Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez a Rajoy: “Usted está asediado por la corrupción”

El presidente responde con un duro reproche por los Ere y defendiendo la actividad política

El líder del PSOE aprovecha el debate europeo para exigir explicaciones

Sánchez y Rajoy en el Congreso.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha aprovechado el debate sobre la cumbre europea para introducir el asunto de la corrupción en el pleno del Congreso. Y para golpear duro a Mariano Rajoy y exigirle "explicaciones, responsabilidades y medidas". "Usted está asediado por la corrupción", le ha dicho, antes de exigirle que comparezca en el Pleno del Congreso para dar cuentas de los casos de corrupción. Rajoy ha contestado en tono muy duro, con el "y tú más" de los Ere, la reiteración de la oferta de pacto. y el intento de disipar la imagen de España como país corrupto.

También lo ha hecho el portavoz de IU, Cayo Lara, para el que "la gente está hasta los mismísimos e indignada". Lara ha asegurado que "el virus de la corrupción ha llegado a las entrañas del sistema, la corrupción es sistémica", además de insistir también en la necesidad de celebrar un pleno monográfico la próxima semana. "Son ustedes parte del sistema que ha generado esa corrupción y van a tener que trasladar la sede de Génova a la Audiencia Nacional", ha asegurado, antes de recordarle todas las frases de apoyo a los condenados Jaume Matas y Carlos Fabra, entre otros, y pedirle que "dimita, disuelva las Cortes y convoque elecciones".

Y Rosa Díez que ha hablado de "emergencia democrática" y "emergencia de salud democrática, porque la corrupción puede ser el ébola de la democracia". La portavoz de UPyD ha asegurado que "no tiene sentido que hoy hablemos solo del Consejo Europeo cuando está en juego la calidad de la democracia y el problema es la parasitación que han hecho los partidos y tenemos que hablar de ello para que no vuelva a ocurrir".

El pleno rutinario sobre Europa se convirtió así en la exigencia de responsabilidades por la corrupción, con Rajoy escuchando desde su escaño y perseguido por los escándalos. Hasta que Jesús Posada, presidente del Congreso, ha interrumpido para intentar sin éxito que los portavoces se centraran en Europa, que era el asunto del orden del día. No pudo evitar el debate sobre la corrupción, con recuerdos al "ánimo Luis, sé fuerte" de los SMS de Rajoy a su extesorero cuando ya se conocía su cuenta en Suiza.

Solo después de escuchar a todos y de referirse ampliamente a política energética, a las fotovoltaicas, a Europa, a Ucrania y hasta a Rubalcaba y el Gobierno de Zapatero, entre otros temas, Rajoy ha hablado de corrupción para contestar a los portavoces en bloque, reduciendo la importancia del asunto. 

Lo hizo centrado en el PSOE, para reprochar en tono molesto a Sánchez la implicación de socialistas en escándalos, para anunciar de nuevo, como hizo hace 20 meses, medidas contra la corrupción y para felicitarse de que las instituciones funcionan.

Así, le ha recordado al PSOE que fuera detenido el alcalde socialista de Parla, el ex alcalde de Catagena y que haya 125 imputados por los ERE en Andalucía. Ha asegurado que los dos últimos presidentes del PSOE -José Antonio Griñán y Manuel Chaves- están pendientes del Supremo y, por eso, le pidió que diga si expulsará a los dos si son imputados. "¿O no le deja Susana Diaz o no lo quiere tomar?", ha preguntado con ironía y en tono muy duro.

"¿Cuándo va a explicar lo de los ERE y el alcalde de Parla? ¿Es verdad que Susana Díaz no le deja tomar decisiones? ¿Va usted a disculparse?", ha preguntado a Sánchez.

Ha vuelto a disculparse y ha añadido que "vamos a trabajar para que no se vuelva a producir”. De ahí ha pasado de nuevo a la oferta de pacto contra la corrupción que ya hizo en febrero de 2013: "Me gustaría un entendimiento entre todos. Llevo tiempo intentándolo y estoy dispuesto a considerar todo lo que tenga que decir cualquier miembro de este parlamento".

Ha explicado que no hay que permitir que se manche toda la política. "Es una actividad muy noble. "No demos la imagen de país totalmente sumido en la corrupción. No es verdad. La política no es peor que otras profesiones", ha dicho. Y, en todo caso, se ha felicitado de que funcione "la Justicia, la intervención del Estado, la agencia tributaria, la fiscalía y la parte judicial".

Ha dicho que todos los que tienen problemas con la Justicia ya no están en el PP. Pero Ángel Acebes, imputado en Gürtel, sigue siendo militante. También lo es Sonia Castedo, alcaldesa de Alicante e imputada en dos causas distintas, según le hizo ver Pedro Sánchez.

