Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El general Buj atribuye el separatismo a la debilidad del poder central

El jefe del Ejército de Tierra advierte que el desafío catalán no se resuelve con la fuerza

El general Domínguez Buj relaciona la debilidad del estado y el auge del independentismo Atlas /

El jefe del Ejército de Tierra, el general Jaime Domínguez Buj, respondió ayer a una pregunta sobre la defensa de la unidad de España, que el artículo 8 de la Constitución atribuye a las Fuerzas Armadas, asegurando que los militares no son “garantes de nada, sino una herramienta del Gobierno y el Parlamento para hacer cumplir la ley y la Constitución”, según señalaron a EL PAÍS varias personas asistentes al acto en el que participó.

El Ejército está preparado para intervenir “en la forma que el Gobierno decida, en el interior o el exterior, para ir a Afganistán o a Valencia”, dijo Domínguez Buj, valenciano de origen, según esas mismas fuentes presenciales.

El jefe del Ejército recordó que los movimientos centrífugos se producen cuando “el poder central es débil” y citó la independencia de las colonias americanas tras la invasión napoleónica de España, siempre según esos asistentes. Para añadir que cuando “la metrópoli se hace débil, se produce la caída”. Preguntado por sus sentimientos hacia Cataluña, respondió: “A todos nos duele España, nos duele Cataluña y nos duelen los casos de corrupción que cada día vemos en la prensa”, según dichas fuentes.

Ante el auge del movimiento secesionista, Buj agregó, según los asistentes consultados, que las cosas se pueden parar, pero no cambiar con el uso de la fuerza. Y parafraseó al general estadounidense McChrystal para agregar que “hay que ganar las mentes y los corazones” para que los ciudadanos comprendan que tienen un futuro mejor juntos.

"Nos duele España, nos duele Cataluña y los casos de corrupción que cada día vemos en la prensa"

El jefe del Ejército hizo estas declaraciones en un coloquio organizado en Madrid por el Instituto de Cuestiones Internacionales y Política Exterior (Incipe).

Tras la polémica generada por las palabras del general Buj, su gabinete difundió una nota en la que precisa que el oficial fue preguntado si el Ejército español, como el turco, cumple el papel de garante de la unidad del Estado ante una amenaza de escisión Según la mencionada nota, el general insistió en que el Ejército “es una herramienta más del Estado, a las órdenes del Gobierno, preparado para cumplir sus misiones constitucionales” y recordó que “es habitual que en situaciones de crisis haya más riesgos de que se produzcan efectos centrífugos”.

Tras recordar los casos de los imperios turco, británico, romano o español, dijo que “cuando el poder central, las metrópolis, se debilitaron, se iniciaron procesos centrífugos; señalando explícitamente que en el caso español esa debilidad se produjo con la Guerra de la Independencia”.

A continuación, apuntó, según el comunicado, que “es habitual que en tiempos de crisis algunos puedan pensar que es mejor estar separados que juntos” pero expresó su sentimiento de afecto a España con la frase unamuniana de “me duele España” y agregó que “los problemas se resuelven ganándose los corazones y las mentes de los españoles”.

El PSOE exige al ministro de Defensa una rectificación del militar

El PSOE instó al ministro de Defensa, Pedro Morenés, a exigir una “rectificación urgente” al militar asegurando que había achacado el auge del soberanismo en Cataluña a una situación de crisis y debilidad como la que atravesó España cuando perdió sus colonias en 1898.

En una rueda de prensa en el Congreso, el portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, tildó las palabras del general de “profundamente inadecuadas” e “impropias de una persona” que tiene las “responsabilidades” que ejerce el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra. Por eso, expresó su deseo de que Domínguez Buj “rectifique y aclare” sus palabras.

Más información