Selecciona Edición
Iniciar sesión

“¿De dónde saca Podemos los 160.000 millones de la renta básica?”

“Mi ambición es liderar la renovación del pacto constitucional de 1978”, declara Sánchez

Ampliar foto
Pedro Sánchez, durante la entrevista, en la Plaza Mayor de Madrid.

Pedro Sánchez (Madrid, 1972), secretario general del PSOE, empieza la cuenta atrás hasta las elecciones generales, con parada en las elecciones municipales y autonómicas del mes de mayo. El equipo que dirigirá el programa electoral está en marcha con la economía, la lucha contra la pobreza y contra la corrupción, la educación y la España federal, como asuntos esenciales. En el terreno de las propuestas es donde se quiere encontrar con Podemos, aunque entre tanto llegan no cede en el ataque. “Espero que sus propuestas se sostengan en el tiempo porque ya han renegado del programa europeo”, ataca, en referencia al replanteamiento que ha hecho esta fuerza política sobre su propuesta inicial de que España no pague su deuda. El proyecto de Sánchez entraña “cambios y reformas radicales pero no ruptura”, en contraste a Podemos. Las soluciones vendrán “de la socialdemocracia”, contempla confiado. En vísperas del 36º cumpleaños de la Constitución, la situación política, dice, está bloqueada. Y Sánchez anuncia sus intenciones: “Mi ambición es liderar la renovación del pacto constitucional de 1978”.

Pregunta. Ha tenido usted interés en que la entrevista se desarrolle en el entorno de la Plaza Mayor de Madrid. ¿Por qué?

Respuesta. Sí, sí, pero no es un capricho. Desde las Cortes de Cádiz las plazas mayores de España se llamaron durante un tiempo de la Constitución y, con ello, quiero hacer fuerte la defensa de la misma frente a aquéllos que quieren romperla, hacer tabla rasa de los 37 años de pacto constitucional. Nosotros queremos renovarla no destruirla. El mejor servicio que se puede hacer a la sociedad es cambiarla, no petrificarla. No podemos aceptar las posiciones inmovilistas pero tampoco las de ruptura.

P. ¿Se refiere usted a Podemos cuando habla de destrucción, toda vez que ellos quieren “acabar con el régimen de la Transición”?

R. Sí, eso han dicho, pero ¡bienvenidos al debate entre partidos políticos! Respeto mucho a los votantes de Podemos, pero el partido deberá definirse ideológicamente. Los españoles nos están demandando a los partidos soluciones para los grandes problemas que afectan a la sociedad y hay que apreciar ahora qué ofrece cada uno. Nosotros, los socialistas, no vamos a pedir ruptura. Nosotros estamos por los cambios radicales pero no por la ruptura. Nosotros, los socialistas españoles y toda la socialdemocracia europea.

Veremos la oferta de Pablo Iglesias; de la europea ya ha renegado”

P. Las propuestas de la socialdemocracia europea se han imbricado en los últimos años con las conservadoras, como se ha visto en el escaso rechazo a las medidas impuestas a los países del Sur. ¿No cree usted que la sociedad les coloca en el mismo lado que el del Gobierno?

R. Los socialistas españoles, desde hace mucho tiempo, hemos estado en contra de las políticas de austeridad y ahora lo hemos vuelto a manifestar con el voto en contra del presidente Jean-Claude Juncker. La socialdemocracia está en otra corriente, como pude apreciar el jueves de esta semana en Bruselas, en una reunión del presídium del Partido Socialista Europeo. No tengo dudas de que las soluciones vendrán de la socialdemocracia.

La ausencia de Rajoy en Cataluña demuestra ausencia de proyecto de país”

P. Según los sondeos, los ciudadanos dan más crédito al discurso rupturista de Podemos, cuyos cinco eurodiputados están integrados en el grupo de Izquierda Europea, que hace una fuerte reivindicación de una política diferente a la que propone la socialdemocracia y los conservadores por el sufrimiento que han padecido los países del sur con las políticas de austeridad. ¿Es usted consciente del mayor crédito de esa fuerza política?

R. Me pregunta por el crédito de esa fuerza política… Podemos se presentó con un programa electoral al Parlamento Europeo del pasado mes mayo y ya ha renegado en aspectos muy sustanciales. Ya sí hay que pagar la deuda. Pero sí, en el terreno de las propuestas debatiremos todos pero… a ver si las mantienen. Estamos esperando a que se definan ideológicamente. Yo soy una persona de izquierdas.

P. Algunas de las propuestas de Podemos no son muy diferentes a ofertas que ustedes están haciendo en el Congreso, como las de una renta básica.

Hay derechos cuyo reconocimiento exige reforma constitucional”

R. Sí, son diferentes. Han propuesto una renta básica universal, una propuesta que no es viable económicamente. Esa universalidad costaría 160.000 millones de euros. ¿De dónde va sacar ese dinero? Además, no es justa en absoluto. En este caso la universalidad no cabe. Nosotros proponemos la extensión de la renta de inserción social que garantiza la justicia social y el sostenimiento de las cuentas públicas.

P. ¿Tampoco coinciden en el diagnóstico de lo que ocurre en España, por ejemplo, en el aumento de la desigualdad, sobre la que ellos ponen gran énfasis, y en la necesidad de una reforma fiscal, además de la persecución del fraude?

R. Sí, podemos coincidir en esos temas sobre los que nosotros trabajamos hace mucho tiempo, y haremos nuevas propuestas. Sí coincidimos en el diagnóstico sobre todo en materia social y económica pero queremos ver las propuestas concretas. Por ahora vemos que sus propuestas europeas no se han sostenido en el tiempo. En todo caso, no coincidimos en su intención de romper el pacto constitucional y todo lo que se ha conseguido a raíz del mismo.

