El juez imputa a Rato y Blesa por las tarjetas opacas de Caja Madrid

Andreu ha llamado a declarar también al ex director general de Caja Madrid Sánchez Barcoj

Los expresidentes de Caja Madrid, Miguel Blesa (derecha) y Rodrigo Rato, en una imagen de archivo.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu imputó este miércoles a los expresidentes de Caja Madrid Miguel Blesa y Rodrigo Rato y al ex director general de la entidad Ildefonso Sánchez Barcoj por el caso de las tarjetas opacas entregadas a los directivos y cuyos gastos supuestamente no fueron declarados a Hacienda y no se correspondían con funciones de representación.

El juez ha abierto una pieza separada dentro del caso Bankia para investigar los hechos relacionados con la utilización de estas visas y por ello citó a declarar el próximo jueves a los tres directivos, que tendrán que comparecer acompañados de abogados a partir de las tres de la tarde. Entre 2003 y 2011, los consejeros de Caja Madrid gastaron 15,5 millones con tarjetas opacas, según un informe de Anticorrupción publicado el pasado 1 de octubre, elaborado por la dirección actual de Bankia. El documento mantiene que 86 consejeros y directivos de la antigua caja tenían tarjetas de crédito opacas, que fueron entregadas a los 65 consejeros que ha tenido Caja Madrid desde el año 2003 y a la veintena de altos cargos de Bankia desde su creación en 2011 hasta 2012.

En el escrito, Anticorrupción sostenía que “según la información facilitada por el Departamento de Auditoría Interna de Bankia, habrían sido utilizadas en algunos casos para fines no vinculados con la actividad de la entidad”. Los dueños de las tarjetas que escapaban a la contabilidad oficial de la caja compraron ropa o alimentos y pagaron viajes, hoteles y restaurantes con ellas.

Este escándalo, que ya ha provocado más de una decena de dimisiones y destituciones en la Comunidad de Madrid y en los sindicatos CC OO y UGT, ha sembrado inquietud en el Gobierno y, con diverso impacto, en las principales formaciones políticas. PP, PSOE e IU han abierto investigaciones internas. El pasado martes, Rafael Spottorno, consejero privado de Felipe VI y ex jefe de la Casa del Rey, renunció a su cargo. El caso ha estallado en un momento en el que los partidos defienden la necesidad de una renovación de la política y afrontan el calendario electoral de 2015 con preocupación por el descrédito social y la indignación ciudadana.

Tres ministros se pronunciaron hoy sobre el escándalo en los pasillos del Congreso. El nuevo titular de Justicia, Rafael Catalá, fue muy claro: “Me parece muy inadecuado, y más en unos tiempos en los que estamos todos trabajando por una regeneración democrática, por la transparencia y por la dignificación del sector público y de los dirigentes de cualquier entidad”.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, pidió rapidez en la instrucción del caso y calificó de “totalmente reprochables” estas actuaciones. Finalmente, Luis de Guindos, titular de Economía, recordó que el Gobierno, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), colabora con la investigación de este caso y manifestó su “máximo respeto” a la justicia.

Otro dimitido

El presidente de Inversis, Luis Gabarda Durán, ha presentado la dimisión como presidente de Inversis, como consecuencia de su implicación en las tarjetas opacas de Caja Madrid. Gabarda, que era consejero delegado de Caja Madrid Cibeles, gastó con la tarjeta un total de 139.700 euros. El consejo de administración del banco de inversión controlado por la Banca Marcha aceptó la dimisión el pasado viernes, aunque no la ha hecho pública hasta esta tarde. El consejo nombró en su sustitución a José Nieto de la Cierva. Con esta dimisión son ya 13 los exconsejeros y exdirectivos que han dimitido o han sido forzados a dimitir.

Más información