Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Repatriada una cooperante navarra desde Malí por posible ébola

La mujer pertenece a Médicos sin Fronteras y será ingresada en el hospital Carlos III

No presenta síntomas de la enfermedad

Fachada del hospital Carlos III de Madrid, centro de referencia para tratar el ébola.

El hospital Carlos III de Madrid se ha preparado en las últimas horas para acoger a una nueva paciente supuestamente afectada de ébola, aunque de momento no presenta los síntomas de la enfermedad. Se trata de una médico, trabajadora de Médicos sin Fronteras, nacida en Navarra. La cooperante está siendo trasladada en estos momentos desde Malí en un avión medicalizado de la ONG. La mujer había estado actuando en un foco de la enfermedad en Bamako, la capital maliense, y este mismo jueves tuvo un accidente mientras ponía una inyección a un enfermo confirmado de este virus. Un contacto considerado de alto riesgo.

"No está enferma, no va a contagiar a nadie y se le va a hacer una cuarentena preventiva. Ahora mismo no supone ningún riesgo", ha informado desde La Moncloa el portavoz del Comité Especial para la Gestión de la Crisis del Ébola, Fernando Simón, durante una comparecencia convocada de urgencia. "La cooperante de la ONG se ha infectado en el manejo de un paciente confirmado sobre las cuatro o las cinco de la madrugada. Es un paciente de alto riesgo y la probabilidad de infección, no es fácil de determinar, pero en un contacto con material contaminado la probabilidad de contagio es alta", ha añadido en una comparecencia urgente celebrada en la noche del jueves.

"No tiene ningún síntoma y hasta dentro de dos días no tiene posibilidad de desarrollar ningún síntoma", ha agregado. "Esperemos que en estas 48 horas no presente síntomas, y ahora las condiciones de seguridad están garantizadas. Le vamos a dar las máximas oportunidades para superar la enfermedad", según las explicaciones de Simón. “Sí que sabemos que en las primeras epidemias del 76 la tasa de transmisión era alta, pero ahora mismo la situación es diferente y no podemos valorarlas”, ha añadido.

Fuentes del Gobierno han explicado que la médica navarra se pinchó este mismo jueves con la aguja de una inyección que estaba poniendo a un paciente afectado por la enfermedad. "De momento no estamos hablando de un nuevo caso de ébola sino de un contacto de riesgo", según las explicaciones de Simón.

Por ello se ha decidido que sea atendida en España y pase aquí la cuarentena bajo la vigilancia de los médicos del Carlos III, que ya cuentan con experiencia tras atender a Teresa Romero, quien ha logrado superar la enfermedad, y a los religiosos Miguel Pajares y Manuel García Viejo (ambos fallecidos). La mujer va a ser aislada en el centro sanitario madrileño. Los primeros datos concluyentes se conocerán cuando pase las primeras 48 horas en aislamiento.

La identidad de la mujer supuestamente afectada por la enfermedad no ha sido facilitada. La repatriación de la cooperante está siendo efectuada por la propia ONG. Fuentes militares han informado de que el Ministerio de Defensa español había preparado un avión para hacer el traslado, pero Médicos sin Fronteras prefirió hacerlo por sus propios medios, en un avión medicalizado que ha sido fletado por la organización no gubernamental.

La llegada del avión está prevista a las 09.30 de este viernes a la base aérea de Torrejón de Ardoz tras salir de madrugada de Bamako. "Ellos han preferido utilizar sus seguros", ha dicho Simón.

El dispositivo del Servicio de Urgencias Médicas de la Comunidad de Madrid (SUMMA) ya está preparado. La mujer va a ser recibida por los trabajadores con trajes de protección, pero no los de máximo aislamiento, debido a que, por el momento, la mujer es asintomática, según fuentes del servicio. "Ahora mismo la Comunidad de Madrid es la que tiene más capacidad para tratar a la paciente", según el portavoz gubernamental.

Precisamente en Malí, un médico que atendía a enfermos de ébola ha fallecido este jueves por la enfermedad, con lo que ya son ocho las personas que han perdido la vida en el país africano a consecuencia de un brote que se ha extendido por ocho países.

El responsable de la respuesta gubernamental en Malí frente al ébola, Samba Sow, ha informado de que este médico trabajaba en la clínica de Bamako donde fue ingresado el imán Oussa Koita, que llegó en noviembre desde Guinea.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó el miércoles a 5.420 muertos y 15.145 casos el balance de víctimas por el brote de ébola iniciado en Guinea y extendido a otros siete países, entre ellos España, donde se ha registrado un único contagio.

También este jueves, un viajero procedente de Malí ha sido trasladado al hospital Bellevue de Nueva York para ser sometida a análisis por si padece la enfermedad, según han informado funcionarios de la ciudad, informa Reuters. Esta persona ha sido igualmente aislada.

Más información