Podemos suaviza su propuesta sobre el impago de la deuda y otras medidas

Las bases aprueban un texto que defiende una reestructuración ordenada

La idea de impago se mantiene, pero se prioriza la recuperación de la sostenibilidad

De izquierda a derecha, Luis ALegre, Carolina Bescansa, Juan Carlos Monedero, a Tania González, Pablo Iglesias e Íñigo Errejon. / CLAUDIO ÁLVAREZ / ATLAS

La asamblea de Podemos aprobó este domingo cinco resoluciones que constituyen un esbozo de programa electoral. Cinco textos sobre economía, educación, sanidad, corrupción y vivienda entre los que se encuentra una propuesta de auditoría y reestructuración ordenada de la deuda que desarrolla la idea inicial de la formación.

Esta resolución, que sentaría las bases de un proyecto macroeconómico, ahonda en los argumentos de la reestructuración en lugar de un impago a secas de las partes consideradas “ilegítimas” como figuraba en el programa electoral de los comicios europeos del 25 de mayo. Esa idea se mantiene, aunque de forma más matizada, puesto que el verdadero objetivo consiste en reordenar la deuda para recuperar un nivel de endeudamiento más sostenible.

“El objetivo no es no pagar la deuda”, subraya el documento defendido por la economista Bibiana Medialdea, de la misma manera en la que ya lo ha señalado en alguna ocasión el propio Pablo Iglesias en las últimas semanas. “Podemos intentar promover en Europa y, especialmente, en el marco de los países periféricos, un proceso de reestructuración ordenada de deuda”, se lee en una de las cinco resoluciones, votadas, en su conjunto, por casi 40.000 simpatizantes y avaladas por el congreso abierto de Podemos.

La deuda, en el programa de Podemos para las Europeas

El programa de Podemos para las pasadas Elecciones Europeas que figura en su página web apostaba por "declarar el impago" de las partes de la deuda pública y privada que tras una auditoría ciudadana se determinaran "ilegítimas". Este es el párrafo completo: 

1.2 - Auditoría ciudadana de la deuda

Auditoría ciudadana de la deuda pública y privada para delimitar qué partes de éstas pueden ser consideradas ilegítimas para tomar medidas contra los responsables y declarar su impago. Reestructuraciones del resto de la deuda y derogación del artículo 135 de la Constitución española con el objetivo de garantizar los derechos sociales frente a los intereses de los acreedores y los tenedores de la deuda. Coordinación de las auditorías y de los procesos de reestructuración de deuda con otros países de la UE. Regulación de las relaciones privadas de deuda para impedir cláusulas de abus

“La reestructuración”, prosigue , “es condición sine qua non para la aplicación de cualquier programa económico que tenga como objetivo la recuperación de las condiciones económicas y de bienestar de la población”. “Esto significa que es necesario vencer el discurso de que no queremos pagar las deudas, demostrando que no es una cuestión de voluntad, ni tan siquiera de equidad social (aunque también), sino que se trata en primer término de una cuestión de eficiencia económica y de necesidad”, mantiene.

“El objetivo no es no pagar la deuda”, concluye la resolución para fijarse la meta de “recuperar un nivel de endeudamiento y una senda de sostenibilidad de la misma que posibilite la recuperación de los niveles de bienestar de la población”.

El programa de Podemos se va, en definitiva, concretando después de que Iglesias dejara claro el sábado que aspira a ocupar “la centralidad del tablero” político con el objetivo de ganar las elecciones. Ayer, en la segunda jornada del congreso abierto del partido, se habló mucho de procedimientos internos, de equipos, futuros líderes y de estructura organizativa, pero también se sentaron las bases del discurso con el que esta fuerza pretende enfrentar la carrera electoral. Hubo guiños a las pymes y a las clases trabajadoras, y los miles de asistentes cerraron el acto entonando L’Estaca, uno de los himnos de la Transición y de Cataluña.

También hubo otras resoluciones. La propuesta sobre educación, firmada por los eurodiputados Pablo Echenique y Teresa Rodríguez entre otros, apoya las movilizaciones de las mareas ciudadanas y se compromete a defender la escuela pública frente a la privatización. En términos parecidos, la resolución sobre sanidad pide la eliminación del copago y la paralización de las privatizaciones. Las medidas anticorrupción del exfiscal Carlos Jiménez Villarejo proponen la supresión de las tasas en los procedimientos administrativos y la inclusión en el Código Penal de los delitos de corrupción. El plan de vivienda reconoce “derechos habitacionales para todos” y plantea mecanismos de protección frente a los desahucios.

Iglesias también lanzó mensajes a los suyos y trató de serenar el clima de la asamblea tras instar el sábado a los que pierdan a “echarse a un lado”. “No soy imprescindible. Soy un militante, no un macho alfa y me pongo a las órdenes de la mayoría. Por esto tienen tanto miedo a Podemos. Porque somos capaces de decir que no”, resumió.

El equipo de Pablo Echenique, impulsor de la principal vía alternativa para la organización de Podemos, aseguró que no se va a apartar si no prospera su propuesta. “Pueden estar tranquilos todos los que apoyan nuestra iniciativa Sumando Podemos, ninguno va a querer echarse a un lado porque no salga su propuesta. No hemos venido a construir Podemos para echarnos a un lado”, afirmó Teresa Rodríguez.

Más información