Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Consejero de Sanidad: “No hace falta hacer un máster para ponerse el traje”

Javier Rodríguez insiste en que la enfermera ocultó información

"Si tuviera que dimitir, dimitiría", ha dicho, aclarando que es médico y tiene "la vida resuelta"

Ampliar foto
El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez. EFE

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, calificó esta mañana de "poco afortunada" la expresión que el miércoles empleó para decir que la enfermera contagiada de ébola pudo haber mentido sobre su salud, pero se ratificó en que la sanitaria ocultó información sobre un posible contacto con el virus. En declaraciones a la Cadena SER, Rodríguez aseguró que el servicio de prevención del Hospital Carlos III de Madrid no tomó medidas cuando la profesional llamó para advertir de que tenía fiebre porque el protocolo marca que "hay que alarmarse" cuando el paciente pasa de 38,6 grados y ella no dijo que hubiera podido "tener ese contacto".

Rodríguez habló también sobre las responsabilidades de control de la administración. En ese respecto, tras recalcar que habría que cambiar "cada dos días" la administración si esta fuera responsable de todos los actos médicos que se realizan, aseguró que "si tuviera que dimitir, dimitiría". "Yo llegué a la política comido", sostuvo, y se apresuró a aclarar que no tiene "apego" al cargo porque es médico y "afortunadamente" tiene la "vida resuelta".

Durante la entrevista, el responsable de la Sanidad madrileña se preguntó por qué la enfermera no contó a su médico de familia que había tratado al misionero García Viejo -pudo contraer el virus al tocarse la cara con un guante con el que había atendido al religioso- y concluyó que de lo que tiene "pruebas" es de que no ha dado toda la información que tenía.

"Se le comunicó personalmente que estaba infectada"

El consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, ha afirmado este jueves que el director de Atención al Paciente de la Comunidad de Madrid, Julio Zarco, "comunicó personalmente" a la auxiliar de enfermería infectada por ébola, Teresa Romero, que el test había dado positivo y que estaba infectada por ébola.

Victoria se expresaba así durante una rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, al ser preguntado por las informaciones que apuntan a que Romero se enteró a través de la prensa de que sus análisis de ébola habían dado como resultado dos positivos.

El portavoz del Ejecutivo autonómico ha asegurado que el director de Atención al Paciente "comunicó personalmente ese dato positivo". Conocieron el resultado del test, realizado en un laboratorio ajeno a la Comunidad, y "el director hizo esa comunicación de carácter personal".

A ese extremo también se refirió más tarde, al intervenir en Telecinco durante la emisión de El programa de Ana Rosa. "Para explicar a uno cómo quitarse o ponerse un traje no hace falta hacer un máster. Pero unos tienen una mayor capacidad de aprendizaje que otros", le comentó a la presentadora. "No sé si duran media hora o más, pero se lo han puesto médicos, enfermeras, personal de ambulancias... y no ha habido ningún problema. Yo no sé si hay trajes más sofisticados pero ninguno de los que han atendido al primer paciente se ha contagiado, por lo tanto el traje les estaba protegiendo y son los mismos trajes que se han utilizado en el segundo caso. El traje parece que ha funcionado perfectamente."

En la Cadena SER explicó también que su departamento está revisando quién hacía los controles en el momento del posible contagio de la auxiliar -responsabilidad de la supervisora que había en la sala, según ha dicho- y que, si tiene que asumir alguna responsabilidad por falta de control, la asumirá. Por otra parte, aseguró que ha ordenado que se abra una investigación sobre la denuncia por falta de medios que realizó a través de una carta el médico del Carlos III que atendió a la auxiliar contagiada para "poner orden" y pedir la "responsabilidad" al mando del centro.

"Incapaz de asumir la crisis"

Las palabras del consejero madrileño han generado rápidas reacciones. La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (Adspm) ha exigido su dimisión, ya que lo ven "incapaz" de asumir la crisis por el primer contagio por ébola en España y consideraran que su permanencia en el cargo supone un "grave riesgo" para la salud de los ciudadanos. Según la Asociación, Rodríguez "intenta trasladar" su responsabilidad a una persona enferma "que lo está por atender voluntariamente y con poco entrenamiento a un paciente con alto riesgo de contagio".

"La actitud del Consejero es éticamente despreciable e insultante para los profesionales sanitarios", ha señalado la Adspm, que ha acusado al consejero de asumir el tratamiento de enfermos de ébola en el hospital Carlos III de Madrid "sin garantizar ni los medios técnicos, ni la formación, ni el entrenamiento suficiente del personal sanitario". La Consejería de Sanidad -ha subrayado- se responsabilizó del seguimiento de los sanitarios que trataron a los enfermos y "lo realizó de manera irregular, sin garantías suficientes".

Más información