Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

“Advertí tres veces al líder del PSOE aragonés de la corrupción en Plaza”

Chabier Mayayo, testigo clave de un fraude de 200 millones en la plataforma logística de Zaragoza, asegura que el secretario regional del partido, Javier Lambán, desoyó su denuncia de irregularidades

El mandatario socialista niega que le informaran del escándalo de malversación en la empresa pública

No fue una, ni dos, sino tres veces. El testigo clave del caso Plaza—un fraude valorado en unos 200 millones de euros en las obras de la plataforma logística de Zaragoza (Plaza), propiedad del Ayuntamiento de esa capital y del Gobierno de Aragón— asegura que denunció hasta en tres ocasiones al secretario general del PSOE de Aragón, Javier Lambán, las irregularidades que había presenciado. El testigo, Chabier Mayayo, trabajador de la UTE Acciona-Mariano López Navarro, la encargada de los trabajos, y alcalde de Lobera de Onsella (al norte de la provincia) por esa misma formación, afirma que puso el caso en conocimiento de la Fiscalía Anticorrupción ante las reiteradas negativas del líder socialista a actuar. Lambán niega que Mayayo le pusiera al corriente de las anomalías. “Solo acudió a mí a pedirme trabajo”, asegura.

La denuncia de Mayayo desembocó en una macrooperación policial en la que feuron detenidos el anterior director gerente de Plaza, José Ricardo García Becerril (al que intervinieron en el registro de su apartamento de Salou 411.000 euros en metálico), al director técnico de esa entidad y a otros tres responsables de las obras, entre otros. En esencia, el fraude, que Anticorrupción valora en unos 200 millones de euros, se realizó desde 2004 mediante la sobrefacturación de las obras ejecutadas. La UTE Acciona-Mariano Pérez Navarro incrementaba artificialmente la medición de los trabajos terminados e imponía precios ficticios para aumentar las cantidades que recibía de la empresa pública Plaza. Algunas de las certificaciones de obra, por ejemplo, reflejaban saneamientos de terrenos, es decir, su excavación y sustitución por otro material de mayor firmeza, que la UTE cobró pero jamás realizó. En esos años, Plaza llegó a abonar las reformas de un apartamento en Salou propiedad del exdirector gerente García Becerril y de la vivienda de sus padres en San Mateo de Gállego.

Mayayo es el principal testigo de esas corruptelas. La fuente fundamental de información de Anticorrupción y del juzgado, tal y como señala la querella de la fiscalía. Cuando el director de la UTE, José María Jordán, le obligaba a reflejar esos incrementos de costes falsos, Mayayo le advertía de la irregularidad que estaba cometiendo, pero ante la insistencia de su superior las recogía en el documento, eso sí, guardando una fotocopia para cubrirse las espaldas.

Toda esa documentación era la que Mayayo asegura que quiso mostrar —sin éxito— a Lambán para probar el fraude millonario. "Le avisé tres veces de las irregularidades que había visto", afirma. El testigo clave asegura que la primera vez que lo intentó fue el 13 de mayo de 2011. Mayayo lo visitó en su despacho de alcalde de Ejea de los Caballeros (Zaragoza), cargo que, por entonces, compatibilizaba con el de presidente de la Diputación de Zaragoza. El empleado de acciona asegura que le comunicó que estaba siendo testigo de anomalías muy graves. Lambán, según Mayayo, le citó para hablar más adelante y le dijo que lo consultaría con los gestores de Plaza.

Sin embargo, según Mayayo, esa cita no se produjo jamás, y fue él el que, a los pocos días de la toma de posesión de Lambán como diputado aragonés, en mayo de 2011, lo visitó en las Cortes de Aragón. En ese encuentro, asegura, le reiteró los presuntos delitos de los que ha sido testigo y se ofreció para mostrarle toda la documentación que los acreditaba. Pero Lambán, siembre según Mayayo, se negó a verla.

El tercer intento de comunicar el fraude a Lambán se produjo, según el trabajador de la constructora, en una comida de navidad del partido en diciembre de 2012 en el restaurante El Bolaso de Ejea de los Caballeros. El empleado asegura que se apartó unos instantes con el ya secretario general del PSOE de Aragón y le repitió que podía demostrar su denuncia fehacientemente. “Lambán me dijo que no iba a hacer nada”, señala el testigo clave del caso Plaza.

Lambán, sin embargo, niega las acusaciones. El secretario general de los socialistas aragoneses admite haberse reunido al menos una vez con Mayayo, pero no para hablar de las irregularidades en Plaza. “Me dijo que tenía problemas en el trabajo y me pidió algo de orientación laboral. Creo que quería que le diera algún empleo en la Diputación”, asegura Lambán. “También me reclamó ayudas para su pueblo”.

El líder del PSOE de Aragón declara que no recuerda si se reunió con Mayayo en las Cortes de Aragón, como afirma este último. Y lo mismo en la comida navideña de Ejea de los Caballeros. “¿Cómo me voy a acordar?, es una celebración a la que acude cada año entre 90 y 100 pesonas”. Sin embargo, no repara en descalificaciones contra el testigo de cargo. “Es vox populi en Aragón que chantajeó a Acciona con sacar los papeles si no le daban dinero”. Hasta el momento, sin embargo, la justicia le cree.

investigacion@elpais.es

Más información