Cospedal oculta en su declaración de bienes 12.000 metros de terreno

El PP alega que el suelo de la presidenta de Castilla-La Mancha no tiene valor

Vivienda de Dolores de Cospedal y su marido el empresario Ignacio López del Hierro, en el cigarral de la ermita de Toledo.

La presidenta de Castilla-La Mancha, Dolores de Cospedal, tiene, según el Registro de la Propiedad una vivienda de 652 metros cuadrados sobre un terreno de 12.452. Es propietaria, del 50% de este “Cigarral de la ermita” que se encuentra en Toledo. La otra mitad pertenece a Hilo Inversiones, una empresa de su esposo, Ignacio López del Hierro, con el que tiene acordada la separación de bienes.

La declaración patrimonial que la presidenta castellanomanchega publicó en noviembre en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) refleja, sin embargo, únicamente una “casa” de 280 metros cuadrados de la que indica un porcentaje de participación del 50%. Es decir, no incluye los 12.000 metros cuadrados de terreno y no plasma los mismos datos de superficie construida que recogen tanto el Registro de la Propiedad como el Catastro.

Fuentes del PP de Castilla-La Mancha admiten la veracidad de los datos pero sostienen que el terreno no tiene valor por sí mismo y que por ello la declaración patrimonial solo incluye la edificación. “La esencia y valor del bien es la vivienda porque nadie compra una superficie de suelo de zona de cigarrales para otra cosa que no sea edificar y, por tanto, compra al menos la superficie que le habilita para ello, de otro modo, el valor de ese suelo en sí mismo considerado resultaría poco valioso”, afirman las mismas fuentes que, además, se refieren al plan especial de protección de los conocidos como Cigarrales de Toledo. Estos son fincas urbanas, ubicadas a las orillas del Tajo, en las que no se puede construir si el terreno es menor de 7.500 metros cuadrados. Su normativa dicta las estrictas condiciones de edificabilidad y de impacto para construir en estos terrenos pero no habla de que los mismos no tengan valor alguno.

Terrenos sobre los que está edificada la vivienda de Cospedal.

“Es un error”, reconocen, por otra parte, las mismas fuentes sobre los datos de la superficie de la vivienda declarada y los oficiales, que son discrepantes. La Ley del Gobierno de Castilla-La Mancha señala que la declaración patrimonial debe recoger la “relación de bienes inmuebles de naturaleza rústica y urbana, con indicación de su superficie, ubicación, título y fecha de adquisición”. En los casos de otros diputados regionales consultados, estos exponen la superficie total del inmueble y detallan el porcentaje del que son titulares. En el caso de la presidenta de Castilla-La Mancha, Cospedal reflejó la mitad de la supuesta superficie construida (280 metros cuadrados) y alegó poseer la mitad, lo que se puede interpretar como que es propietaria únicamente 140 metros cuadrados, cuando la realidad es que posee la mitad de 652.

“La declaración aporta todo lo que le es exigible”, afirman varios responsables del PP castellanomanchego. Estos sostienen que la declaración revela “lo esencialmente importante a efectos de publicidad de bienes y rentas” y que esta información “puede ser ampliada con suma facilidad partiendo de la misma y consultando registros públicos, y precisamente a partir de los datos aportados en ella”.

“Muy pocos gestores públicos en España publican declaraciones con el nivel de detalle y publicidad que aporta la declaración de la presidenta Cospedal”, añaden. “No existe omisión, ni mucho menos intención de ocultar”, insisten.

Sin embargo, la portavoz regional del PSOE de Castilla-La Mancha, Cristina Maestre, cree que hay “intención” en la ocultación de los terrenos de la vivienda y en el “error” en los datos de superficie construida. Apunta que el objetivo de Dolores de Cospedal es “ocultar sus ingresos y el ritmo de vida que lleva mientras va pidiendo austeridad”. Y señala que, en una ocasión, puede ser un error pero que ya han sido varias las ocasiones en las que Cospedal ha tenido que rectificar sus declaraciones de bienes y actividades.

Los socialistas inciden además en la procedencia de esta propiedad que la presidenta castellanomanchega recibió como donación de la empresa de su marido. “Será legítimo pero las formas no nos parecen las más transparentes”, apunta Maestre.

Tres rectificaciones

M. F.

La presidenta de Castilla-La Mancha, Dolores de Cospedal, ha tenido que hacer tres rectificaciones en sus declaraciones de bienes y patrimonio. La primera fue en 2009, por haber dejado de declarar 27.000 euros procedentes de unas indemnizaciones del Senado. Cospedal tuvo que volver a rectificar en 2010 por no incluir un local en Albacete que no figuraba en su declaración de bienes de 2009. La presidenta de Castilla-La Mancha alegó que no consideró necesario incluir la propiedad porque su uso y disfrute correspondía a sus padres. En 2013 tuvo que rectificar, por tercera vez, su declaración de bienes y rentas por no haber reflejado una indemnización como diputada regional de 7.242 euros percibidos en 2011, que se sumaron a los más de 165.000 euros netos que sí incluyó.

Más información