Net: "Repsol no ha facilitado información fiable durante el proceso; queremos asegurarnos de que no hay ningún problema en el proceso de sellado del pozo", asegura Navío. También han aprovechado para entregar a Martin Schulz las 220.000 firmas de 197 países recogidas durante la campaña contra las prospecciones y para pedirle que inste a España a denegar definitivamente los permisos de exploración de Repsol. "Los motivos de la compañía no nos inspiran credibilidad. Puede que se retiren por las elecciones y después vuelvan a sondear", subraya Navío. 

Más información