Selecciona Edición
Iniciar sesión

España informa a la UE de cinco personas en “alto riesgo” de contagio

El Gobierno admite una "relajación" de los procedimientos como causa del contagio

La Unión Europea revisará los protocolos de repatriación frente al ébola

España ha comunicado a sus socios europeos que la auxiliar de enfermería contagiada de ébola, Teresa Romero, pudo infectarse por una "posible relajación de algunos procedimientos, incluida la manipulación del cadáver [del segundo misionero fallecido, Manuel García Viejo] o el desecho del material médico". Esa ha sido la versión que España ha dado esta mañana a la UE en el Comité de Seguridad Sanitaria, que reúne a expertos de salud pública de los 28 Estados miembros y de la Organización Mundial de la Salud.

Con este testimonio, el Gobierno español admite por primera vez el posible fallo en la seguridad que se produjo en el hospital Carlos III de Madrid para que la enfermedad se transmitiera a esta auxiliar. No obstante, el representante español en ese comité no ha dado la investigación por cerrada y ha asegurado que se trata de una hipótesis, según informa la Dirección General de Salud de la Comisión Europea.

Bruselas había pedido al Gobierno español explicaciones sobre las circunstancias del contagio, el primero fuera de África. De la información recabada esta mañana, se concluye que cinco personas han estado expuestas a un contacto de "alto riesgo" con la enfermera contagiada: la doctora de atención primaria que atendió a Romero antes de que ingresara en el hospital de Alcorcón, tres sanitarios que la trasladaron en ambulancia y el marido de la afectada, que ya está aislado en el hospital Carlos III.

Más allá de esos cinco casos, hay 54 personas bajo vigilancia por los posibles contactos con Teresa Romero, incluido el personal sanitario. Tras la intervención del español, los países miembros formularon diferentes preguntas sobre los hechos, entre ellas si la auxiliar había recibido formación para atender los casos de ébola. España respondió que sí. También querían saber cuáles eran las tareas de esta empleada -en Europa no existe la figura del auxiliar de clínica como tal y sus cometidos suscitaban interés-, cuándo se identificó el caso y cómo está siendo tratada.

Además de analizar el caso, los representantes de los 28 acordaron revisar los protocolos de seguridad en las repatriaciones, para establecer unos criterios comunes, previsiblemente más seguros. En el resto de aspectos (tratamiento, personal, seguimiento de los afectados...) cada país utiliza sus propias reglas, aunque existen recomendaciones de la UE al respecto.

Los expertos incidieron en esas repatriaciones porque consideran más que probable que crezcan a corto plazo. Hasta el momento sólo se han producido ocho en la Unión Europea (y otras dos más en Suiza) y únicamente en el caso de España se han pagado con fondos públicos.

En la reunión también se ha debatido sobre los controles en fronteras a los pasajeros que procedan de países africanos con casos de ébola, pero los expertos no han considerado necesario implantarlos, pues consisten en una simple toma de temperatura, muy imprecisa para detectar la enfermedad.

La Comisión ha respaldado la actuación de España por considerar que "está dando los pasos necesarios para comprender lo que ha ocurrido", según ha dicho un portavoz de Sanidad. "Esa es la prioridad para nosotros, para España y para los países europeos, entender qué ha pasado", ha indicado el portavoz.

"Sobre esta base, sacaremos conclusiones operativas sobre si hay que modificar o no el protocolo que a priori se ha aplicado en este hospital, porque es un hospital certificado para este tipo de evacuaciones. Pero ha habido un problema y hay que explicarlo", ha señalado ese responsable. Los expertos del comité de salud volverán a citarse la próxima semana -el 17 de octubre- para ver si es necesario revisar más a fondo los protocolos.

Esa evaluación la realizará el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, con sede en Estocolmo, y los resultados podrían estar listos en los próximos días, una vez que se conozcan las conclusiones definitivas sobre las causas del contagio en España. El centro ha enviado dos expertos a España para asistir en la investigación.

En todo caso, el Ejecutivo comunitario ha asegurado que es "altamente improbable" que se produzca una epidemia de ébola en la UE similar a la que viven algunos países africanos. "Cuando las medidas de seguridad se aplican, especialmente en los hospitales, el riesgo está controlado", ha resaltado el portavoz.

Más información