Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Tania Sánchez niega que conociera el papel de su hermano en la cooperativa

La empresa facturó en seis años 1,2 millones de euros al Ayuntamiento de Rivas

Tania Sánchez, antes de comparecer en el Ayuntamiento de Rivas.

Tania Sánchez, candidata de Izquierda Unida a las elecciones madrileñas, negó ayer que supiera que su hermano era el administrador de Aúpa, la cooperativa a la que siendo concejal de Cultura de Rivas-Vaciamadrid se le concedió un contrato de 137.000 euros para talleres musicales en 2008, que ella refrendó. “No lo sabía; conocía que trabajaba en Aúpa”, afirmó ante la comisión de investigación que IU-Rivas se vio obligada a abrir aunque en un principio bloqueó.

En su declaración retransmitida online, Tania Sánchez negó conocer este cargo de igual manera que el 30 de diciembre hizo su padre, el edil Raúl Sánchez. Su hermano Héctor, por su parte, también exculpó en diciembre a su familia, asegurando que como mucho comentó en alguna “sobremesa” sus quehaceres laborales. En total, Aúpa facturó en seis años 1,2 millones de euros al Ayuntamiento que rige una localidad de 81.000 habitantes.

El exalcalde asegura que a él le ocultaron los vínculos

José Masa, alcalde de Rivas-Vaciamadrid durante los años de los contratos a Aúpa —la cooperativa del hermano de Tania Sánchez—, fue tajante en su declaración. “Desconocía los vínculos familiares porque se me ocultó”, afirmó delante de una comisión en la que tuvo como enemigos a los dos concejales de su propio partido que le despojaron del poder el pasado mayo.

Masa, que fue regidor desde 2003 hasta mayo pasado, echó por tierra la teoría que mantiene el Ayuntamiento y la familia Sánchez de que Tania y su padre, Raúl Sánchez, como ediles no “votaron”, sino que “ratificaron” los contratos a su hermano e hijo, respectivamente, por un monto total de 1,2 millones de euros. Ello, a su juicio, les eximía de ausentarse a la hora de refrendar el contrato. “La fórmula de votar era una manera inexcusable en las juntas de Gobierno (…) De no haberse votado habría una irregularidad insostenible, casi un delito”, explicó.

Masa aseguró que de haber conocido el parentesco, no hubiese dejado que se adjudicasen a Aúpa los contratos, pues supone “un desgaste político” y puede llevar a una “mala interpretación mediática”. El exregidor, que siente su confianza “traicionada”, recuerda que nunca nadie de su entorno se ha beneficiado del Ayuntamiento.

Su sucesor en el cargo de alcalde, Pedro del Cura, que años atrás era el concejal de Juventud que firmaba los contratos a Aúpa, reconoció ante la comisión que conocía los lazos familiares de los Sánchez, pues pertenecían al mismo círculo del instituto de enseñanza y de movimientos sociales.

Pero Del Cura considera que, al no haber irregularidades en el procedimiento de contratación, no hacía falta notificar al Ayuntamiento de Rivas el hecho de que Héctor Sánchez, administrador único de Aúpa, fuese el hermano e hijo de dos ediles.

Héctor Sánchez pasó a ser administrador único de Aúpa a finales de 2003, un año después de su creación, y la sede social la estableció en la casa de sus padres. Ese año, la hoy diputada regional Tania Sánchez abandonó el hogar familiar.

Aunque Héctor no fuese el administrador, la Ley de Administraciones Publicas obliga a los familiares de un adjudicatario a comunicar el parentesco y ausentarse de la votación, y no lo hicieron ninguno. De hecho, hace dos meses el teniente de alcalde Curro García Corrales abandonó una junta por esta causa.

Sánchez, nerviosa en su entrada a la comisión, reconoció que no comunicó en ningún momento su vínculo con su hermano y lo comparó con el caso de su madre, empleada por entonces en un banco en el que Rivas tiene varias cuentas y de lo que no informó. La candidata se escuda en que fue concejal entre 2007 y 2011 —los contratos se concedieron entre 2002 y 2008— pero desde 2003 fue trabajadora de IU en el Ayuntamiento y asesora de Políticas de Participación Ciudadana y Cooperación al Desarrollo del Gobierno local.

Sánchez admitió conocer a las cuatro fundadoras de Aúpa, pero no el papel de nadie. “No sé quién forma parte de la cooperativa. No sé quien es trabajador, quién empleador, socio…”. Al convertirse en funcionarias, dos de ellas pasaron a gestionar los contratos de la empresa que habían creado, solapando los cargos, según la oposición.

Aunque Sánchez negó conocer la vida laboral de su hermano, el actual alcalde, Pedro del Cura, entonces concejal de Infancia y Juventud, sí que admitió en su declaración conocerla. Del Cura, del círculo más íntimo de Tania Sánchez, firmó junto a Héctor Sánchez la mayoría de los 14 contratos adjudicados a Aúpa.

De haber sabido que su hermano era el administrador, Tania Sánchez asegura que hubiese preguntado a los servicios jurídicos del Ayuntamiento su proceder. E insistió una y otra vez en que no ha habido trato de favor, pues se cumplieron en todos los casos los procedimientos que velan por un concurso justo. La oposición —formada por el PP, el PSOE y Ciudadanos de Rivas— no consiguió que tildase de inmoral la adjudicación a un familiar, ni que advirtiese ilegalidad en su actuación. Esta no fue determinante, pero según José Masa, entonces alcalde, los 14 contratos no se habrían firmado, de conocerse tales vínculos.

A la salida, ante la prensa, la diputada Tania Sánchez se contradijo: “Bastante estoy pagando por no estar más atenta”.

Cronología de la polémica Aúpa

  • 2002. Se funda Aúpa, la cooperativa sociocultural que factura hasta 2008 1,2 millones de euros al Ayuntamiento de Rivas.
  • 2003. Héctor Sánchez, hermano de Tania, se convierte en administrador único de Aúpa. La sede se instala en casa de su padre, concejal en Rivas, que refrenda la mayoría de los 14 contratos.
  • 2008. Tania Sánchez, edil entre 2007 y 20011, apoya un contrato de 137.000 euros a su hermano.
  • 2012. Ya diputada en la Asamblea, intenta sin éxito ser coordinadora regional de IU.
  • 25 de noviembre de 2014. Tania Sánchez niega haber adjudicado un contrato a su hermano.
  • 26 de noviembre. La dirección madrileña de IU, opuesta a Sánchez, la ampara ante las acusaciones.
  • 27 de noviembre. IU en Rivas bloquea una comisión de investigación.
  • 30 de noviembre. La diputada arrasa en las primarias regionales de IU.
  • 4 de diciembre. IU acepta una comisión. Su alcalde, Pedro del Cura, considera que no hay ilegalidad en los contratos porque la familia no los "votó" sino que "ratificó".
  • 22 de diciembre. Héctor Sánchez exculpa en la comisión a su familia: "No puedo asegurar que les dijese que era el administrador".
  • 30 de diciembre. Raúl Sánchez, el padre, asegura no conocer los negocios de su hijo.
  • 7 de enero de 2015. Tania Sánchez declara en la comisión.

Más información