Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Podemos aparca el impago de la deuda y la renta universal

Iglesias cree que el plan económico tiene sus raíces en la tradición socialdemócrata

 El País-LIVE!

Podemos escenificó este jueves su primera aproximación al programa económico para las elecciones generales de 2015 dejando claro que renuncia al menos a dos de las propuestas estrella defendidas en el programa de los comicios europeos del 25 de mayo. La formación de Pablo Iglesias, que busca distanciarse de pronunciamientos pasados, rebaja con claridad dos medidas en un documento elaborado por los economistas Juan Torres y Vicenç Navarro y que servirá como punto de partida para la elaboración del programa.

El impago de la deuda pública, por ejemplo, ya no será el objetivo del partido, que quiere una reestructuración ordenada de la deuda o una quita pactada. “La totalidad de la crisis de deuda termina con algún tipo de reestructuración o de impago. Las políticas del PP pueden llevar, si siguen aplicándose, a España una situación de este tipo”, criticó Torres, docente de la Universidad de Sevilla. La propuesta de renta básica universal básica, también planteada en el programa europeo, también se ha moderado al convertirse en una “ayuda” para “toda aquella persona que no tenga ingresos”. “El principio de garantizar una renta”, razonó el economista, tiene sus raíces en la tradición socialdemócrata del norte de Europa. Y, en un momento en el que la dirección de Podemos señala a Dinamarca como modelo, hoy fue el propio Iglesias quien afirmó: “Las propuestas que asumimos son las que hasta no hace mucho tiempo iba a asumir cualquier socialdemócrata”. Al menos, añadió, hasta la llegada del ex primer ministro laborista británico Tony Blair.

Otra de las ideas defendidas por los economistas, fijar la edad máxima de jubilación en 65 años, también choca con la propuesta del programa europeo, que la rebajaba hasta 60. Podemos avanzó algunas medidas, aún sin mucha concreción, puesto que el borrador se dará a conocer finalmente este viernes, pero Iglesias avanzó junto a los profesores algunas líneas maestras y la filosofía del llamado Proyecto económico para la gente. Se trata de un plan de propuestas que pretenden ser viables y que defiende la ampliación de mecanismos de financiación pública frente a la banca privada, “para que el acceso al crédito sea un derecho”. “Se puede corregir aumentando la banca pública”, señaló Navarro, docente de la Universidad Pompeu Fabra.

Uno de los objetivos declarados de este plan —que Podemos debatirá ahora internamente y también con empresarios y agentes sociales— consiste en reducir las desigualdades a través de la creación de figuras impositivas. Pero los asesores de la formación pretenden perseguir la “reactivación de la economía” con una nueva política de concesión de crédito. Para ello plantean una reforma del Instituto de Crédito Oficial (ICO) “para que pueda recibir préstamos del BCE en las mismas condiciones que la banca privada, y para poder asegurar así que por fin llegue a las pymes y a las familias la financiación que necesitan con urgencia”. También propone la eliminación a los incentivos a la contratación parcial.

Más información