Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy sella en Andorra un pacto que dificultará fraudes como el de Pujol

Malestar en CiU por la visita del presidente, la primera de un mandatario español

El convenio incluye un sistema automático de intercambio de información fiscal

Ampliar foto
Mariano Rajoy y el jefe del Gobierno de Andorra, Antoni Martí.

Mariano Rajoy sellará en Andorra, en una visita oficial de dos días que comienza este miércoles, un convenio que incluye un sistema automático de intercambio de información fiscal entre el Principado y España. Esto dificultará en el futuro los fraudes de los españoles que llevan allí su dinero para ocultarlo al fisco español, cuyo exponente más conocido es Jordi Pujol, que confesó haber mantenido oculta allí durante 34 años una importante fortuna.

La Moncloa insiste en desvincular el viaje de Rajoy, el primer presidente español que visita oficialmente el Principado, del caso Pujol, pero lo cierto es que los impuestos y la relación entre las Agencias Tributarias de los dos países serán el gran protagonista del viaje. Tanto es así que a Rajoy le acompañará Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, y el secretario de Estado del ramo, Miguel Ferre.

La firma del convenio de doble imposición —que facilitará a los empresarios andorranos hacer negocios en España con menos impuestos y viceversa— y la rueda de prensa conjunta entre Rajoy y el jefe del Gobierno andorrano, Antoni Martí, son los platos fuertes de una visita a la que La Moncloa quiere dar normalidad pero que tiene un trasfondo político muy evidente en pleno escándalo del caso Pujol.

Tanto es así que el partido que él fundó y dirigió durante casi 30 años, Convergència, está muy molesto por la visita de Rajoy a Andorra, porque cree que reavivará el escándalo y el de otros casos recientes, como la exdiputada de CDC Mercè Pigem, que tuvo que dimitir del Poder Judicial cuando la Guardia Civil la sorprendió cuando volvía de Andorra con 9.500 euros en metálico, en compañía de su hermana, que tenía 10.300. Montoro, que firmará el convenio con Rajoy y sus homólogos andorranos, fue especialmente duro en una comparecencia en el Congreso al hablar del caso Pujol, que en todo momento el Gobierno ha utilizado como ariete frente a la apuesta independentista de Convergència.

El Gobierno asegura que la visita de Rajoy a Andorra y la firma de este convenio se viene preparando desde el inicio de la legislatura. El Principado, afirma, un tercio de cuyos residentes son ciudadanos españoles, quiere cambiar su imagen de paraíso fiscal, “homologar su sistema tributario con los principales sistemas europeos y dotarlo de transparencia en línea con las recomendaciones de la OCDE”, según la nota oficial de La Moncloa, y negociar un acuerdo de asociación con la Unión Europea. Este año Andorra pone en marcha por primera vez un impuesto sobre la renta similar al IRPF español, aunque con un tipo de 10%.

Sin embargo, y pese a que se aumente la colaboración fiscal entre los Gobiernos con un sistema automático que ahora no existe, la colaboración judicial sigue siendo un problema, como se ha visto en el caso Pujol, en el que la juez andorrana rechaza enviar la documentación al juzgado de Barcelona si no le argumenta bien que además de delito fiscal haya corrupción, y no está previsto cambiar ese convenio judicial en esta visita.

En Convergència hay malestar. No se planteará ninguna batalla política, ni iniciativa parlamentaria, pero la formación interpreta que el insólito viaje del presidente supone desenterrar los episodios de corrupción que han salpicado al partido en los últimos meses. Sin embargo, la postura oficial del partido es otra. Josep Rull, coordinador general de CDC, aseguró este martes que “lo único que nos puede preocupar es que un Estado vecino como Andorra respete la voluntad del pueblo de Cataluña”. Según Rull, “no nos genera ninguna inquietud los temas relacionados con la fiscalidad. Para nada”.

La secretaria de Estudios y programas del PSOE, Meritxell Batet, pidió a Rajoy que sea “contundente y no complaciente” con la situación especial de Andorra como paraíso fiscal, informa Fernando Garea. Rosa Díez, de UPyD, aseguró que “si Rajoy va a Andorra buscando reforzar colaboración en la lucha contra la corrupción política le deseamos el mayor de los éxitos”.

La juez puso pegas en el ‘caso Pujol Ferrusola’

EL PAÍS, Madrid

La investigación de delitos que tuvieran que ver con la corrupción fue el requisito que exigió, el pasado septiembre, una juez de Andorra para enviar información sobre las actividades de Jordi Pujol Ferrusola, hijo del expresidente de la Generalitat de Cataluña.

La juez andorrana advirtió al juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, que instruye el caso, que solo colaboraría con la justicia española si el delito de blanqueo de capitales que se le atribuye va asociado a otros de corrupción.

Ruz solicitó, en julio, a la justicia andorrana, a través de una comisión rogatoria, “toda la documentación e información que estuviera a disposición de la Banca Privada de Andorra de cualesquiera productos bancarios y/o fondos de los que sean o hayan sido beneficiarios Jordi Pujol Ferrusola, Mercè Gironés y las mercantiles investigadas en este procedimiento”. La entidad bancaria es en la que el hijo del expresidente catalán tiene depositados sus fondos. Posteriormente, el magistrado de la Audiencia Nacional tuvo que precisar la solicitud porque la justicia de Andorra consideró que la petición era muy amplia. Aun así, la juez dio un mes a la Banca Privada de Andorra para que facilitara la información bancaria, tiempo en el que suspendió.

De esta manera, la juez aludía a la cláusula de especialidad, que también exige Suiza, y que requiere que los datos que se transmitan no sean utilizados para perseguir un delito fiscal sino que las imputaciones sean por otros delitos. Es decir, solo si el blanqueo o fraude está asociado a otros delitos de corrupción, la información puede utilizarse como prueba.

Más información