Selecciona Edición
Iniciar sesión

El consejero de Sanidad se disculpa por carta con Teresa y su marido

El cónyuge de la afectada rechaza hablar o recibir la visita del cargo político

El consejero de Sanidad de de Madrid, Javier Rodríguez. EFE

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, ha pedido "perdón" a la auxiliar de enfermería contagiada de ébola, Teresa Romero, y a su marido, Javier Limón, por sus "desafortunadas manifestaciones", y ha dicho comprender la carta que este le envió el lunes en la que le pedía que dimitiera. Rodríguez ha manifestado a la agencia EFE que ha intentado hablar este martes con Limón, y ante la imposibilidad de hacerlo le ha enviado una carta, que reproduce la agencia. El alto cargo sanitario no ha dimitido.

El marido de Teresa Romero ha rechazado hablar con el consejero y tampoco ha querido que vaya a visitarle a la quinta planta del Carlos III, donde está ingresado con el resto de los casos en observación, según fuentes del entorno de Javier Limón. Preguntado por el motivo de que el consejero no pudiera contactar con Limón, un portavoz de Sanidad ha señalado que no podía precisarlo. 

En la misiva, el consejero pide perdón y asegura que no fue su intención ofender a la paciente. "Sé que son momentos duros para usted y su familia, y por eso comprendo que mis palabras hayan podido causar aún más malestar. Nada más lejos de mi intención que contribuir a ese dolor por el que están atravesando", dice la carta.

El marido de la auxiliar de enfermería contagiada por ébola hizo llegar este lunes una carta al consejero, leída en público por una amiga de la familia, en la que le exigía su dimisión y reprochaba las afirmaciones que en diversos momentos ha hecho el consejero a raíz del contagio de su esposa. "Yo, a diferencia de usted, no estoy bien comido, porque mi mujer se debate entre la vida y la muerte y no me pasa la comida", asegura en la misiva Limón, en referencia a unas declaraciones de Rodríguez, cuando al ser preguntado sobre si pensaba renunciar, afirmó que él era médico y tenía la vida resuelta: "Yo llegué a la política comido de casa".

"Como consejero de Sanidad, pero también como médico, mi compromiso es garantizar la salud de las personas, y no tenga duda de que mi deseo no es otro que Teresa se recupere cuanto antes. Esa es mi prioridad en estos momentos y para eso trabajo", agrega.

La misiva reitera las disculpas a Teresa Romero, "una profesional acreditada con una experiencia de más de quince años y una mujer comprometida como nadie". "Ella, como muchos otros excelentes profesionales, se presentó voluntaria para tratar a los misioneros afectados por el virus del ébola y por eso merece todos mis respetos", asegura.

Como médico sé que el sufrimiento de los enfermos nunca está solo”

Javier Rodríguez

El consejero de Sanidad aseguró el jueves pasado en un programa de Telecinco que "para explicar a uno cómo quitarse un traje no hace falta hacer un máster. Pero unos tienen una mayor capacidad de aprendizaje que otros". Un día antes, Rodríguez acusó a la auxiliar de enfermería de mentirles a los médicos que la atendieron en el hospital de Alcorcón. "Hoy (Teresa) ha reconocido un error al desvestirse del traje. Todo este tiempo lo negó sistemáticamente, como ocultó que había tratado a unos enfermos de ébola", afirmó.

Javier Rodríguez recuerda en su carta que es médico desde hace 40 años en la sanidad pública, y que desde su puesto ha visto a miles de pacientes y es consciente de la "preocupación, dolor y sufrimiento" que estos y sus allegados padecen cuando sufren una enfermedad. "Como médico también sé que el sufrimiento de los enfermos nunca está solo, se le suman las preocupaciones de sus familiares, que no quieren ver sufrir a un ser querido. Por eso comprendo la carta que me envió ayer (lunes) y por eso le mando en ésta todas mis disculpas si le he ofendido", afirma.

Recupera el sueldo por la mediación del consejero

Elisa Silió

El trabajador de Consenur que fue suspendido 15 días de empleo y sueldo por negarse a recoger los deshechos contaminados de ébola recuperará el dinero perdido. A ello se ha comprometido la empresa durante el acto de mediación que ha tenido esta mañana en los juzgados y después de que la Consejería de Sanidad intermediase.

La semana pasada el consejero, Javier Rodríguez, aseguró que el empleado no cumpliría la sanción por su mediación, pero sus palabras llegaban tarde porque este no trabajó entre el 1 y el 15 de septiembre. Su "falta grave" coincidió con el internamiento en el Instituto Carlos III del religioso Miguel pajares, el primer español fallecido por ébola. "Yo personalmente he hablado con la empresa concesionaria diciéndole que se atuviera a las consecuencias si conseguían aplicar la sanción al trabajador, y la sanción no ha sido aplicada", le contestó al parlamentario de Izquierda Unida Rubén Bejarano. "Se lo digo para que lo sepa y para que cuando le cuenten las cosas, se las cuenten con toda la realidad”.

El sancionado, del que no ha trascendido el nombre, argumentó que no existe un protocolo para la retirada y transporte de estos residuos contaminados y que no estaba debidamente formado para ello. Comisiones Obreras Madrid recurrió el caso. “No es la primera vez que alguien se niega a trabajar por miedo al contagio, pero sí la primera en la que se sancionaba”, recuerda Raquel Márquez, secretaria de Salud Laboral CCOO Industria Madrid. “Esto, con las señoras de limpieza de Samyl en el hospital de Alcorcón, no ha pasado”. Este diario no ha conseguido recabar la opinión de Consenur.

El consejero insiste en que ahora lo más importante es la recuperación de Teresa Romero y que las personas que se encuentran en observación puedan salir de esta situación "lo antes posible". "La excepcionalidad del momento que estamos atravesando, con una situación desconocida en nuestro país, provoca muchas confusiones. Quizá como fruto de ello yo he cometido un error en mis declaraciones. Le traslado mi disposición para lo que necesite usted, su familia y, sobre todo, Teresa", concluye la carta.

Más información