Selecciona Edición
Iniciar sesión

Las universidades públicas españolas pierden 1.524 millones desde 2010

El presupuesto cae un 24% durante la crisis mientras los ingresos por tasas suben un 20%

El ministro Wert durante una reunión con los rectores en julio.

Los presupuestos de las universidades públicas españolas han caído más de 1.500 millones en los últimos cinco años hasta 8.595 millones de euros, casi una cuarta parte menos. Los campus tienen menos dinero mientras los alumnos pagan cada vez más. Los ingresos por las tasas que pagan los estudiantes se han disparado más del 20% entre 2010 y 2014, de 1.626 a 1.965 millones de euros. Son la única partida que crece sensiblemente durante el periodo de crisis.

El incremento de las tasas se produce fundamentalmente a partir de 2012, cuando el Gobierno aprobó un nuevo sistema de precios públicos que permitía a las comunidades autónomas aumentar lo que pagan los alumnos hasta llegar a entre el 15 y el 25% del coste total de sus carreras. El informe Evolución de los presupuestos de las universidades públicas, presentado este miércoles por CC OO, analiza cómo han evolucionado las cuentas con estadísticas oficiales del Ministerio de Educación, del INE y las propias universidades. La primera conclusión es que “el Gobierno está trasvasando a las familias los recortes en las universidades o al menos una parte significativa”, ha señalado Francisco García, responsable de Educación del sindicato.

Los estudiantes y sus familias aportan más dinero, pero la inversión por alumno cae. En cinco años es un 25% más baja, al pasar de 7.760 a 6.481 euros. Las plantillas han perdido más de 8.000 efectivos en ese periodo y proyectos de obras y remodelaciones de los campus han quedado en suspenso con un descenso que sitúan las cuentas universitarias a niveles de 2006, según estimaciones del sindicato.

El grueso de los presupuestos universitarios proviene de las comunidades autónomas. Todas han ajustado sus partidas durante la crisis (ver gráfico). Los recortes oscilan entre el 23% de Castilla-La Mancha (que transfirió 188 millones en 2014) a un descenso inferior al 10% en Baleares (86 millones).

Desde que el Gobierno anunció el principio del fin de la crisis, las universidades reclaman planes de financiación estables como los que vapuleó la recesión. Comisiones ha reclamado que se rescate el plan de mejora financiera que se acordó en 2010 en la Conferencia General de Política Universitaria —de la que forman parte todas las comunidades autónomas y el ministerio— y que no se ha cumplido.

Los rectores de las cinco universidades públicas valencianas han reiterado este miércoles su deseo de recuperar los niveles de subvención ordinaria de 2010, en torno a 800 millones entre todas.El sistema universitario valenciano fue pionero en 1995 en implantar un modelo de financiación basado en planes plurianuales para distribuir los recursos “en función de variables objetivas que miden los costes y la actividad de las universidades”, y vinculados a resultados. El tercer plan, firmado en 2010, no llegó a activarse por las dificultades financieras de la Generalitat, que incrementó la deuda con las universidades, informa Juan Manuel Játiva.

Las tres universidades que más caída han sufrido en sus presupuestos, según el informe de Comisiones, son la Politécnica de Cataluña (-37,72%); Castilla-La Mancha (23,14%) y la Internacional de Andalucía (22,28%). Una portavoz de la Politécnica explica que, además de los recortes generalizados y de que recibieron un plus para obras hace dos cursos que luego se retiró, en su campus se han resentido mucho de la caída de convenios con empresas por transferencia tecnológica y de la reducción de proyectos del plan nacional de I+D.

En Castilla- La Mancha, las inversiones han quedado reducidas “a la mínima expresión”, según Manuel Villasalero, vicerrector de Economía y Planificación. Han perdido unos 20 millones anuales para obras de los 35 previstos que debía ingresarles la Junta. La crisis dejó a medio hacer en 2011 la facultad de Farmacia de Albacete, de la que queda el esqueleto del edificio y la de Medicina de Ciudad Real, en la que solo hubo movimientos de terreno.

Más información