La ausencia de Rajoy en Cataluña demuestra ausencia de proyecto de país”

P. A la espera de las propuestas, ¿concibe que pueda haber pactos con Podemos, por ejemplo, tras las elecciones municipales y autonómicas del próximo mes de mayo?

R. No sé si es adecuado hablar de pactos porque no sé si se van a presentar a las elecciones municipales.

P. Quizá no con su nombre pero sí con candidaturas que promuevan plataformas e incluso otros partidos de izquierda. No irán con marca propia...

R. Yo eso no lo sé. Lo que sé es que dicen que quieren gobernar el país pero no tienen equipos para gobernar Ayuntamientos.

P. ¿Va a continuar usted con su propuesta de reformar la Constitución, a pesar de la negativa del Gobierno?

R. Si, es imprescindible, que se aborde.

P. Pero la mayoría parlamentaria del PP ya le ha dicho que no hay consenso.

R. No hay consenso porque no hay voluntad política de hacerlo. El presidente Rajoy ha hecho del bloqueo el único proyecto político del final de la legislatura. Nos piden que presentemos un proyecto pormenorizado de la reforma constitucional que queremos hacer. Si los artífices de la Constitución hubieran pedido eso a Adolfo Suárez no hubiera habido Constitución.

P. Si no consigue que el Gobierno y el PP se sienten en torno a una mesa con todos los demás, ¿qué hará usted?

R. Mi ambición es liderar la renovación del pacto constitucional; lo haremos y lo propondremos en la próxima legislatura. El pacto del 78 tiene que renovarse.

P. ¿Por Cataluña?

R. Cataluña y el modelo territorial es muy importante porque nuestra propuesta es avanzar hacia la España federal pero hay otros elementos de reconocimiento de nuevos derechos que exigen la revisión constitucional.

P. Pero las demandas de los nacionalistas catalanes y el conflicto institucional hay que abordarlo antes.

R. Eso querríamos el PSC y el PSOE pero el bloqueo se da en los dos Gobiernos. Es grave la ausencia de Rajoy en Cataluña, que demuestra la ausencia de proyecto de país.

P. El equipo que elaborará el programa electoral que usted anunció ayer tiene la intención de proponer ambiciosos programas económicos. ¿Irán acompañados de memoria económica?

R. Nosotros vamos a proponer un programa electoral, con una memoria económica que valida su realización, en el que se detallarán de dónde se pueden obtener recursos. En línea con lo hablado con el Partido Socialista Europeo, y con otras reuniones que mantendremos los días 4 y 5 en Lisboa, todos los socialistas haremos una propuesta muy firme de poner fin a los paraísos fiscales y de obligación a las grandes corporaciones para que paguen impuestos, algo que ahora no ocurre. Sí, hay fórmulas para obtener recursos.

P. Fórmulas para achicar el espacio a la corrupción se van a debatir el próximo jueves en el Congreso, donde el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, explicará dos propias sobre financiación de partidos y estatuto del alto cargo. ¿Habrá apoyo por su parte?

R. Nosotros también presentaremos las nuestras y veremos si el Gobierno las apoya. Pero no es un debate sobre corrupción lo que se va a producir sino que el presidente va a subir a la tribuna a defender dos proyectos de ley de su Gobierno.

P. Sí, pero sobre los que ustedes se tienen que pronunciar.

R. Lo veremos. Pero nosotros tenemos nuestra alternativa de regeneración democrática que presentamos en Valencia con obligaciones muy estrictas para todos los altos cargos y con la propuesta de que todos los casos de corrupción pasen a la Audiencia Nacional y un código ético para nuestros cargos que impida cualquier privilegio. También que el corrupto debe devolver el dinero, entre otras propuestas.

“La regeneración llegará con el PP en la oposición”

El jueves se celebra un debate en el Congreso en el que el PP presentará sus propuestas para la regeneración democrática. El PSOE también propondrá iniciativas concretas como el momento en el que un político implicado en un caso de corrupción debe dejar el cargo. Sin embargo, Sánchez no aclara qué pasará con los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán, investigados por el caso de los ERE.

Pregunta. Su paquete de medidas incluye el momento en el que un cargo debe abandonar sus responsabilidades si está incurso en un procedimiento legal, aunque hay cierta confusión. ¿Cuándo?

Respuesta. Cuando se abra el juicio oral es el momento de dejar los cargos que se ostenten aunque puede haber alguna excepción, en una línea de más dureza, por la especial gravedad de los casos.

P. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, dice que los parlamentarios tendrán que dejar el escaño cuando se pida el suplicatorio no cuando se abra el juicio oral, es decir, antes. Si el Tribunal Supremo pide el suplicatorio para actuar contra Manuel Chaves y José Antonio Griñán, ¿estarían en el apartado de especial gravedad y les pedirán que dejen el escaño?

R. No creo que vaya a darse ese supuesto.

P. Pero, si se diera ¿les pediría el escaño?

R. No creo que vaya a darse ese supuesto, así que ahora no me puedo poner en esa situación, pero llegado el caso actuaría con contundencia.

P. Ustedes se reunieron con el Gobierno y con el PP, avanzaron en medidas de regeneración democrática pero rompieron. Fue una sorpresa para el Gobierno porque había puntos de encuentro. ¿Por qué rompieron las conversaciones con el Gobierno, fue por imagen?

R. No podemos ir con el Gobierno con la actitud que tiene sobre la corrupción y en muchos aspectos no estábamos de acuerdo. La discusión y aprobación de medidas de regeneración llegará cuando el PP pase a la oposición.

Más información