Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Catorce muertos al caer un autobús por un terraplén en Murcia

Los pasajeros eran 55 miembros de una parroquia de Bullas que volvían de una excursión

 VÍDEO: ATLAS | FOTO: MARCIAL GUILLÉN (EFE)

Catorce personas han muerto y otras 42 han resultado heridas en la noche del sábado en un accidente de autobús ocurrido en la carretera de Calasparra, en el municipio de Cieza (Murcia), al caer el vehículo por un terraplén de unos 15 metros, según han informado los Servicios de Emergencia. Es el tercer accidente más grave en España desde el año 2000. Tanto las víctimas mortales como los heridos son vecinos del pequeño municipio vitivinícola de Bullas (en la comarca murciana del Noroeste), a donde regresaban tras asistir en Madrid a un acto religioso de devoción a la Madre Maravillas. El Gobierno regional ha decretado esta mañana tres días de luto oficial.

El suceso ocurrió alrededor de las 23.20 del sábado, cuando el autobús regresaba desde Madrid al municipio de Bullas, de donde son originarias las víctimas, ha confirmado el Centro de Coordinación de Emergencias. Los supervivientes han contado que, justo antes del accidente, los pasajeros oyeron gritar al conductor: "No puedo frenar, no puedo frenar". Fuentes de la Guardia Civil han confirmado que el conductor les dijo que le habían fallado los frenos.

Cerca de 40 pasajeros fueron trasladados a distintos hospitales de Murcia, Cieza y de Hellín, en la provincia de Albacete. Durante la mañana, una docena fueron dadas de alta, según la Delegación del Gobierno en Murcia. Diez de las víctimas murieron en el acto, mientras que otras tres lo han hecho posteriormente en los centros en los que fueron ingresados. Otra víctima continua en estado crítico en el hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia. Las autoridades han establecido un centro de coordinación e información para las familias en el pabellón Juan Valera de Bullas, una pequeña localidad de la comarca del Noroeste.

El autobús estaba ocupado por alrededor de 55 vecinos de Bullas que viajaban de excursión. El vehículo pertenecía a la empresa de Calasparra José Ruiz Campos y se precipitó por un puente existente en la carretera que une la Venta del Olivo con Calasparra (RM-714), y quedó volcado sobre un lateral en un desnivel.

El vehículo circulaba por la A-30, había parado a descansar en La Roda (Albacete) y poco después se incorporó a la RM-714 saltándose varias señales de límite de velocidad y un "stop", informaron a Efe las fuentes. Debido a ello cayó por el terraplén y como consecuencia del impacto han muerto 14 personas. Las fuentes han indicado que el conductor sufrió un ataque de ansiedad y que después relató a los agentes que le habían fallado los frenos. En las prueba de alcoholemia y drogas ha dado negativo.

Al chófer, que será detenido, se le imputan delitos de homicidio y lesiones por imprudencia y pasará a disposición judicial. El delegado del Gobierno, Joaquín Bascuñana, ha confirmado que el conductor del vehículo ha sobrevivido y se le han practicado las correspondientes pruebas de alcoholemia y drogas, que han resultado negativas.

El vehículo, que había pasado hace pocos días la ITV, según su propietario, había sido subcontratado desde Bullas por una parroquia para viajar a Madrid a participar en un acto religioso de devoción de la Madre Maravillas. Uno de los fallecidos es el sacerdote de la localidad, de 36 años. El vehículo, de "nueve o diez" años de antigüedad, según su dueño (la empresa J. Ruiz), se encontraba "en perfecto estado" y había pasado la inspección técnica "porque tenía el viaje a Madrid".

El obispo de la diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, se desplazó a la zona, donde ha expresado su consternación. El alcalde de Bullas, Pedro Chico, fue uno de los primeros en acercarse al lugar del accidente junto al director general de Emergencias de Murcia, Luis Gestoso, y el consejero de Presidencia y Empleo, José Gabriel Ruiz.

Los cuerpos de los fallecidos están siendo trasladados del tanatorio al Pabellón Juan Valera de Bullas, en donde se va a instalar la capilla ardiente, según han informado fuentes de Cruz Roja. El traslado ha comenzado tras realizarse las autopsias en el Instituto de Medicina Legal de Murcia.

Mientras, una grúa ha retirado el autobús siniestrado y lo ha trasladado a unos 200 metros hasta la carretera. El vehículo forma parte de la investigación que lleva el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Cieza.

Los Reyes asistirán este lunes al funeral que se celebrará por las víctimas del accidente de autobús. El acto tendrá lugar a las 11.00 en el Pabellón Juan Valera de Bullas, la localidad de la que eran originarios los fallecidos.

El Gobierno estará representado por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Además, acudirán el delegado del Gobierno en Murcia, Joaquín Bascuñana; el subsecretario del Ministerio del Interior, Luis Aguilera, y la directora general de Tráfico, María Seguí, entre otras autoridades, según ha informado el Ministerio del Interior.

Más información