Selecciona Edición
Iniciar sesión

La exministra Ana Mato: “Me voy con la conciencia tranquila”

La plana mayor del PP arropa a Alfonso Alonso en su jura como ministro de Sanidad

Ana Mato entrega el maletín al nuevo ministro. ATLAS / Uly Martín

La agenda social tiene que marcar la gestión del Gobierno, aseguró este miércoles Alfonso Alonso, el nuevo ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en su primer discurso al frente del departamento. Flanqueado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el presidente del Congreso, Jesús Posada y su predecesora en el cargo, Ana Mato, Alonso anunció un “compromiso de trabajo, respeto y disposición al diálogo”. Antes de que él marcara sus prioridades al frente del ministerio, Mato leyó un breve discurso para desearle suerte y éxito y anunció que se va “con la conciencia tranquila”. “He servido a los españoles lo mejor que he podido”, afirmó.

Alonso aseguró que su objetivo al frente del ministerio es ayudar a “sacar adelante el proyecto de recuperación económica y social” y añadió que llega “con toda la humildad” y dispuesto a escuchar y dialogar. Espera, añadió, que ese “nuevo crecimiento sea con justicia y abra nuevas posibilidades de desarrollo social”, de forma que se corrijan “los graves desequilibrios que hacían que nuestro país no pudiera crecer”. “La prioridad será consolidar nuestra sanidad y ampliar opciones sociales de las familias y del conjunto de los ciudadanos”, señaló, y elogió a los profesionales sanitarios, de los que aseguró que hacen que “esta sea la mejor sanidad del mundo”.

El nuevo ministro recordó que su toma de posesión coincidió con el Día de la Discapacidad —“un sector muy activo y que hace una labor muy intensa”— y fue en una jornada con una nueva víctima de la violencia machista en Asturias. Alonso condenó el crimen y aseguró que hay que avanzar “hacia una igualdad efectiva y una sociedad que sea absolutamente intolerante con la violencia contra las mujeres”. “Son muchos los retos, no hay mucho tiempo”, concluyó, y se dirigió a los asistentes, entre los que había representantes de los médicos, los enfermeros, el sector farmacéutico, y el de la discapacidad, entre otros, para decirles que espera reunirse con todos para escuchar sus demandas en las próximas semanas.

La ministra saliente, que dimitió la semana pasada después de que el juez Pablo Ruz la señalara como beneficiaria de los negocios ilegales de su exmarido Jesús Sepúlveda en el caso Gürtel, se despidió de los trabajadores del ministerio, a los que agradeció su “lealtad”. “Me llevo un pequeño orgullo: que siempre he tomado decisiones pensando únicamente en todos los españoles, sin ninguna excepción”, afirmó, aunque reconoció haber cometido errores, por los que pidió disculpas.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró que con el nombramiento de Alonso no hay “grandes modificaciones en la línea de privatización y de desmantelamiento del Estado del bienestar que viene practicando el Gobierno de España desde que Rajoy es presidente”. Sánchez recordó que el nuevo ministro ha sido “el portavoz de un grupo parlamentario que ha bloqueado la ley de autonomía personal y de dependencia” y que “ha aprobado los mayores recortes en la historia de la democracia en la sanidad pública, 15.000 millones de euros”. “Alonso ha sido precisamente el portavoz que ha defendido esos recortes y el desmantelamiento de todo lo que tiene que ver con el Estado del bienestar”, subrayó en declaraciones a los periodistas recogidas por Europa Press tras reunirse con dirigentes del CERMI, la gran plataforma de la discapacidad en España.

Antes de jurar su cargo ante el Rey, el nuevo ministro acudió al Congreso, donde era portavoz del Grupo Popular, para despedirse de los miembros de la Mesa y de sus compañeros de la Junta de Portavoces y también para saludar a los ciudadanos que acudían a la Cámara en la tradicional jornada de puertas abiertas que se celebra en los días previos al de la Constitución. Estuvo hablando con varios visitantes. "La gente es estupenda siempre, de verdad. No hay que tener miedo a la gente, sino a vosotros", brometó en referencia a los periodistas. Aún no se conoce el nombre de su sucesor en la portavocía. 

Rectificar la reforma sanitaria y atender mejor la dependencia

e. g. s.

Rectificar la reforma sanitaria que terminó con la universalidad de la asistencia en España y atender mejor a los dependientes. Esas fueron algunas de las peticiones que el sector sociosanitario hizo este miércoles al nuevo ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso. La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) pidió directamente la retirada del real decreto que en 2012 consagró la exclusión de los inmigrantes en situación irregular de la asistencia normalizada y que por primera vez obligó a los pensionistas a copagar una parte del coste de sus medicamentos.

La FADSP también animó este miércoles al ministro a “desbloquear la paralización de la ley de dependencia”. El presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Luis Cayo Bueno, recordó a Alonso que no son un “apéndice” del ministerio y también destacó que entre los temas que están en la agenda de la discapacidad se revise el copago en dependencia.

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) propone una “nueva financiación del Sistema Nacional de Salud (SNS)” para optimizar el gasto y favorecer la sostenibilidad. Su propuesta contempla el incremento de la aportación del Estado hasta, como mínimo, el 7,5% del PIB.

Prevenir el tabaquismo

El sector sanitario privado, representado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Idis), animó al nuevo ministro a impulsar la colaboración público-privada en sanidad. El sector de tecnología sanitaria (Fenin) aseguró que confía “en que el nuevo equipo ministerial continúe con la labor de consensuar con todos los agentes del sector un sistema sanitario sostenible que permita mantener los principios de cobertura universal, cohesión, calidad, equidad y seguridad”.

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), que agrupa a varias sociedades científicas y asociaciones del sector sanitario, felicitó a Alonso como nuevo ministro pero le pidió que, pese a ser fumador, “haga un esfuerzo” y tenga “la sensibilidad que en otras ocasiones no ha demostrado” con la prevención del tabaquismo. El año pasado, el entonces portavoz del PP en el Congreso fue fotografiado fumando en el interior de un bar, algo prohibido por la actual ley antitabaco.

Más información