Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de la Guardia Civil critica la inmigración “masiva, violenta e ilegal”

Arsenio Fernández de Mesa insiste durante un acto en la importancia de la unidad de España

Arsenio Fernández de Mesa condecora a un guardia civil este viernes en Intxaurrondo.
Arsenio Fernández de Mesa condecora a un guardia civil este viernes en Intxaurrondo. EFE

El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ha aprovechado la celebración de la patrona del instituto armado en Madrid (la Virgen del Pilar) para arremeter contra “la inmigración masiva, violenta e ilegal”, y ha defendido la labor que hacen sus agentes por defender las fronteras españolas y europeas. Fernández de Mesa también ha recordado la importancia de la unidad de España sobre todo tras cumplirse 36 años de la aprobación de la Constitución.

El máximo responsable de la Guardia Civil ha utilizado en su intervención un tono que parecía más una arenga militar o un discurso político que un discurso de celebración. En los 12 minutos que ha durado, se ha metido directamente con los inmigrantes que tratan de entrar de España. “No os quede duda de que España entera está orgullosa por la labor que estáis realizando con plena conciencia y serenidad, una labor que es revisada con lupa a diario para ver si alguien mete la pata o se excede”, ha destacado Fernández de Mesa, que ha recordado que lo mejor es “presentar una limpieza en la actuación”.

Para el director general, detrás de esa inmigración hay bandas mafiosas que trafican con personas y que son las que realmente sacan beneficio de este hecho. “Sabed que tenéis todo el respaldo de la Dirección General de la Guardia Civil y de vuestro Gobierno”, ha recalcado.

El director general también ha hecho un llamamiento a “la unidad de España”, en clara referencia al referéndum de Cataluña. Ha recordado que la Constitución habla de “la unidad de la patria y de la nación” y que el país ha alcanzado un grado de transformación y autonomía mucho mayores que en otros países europeos que cuentan con un modelo federal. “Una Constitución con la que se puso punto y final a la España en blanco y negro, a la España de confrontación y enfrentamiento entre todos los españoles”, ha recalcado. “Patria común e indivisible de todos los españoles cuya soberanía nacional reside en el conjunto del pueblo español”, ha apostillado.

“Esa Constitución se basa en el principio de solidaridad entre todos los territorios nacionales, para que las comunidades autónomas con menos recursos puedan disfrutar del desarrollo que han tenido aquellas que gracias al esfuerzo de todos los españoles han presentado una situación dominante y más pujante”, ha afirmado.

También ha habido palabras para la banda terrorista ETA, "cuya única salida es la entrega de las armas y la disolución". Ha recordado que ayer mismo estuvo celebrando la patrona en el cuartel de Intxaurrondo (Guipuzcoa), provincia en la que han muerto “100 guardias civiles para defender la Constitución, esas prioridades y esas libertades de todo el conjunto del pueblo español”. “Nadie tiene derecho a generar un conflicto interno que nadie desea”, ha resumido.

Al acto, celebrado en la sede la Comandancia de Madrid, también han asistido la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes; el consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, y autoridades civiles, militares y judiciales, entre otras.