Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gaseo de niños judíos es una fiesta de Halloween

Incluir el drama del holocausto en un festejo ofendió a un espectador

Los responsables han pedido disculpas a la Federación de Comunidades Judías

Representación del holocausto en las fiestas de Halloween de Frías (Burgos).
Representación del holocausto en las fiestas de Halloween de Frías (Burgos).

El grupo de teatro Terrorifrías quiso representar en la fiesta de Halloween de Frías (Burgos) que el terror real en ocasiones supera al ficticio y el tiro les salió por la culata. El pasado fin de semana, inspirados en los malos reales de la Historia, hicieron varios sketch teatrales, cada uno con un protagonista malvado: Charles Manson, La condesa sangrienta y el nazismo, entre otros. Pero esta última representación les ha dado muchos quebraderos de cabeza.

Siete niños de entre 10 y 15 años participaron en el espectáculo. Con sus estrellas de David al brazo, representaban a un grupo de menores en un campo de concentración. La breve obra, de no más de diez minutos, terminaba cuando el general nazi Josef Mengele gaseaba a los menores.Un espectador se sintió inmediatamente herido al ver la obra y se quejó verbalmente ante los responsables de la misma. Después el caso llegó a Infolibre y se dio a conocer los sucedido en el pequeño pueblo burgalés, de 280 habitantes. Chema Arraiza, un estudiante del doctorado sobre las minorías en Turku (Finlandia), explica qué fue lo que le incomodó: "Lo que me sorprendió es que usara el tema del Holocausto en este contexto festivo, y que de entre todo lo que se puede decir del mismo se eligiera una escena en la que un general nazi gasea a un grupo de niños bajo unas duchas metálicas. Una escena muy cruenta que no pegaba en ese contexto lúdico de personajes de terror. Me pareció que estaba fuera de contexto y que no mostraba sensibilidad hacia las víctimas del genocidio".

Por su parte, Miguel González, del grupo Terrorifrías, confiesa que están muy preocupados por la repercusión de la queja de Arraiza. Explica que la obra se concibió y representó sin ningún ánimo de mofa, de manera seria. "Sentimos discrepar [con Arraiza] con las motivaciones para su crítica  por ser absolutamente inciertas, y nos mostramos absolutamente en contra de una polémica que entendemos totalmente injustificada, (...) tergiversando de forma sesgada e intencionada el contenido de estas escenificaciones", dice el grupo de teatro en un comunicado. "El representar el Holocausto no es en sí mismo una frivolidad. Tampoco lo es por el hecho de que se escenifique en una representación de teatro que es lo que aquí se realizó. Terrorifrías no es una representación que se desarrolla “en el marco festivo de Halloween”, ni se representó entre escenas de “películas de terror como Viernes 13 y La Matanza de Texas”, tal y como aduce el Sr. Arraiza". González, por su parte, reconoce que sus obras pueden llegar a asustar a algunos menores y que lo avisan antes de las representaciones. Los niños que actuaban en la obra eran hijos de miembros del grupo y del pueblo, explica.

Terrorifrías se ha disculpado ante la Federación de Comunidades Judías de España. Estos explican que creen que no tenían mala intención en la obra. "Van a escribir una carta de disculpa y van a suprimir la obra el próximo fin de semana, nos parece un símbolo correcto", expresa un portavoz.