Selecciona Edición
Iniciar sesión

Rajoy nombra al ‘duro’ Rafael Hernando portavoz parlamentario

El presidente nombra a uno de los duros del partido para la etapa electoral que se abre

El Gobierno reforzará la comunicación de sus políticas a través de José Luis Ayllón

Mariano Rajoy con Rafael Hernando tras ser nombrado portavoz del PP. Uly Martín / Atlas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha designado este martes a Rafael Hernando, diputado por Almería y hasta ahora uno de los portavoces adjuntos del PP en el Congreso, como nuevo portavoz del Grupo Popular en la Cámara baja, tras la marcha de Alfonso Alonso al Ministerio de Sanidad. Rajoy elige así a un duro, con un perfil político muy definido, para afrontar el año 2015, una etapa dominada por las elecciones municipales, autonómicas y generales. Además, José Luis Ayllón, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, ejercerá como una especie de portavoz adjunto del Gobierno, para trasladar sus políticas más allá de las explicaciones que da la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría los viernes tras el Consejo de Ministros.

Rajoy ha descartado así, para la portavocía del Congreso, la opción del que era el número dos de Alonso, José Antonio Bermúdez de Castro, que tenía un perfil más claro de pacto y negociación. Sin embargo, el presidente quiso dejar claro ante sus diputados que Bermúdez de Castro seguirá siendo el secretario general del grupo porque “ha hecho un gran trabajo”, por lo que ha afianzado el tándem.

Hernando es un histórico del PP, con mucha trayectoria a sus espaldas. Ya fue portavoz del partido cuando lo dirigía José María Aznar, y entonces destacó por sus posiciones radicales. El nuevo portavoz ha protagonizado en estos años muchas polémicas con la oposición, por lo que la conclusión es que Rajoy busca un perfil combativo para la etapa electoral. Para los que pedían más políticos y menos técnicos, Hernando es un político puro, como lo es Alfonso Alonso ahora en Sanidad.

De hecho, durante la reunión del grupo parlamentario, el presidente del Gobierno explicó que el PP está siendo víctima de una gran campaña “de demagogia” para “ocultar sus logros”, y aseguró que el Ejecutivo va a hacer un gran esfuerzo de comunicación para intentar cambiar la tendencia electoral que apuntan los sondeos. Rajoy tuvo a sus 186 diputados en vilo durante 40 minutos, mientras él desgranaba un largo discurso sin decirles el nombre que todos esperaban y ninguno conocía. Una demostración más de que solo él decide todos los cargos relevantes en el PP y el Gobierno. El propio Hernando aseguró más tarde que se había enterado de su nombramiento en el último momento, prácticamente al mismo tiempo que el resto de diputados. “Rajoy maneja sus tiempos como los maneja, y algunos padecemos úlcera de estómago”, bromeó.

Muchos en el PP criticaban que el Ejecutivo apenas comunica y que solo sale una vez por semana, los viernes, a explicar sus políticas

Otro descartado para el puesto de portavoz parlamentario ha sido José Luis Ayllón, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, también de perfil negociador y muy cercano a Soraya Sáenz de Santamaría, la vicepresidenta. Rajoy le ha encargado, no obstante, una nueva tarea: la de portavoz adjunto del Gobierno. Muchos en el PP criticaban que el Ejecutivo apenas comunica y que solo sale una vez por semana, los viernes, a explicar sus políticas. Ayllón se encargará de informar varias veces por semana, aún no está claro con qué formato, de las distintas actividades del Gobierno. Tres años después, Rajoy reconoce sus fallos de comunicación y trata de corregirlos para el último año de legislatura. La encargada de ejercer esta tarea no será pues la secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez Castro, sino Ayllón, la mano derecha de Sáenz de Santamaría. La vicepresidenta mantiene así el control de la comunicación del Gobierno.

En este momento, en el PP, casi todo se mide como victoria o derrota de los cercanos a Sáenz de Santamaría o los que están más próximos a María Dolores de Cospedal, la secretaria general del partido. La elección de Hernando como portavoz es una especie de decisión salomónica porque no está muy identificado con ninguno de los dos bandos.

Más información