El líder del PSOE habló de "penoso ejercicio de fraude", de "no ser eficaces para el bien público" e ironizó sobre el "patriotismo tan vacío el de los que tienen cuentas en Suiza".

Antes, el secretario general de los socialistas se había referido a los nombramientos de Ángel Acebes, Dolores de Cospedal y Luis Bárcenas, entre otros, que fueron realizados en su momento por Rajoy y sobre los que, según dijo, debe asumir responsabilidades. También ha mencionado a Ana Mato, ministra de Sanidad, sobre la que ha pedido que sea destituida por la gestión del ébola.

La petición de pleno monográfico, solicitada por PSOE e Izquierda Plural, se verá el jueves a primera hora en la Junta de Portavoces, pero en principio el PP la bloqueará con su mayoría absoluta.

Sánchez le ha dicho a Rajoy que "lo suyo no es el caso de una única manzana podrida" y "estos casos extienden una injusta sospecha sobre la política, es veneno para la democracia".

Por eso, ha pedido al presidente del Gobierno firmeza y se ha comprometido a ser "más contundente, implacable y ejemplar en el PSOE". "No espere a que se den de baja voluntariamente como ha hecho Rodrigo Rato, estoy convencido de que la mayoría de militantes y cuadros del PP son decentes, pero por el bien de sus ciudadanos actúe, porque el problema del PP no son sus militantes, sino sus dirigentes", ha asegurado.

"A usted señor Rajoy le cuesta comparecer para dar explicaciones y cuando lo hizo una vez fue para contarnos que le engañaron", ha asegurado el socialista recordando la comparecencia del 1 de agosto de 2013 sobre el caso Bárcenas.

"Por el bien de la democracia, le estamos esperando", ha concluido.

El presidente del Gobierno, que en su intervención inicial no había hecho mención alguna a la corrupción, ha eludido responder inmediatamente al líder de la oposición y ha esperado para hacerlo a que hablaran primero sobre Europa el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida; el de IU, Cayo Lara;  la de UPyD, Rosa Díez; el del PNV, Aitor Esteban; todos los del Grupo Mixto y Alfonso Alonso, del PP. No ha tenido la deferencia o preocupación de responder uno a uno y ha esperado al final para contestar, como si fuera un pleno más, una sesión rutinaria sobre un Consejo Europeo de trámite.

La respuesta inmediata vino de Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno, pero en el pasillo, donde se ha comprometido a aprobar medidas contra la corrupción. Esas medidas ya han sido anuniciadas reiteradamente por el Ejecutivo desde hace 20 meses, sin que estén aún aprobadas, pero la vicepresidenta ha anunciado, de nuevo, que estarán aprobadas "cuanto antes".

Más tarde ha contestado Alfonso Alonso que ha considerado "trasnochado" usar la corrupción políticamente. El portavoz del PP ha reprochado desde la tribuna al PSOE que no quiera llegar a un acuerdo contra la corrupción. "Es momento de actuar y aprobar leyes", ha dicho.

Duro enfrentamiento por la energía

F. G., Madrid

Mariano Rajoy salió este miércoles a por Pedro Sánchez como nunca lo había hecho hasta ahora. Era su primer debate largo y, en la réplica, fue a por él por la corrupción y también por la política energética. El presidente se felicitó primero de haber conseguido en el Consejo Europeo un avance hacia la unión energética para que España no sea una isla en el mercado de la energía. El líder socialista subió a la tribuna y cuestionó la política energética, entre otras cosas, por haber abandonado las renovables.

Y eso al presidente le irritó: “¡Toma ya, señor Sánchez! ¡Vuelva a dar lecciones de primas a las fotovoltaicas!”, “ahora, continúe dando lecciones” y “se le debería caer la cara de vergüenza porque el anterior Gobierno dejó una situación de sostenibilidad financiera del sistema cercana a la quiebra y que supuso una de las herencias más difíciles de superar”, le dijo. Aseguró que entre 2008 y 2011 el déficit de tarifa era de más de 5.000 millones de euros y que había una deuda tarifaria acumulada de 26.000 millones, y le leyó frases de Miguel Sebastián, que fue ministro de Zapatero, en las que admitía errores en la política energética de aquel Gobierno socialista. Pero Sánchez defendió las energías alternativas —“tiene la mala costumbre de mirar al pasado y no ofrecer ningún futuro”, dijo—, y tan dura fue la respuesta de Rajoy que fuentes del PSOE difundieron que es prueba del daño que le hizo la intervención del socialista.

Más información