Selecciona Edición
Iniciar sesión

Detenido un exjefe de Intereconomía por atacar la web de PR Noticias

Los arrestados son un empresario y tres 'hackers' contratados por este para efectuar el bloqueo de la página durante tres semanas

El presidente del grupo Intereconomía, Julio Ariza, ha sido interrogado

Agentes de la Policía Nacional han detenido al ex directivo de Intereconomía Luis Sans y a los tres expertos informáticos que éste supuestamente contrató para atacar cibernéticamente la web de PR Noticias, según fuentes policiales. Los hackers efectuaron varios ataques de denegación de servicio (DDoS) que mantuvieron bloqueada durante tres semanas la página web de ese medio de comunicación, causando unos daños valorados en 425.000 euros. Tras 14 meses de pesquisas, en las que han participado el FBI estadounidense y las autoridades de Canadá, se ha podido localizar esta semana a los supuestos responsables del golpe en las provincias de Madrid y Tarragona.

La detención se produjo el miércoles por la mañana en la propia comisaría, adonde Sans había sido citado, según fuentes conocedoras del caso. Tras serle leídos los derechos y declarar durante varias horas, el exdirectivo quedó en libertad. Por la tarde fue citado el presidente del grupo, Julio Ariza. Una vez en la sede policial, este, antes de empezar a prestar declaración llamó a su abogado, según fuentes próximas al actual directivo, que han precisado que no estuvo detenido ni se le leyeron los derechos. Ariza abandonó horas más tarde la Brigada de Delitos Tecnológicos tras declarar acompañado por su letrado.

La modalidad delictiva empleada se conoce como DDoS (denegación de servicio distribuida). Este ataque informático consiste básicamente en que multitud de ordenadores se comuniquen con un sistema informático de manera simultánea –por ejemplo, que visiten una página web o una red y soliciten determinados datos– hasta conseguir su saturación y, como consecuencia, deje de estar accesible.

Según los investigadores, la "amplia infraestructura cibernética utilizada por los detenidos" para la materialización de los ataques se encontraba repartida por todo el mundo. Esto dificultó en gran medida cualquier posibilidad de detener el ataque o paliar sus efectos. También supuso un obstáculo para que la policía determinara el origen real de los ataques.

Los investigadores descubrieron que un empresario español podría ser el principal responsable de la ofensiva. Para lograr tumbar la página web objetivo, esta persona supuestamente realizó pagos periódicos a tres individuos, uno de ellos de su máxima confianza, con altos conocimientos informáticos y capacidad de acceso a complejas redes cibernéticas. Estos informáticos habrían tenido a su disposición una botnet, o red de ordenadores comprometidos a nivel mundial, ejecutando peticiones masivas que saturaron el servidor de la página web objetivo, dejándolo sin servicio.

La investigación ha culminado con cuatro detenidos en Madrid (3) y Tarragona (1), como presuntos responsables de un delito continuado de daños informáticos. Además, los agentes han registrado un domicilio en Madrid en el que se han incautado de cinco discos duros, tres teléfonos móviles, tres tabletas, tres ordenadores portátiles y dos pen-drives USB. La operación ha sido desarrollada por agentes de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial, con la colaboración de agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Tarragona, del FBI estadounidense y de las autoridades canadienses.

Más información