Selecciona Edición
Iniciar sesión

Dada de alta la cooperante repatriada de Malí por riesgo de ébola

Hoy se cumplen 21 días desde el contacto de riesgo de la médica navarra de MSF

Ampliar foto
Dos sanitarios en el interior de una habitación del Carlos III. Reuters

La cooperante de Médicos sin Fronteras (MSF) repatriada a España desde Malí por riesgo de contagio de ébola ha abandonado esta mañana el hospital Carlos III de Madrid, "una vez descartada por completo cualquier posibilidad de contagio", según ha confirmado la propia ONG. Hoy ha acabado la cuarentena de 21 días sin síntomas. Este es el periodo máximo para descartar definitivamente el contagio.

La médica navarra permanecía en observación desde el 20 de noviembre en el hospital Carlos III de Madrid, en concreto a la sexta planta, la misma en la que fallecieron dos misioneros por ébola y donde estuvo ingresada también la auxiliar Teresa Romero. La cooperante se había pinchado accidentalmente con una aguja en contacto con material contaminado por el virus.

La médica, de la que no han trascendido más datos personales porque así lo ha pedido al centro hospitalario y a su organización, fue trasladada desde Malí en un avión medicalizado que fletó la propia la ONG.  Su traslado se organizó después de que la sanitaria se expusiera al virus al pincharse con una aguja que había estado en contacto con material contaminado de un enfermo de ébola. Al no tratarse de sangre, la carga viral era menor. 

MSF ha reconocido "la labor y coraje" de su compañera y ha agradecido "al equipo del hospital Carlos III que ha facilitado la estancia de la cooperante en el centro" en un comunicado. "Nuestra compañera ha demandado en reiteradas ocasiones el respeto más escrupuloso de la confidencialidad médica y de su privacidad e intimidad y lo solicita nuevamente ahora. Esperamos que tanto los medios de comunicación como la sociedad española comprendan y respeten sus derechos", ha añadido. 

El virus continúa su expansión en África Occidental. La Organización Mundial de la Salud cifró ayer en 17.942 el número de casos de ébola detectados. El nuevo balance de víctimas señala que ya son 6.388 los fallecidos, casi todos en Liberia, Sierra Leona y Guinea.

Sierra Leona ya es el país más afectado (con 7.897 casos) después de superar a Liberia (7.719 enfermos). En solo una semana este país ha sumado casi 400 nuevos contagios, según la organización. Liberia sigue encabezando el recuento de muertos con 3.177. Sigue Sierra Leona con 1.768 y Guinea con 1.428. La tasa de mortalidad en estos tres países es del 76%, según la OMS. Entre los trabajadores sanitarios se han producido ya 639 infecciones. De estos casos, 349 han fallecido.

La OMS comunicó el 2 de diciembre a España que el país está oficialmente libre de ébola. Se cumplieron entonces 42 días desde que, el pasado 21 de octubre, el análisis de sangre de Teresa Romero —el segundo con 48 horas de diferencia— diera negativo. La auxiliar de enfermería había ingresado el 6 de octubre en el hospital Carlos III de Madrid y recibió el alta un mes después, el 5 de noviembre.