Selecciona Edición
Iniciar sesión

El personal sanitario exige respuestas “inmediatas” por el contagio de ébola

Los trabajadores concentrados ante el hospital Carlos III reclaman la dimisión de Mato

Protesta de personal sanitario en La Paz. Atlas / Luis Sevillano

Los trabajadores sanitarios exigen explicaciones y que se asuman responsabilidades por el contagio con el virus del ébola de la auxiliar de enfermería que atendió a los dos misioneros que fallecieron en el hospital Carlos III de Madrid. El personal de este centro se ha concentrado este martes en la entrada principal y ha pedido la dimisión de la ministra de Sanidad, Ana Mato. También se han registrado protestas en los hospitales La Paz y Fundación Alcorcón, donde había ingresado la auxiliar antes de su traslado al Carlos III.

Los sindicatos coinciden en reclamar respuestas a Mato y algunos exigen dimisiones. La Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSI-F) ha llamado a movilizarse frente a los centros sanitarios contra la "inadecuada e insuficiente" gestión del virus en España. La representación del CSI-F en la junta de personal del Carlos III, adscrito a La Paz, recaba datos para analizar si presenta acciones jurídicas y ha pedido la dimisión del gerente del hospital.

"No ha sido un error humano. Ha sido un protocolo mal activado y que no ha funcionado adecuadamente. No estamos dispuestos a que se la responsabilice", ha asegurado Elena Moral, portavoz del CSI-F, en referencia a la auxiliar infectada. Moral ha afirmado, además, que los equipos de protección no contaban "con las medidas de seguridad suficientes" y que la formación "no ha sido técnica". La sanitaria contagiada tenía 15 años de experiencia en el Carlos III.

Antonio Caballero, también de la junta de personal del hospital, ha confirmado que hay otros dos casos en observación. El primero, el de un ingeniero que había trabajado en Nigeria; este miércoles, cuando cumpla 72 horas en aislamiento, se le practicará una segunda prueba para descartar o confirmar el virus. El segundo caso sospechoso es el de una enfermera. A estas dos personas en observación se suma el marido de la auxiliar, que también ha sido aislado. Una médico que también se había sometido a análisis abandonó el hospital a las dos de la madrugada, tras haberse confirmado que no tenía el virus.

El sindicato ha recordado que desde mayo ha denunciado el "desmantelamiento" del centro de enfermedades infecciosas en el Carlos III. "No teníamos la infraestructura para abordar un virus de este calado", ha cuestionado Moral, al referirse al traslado de los dos misioneros procedentes de Sierra Leona y Liberia. Y ha añadido: "Se ha montado un hospital de campaña totalmente improvisado".

Los sanitarios ahora sienten "mucho temor" por trabajar cerca del virus, ha comentado Caballero, "porque en alguna parte del protocolo se ha fallado y hay que identificarlo". Caballero ha destacado, además, que el contagio demuestra que "los recortes en Sanidad" afectan a todos. "Hay que ver dónde meter la tijera".

La formación, una charla de 15 minutos

Los sindicatos de la Mesa Sectorial del Servicio Madrileño de Salud también han denunciado que los profesionales que atendieron a los dos religiosos no recibieron la formación adecuada para tratar a este tipo de pacientes y han exigido responsabilidades políticas.

En una rueda de prensa conjunta, Julián Ordóñez, de UGT, ha asegurado que los sanitarios responsables de la atención a la enfermera contagiada se encuentran “en pánico” porque no cuentan con la formación específica suficiente. "Tienen una experiencia profesional demostrada, pero aquí no entra el adiestramiento ni los conocimientos suficientes como para afrontar el cuidado de los pacientes infectados", ha subrayado Ordóñez, quien ha asegurado que la formación se ha limitado a una charla de 15 o 20 minutos.

Los sindicatos han pedido la dimisión de Mato y del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, a quienes consideran responsables del "desmantelamiento" del hospital Carlos III.

Improvisación

El Sindicato de Enfermería (Satse) ha reclamado una aclaración "inmediata y precisa" de las causas por las que la auxiliar se ha contagiado y ha denunciado la "improvisación" con la que ha actuado la Administración. A su juicio, este contagio es "muy grave" y, por ello, el sindicato ha avisado de que va a pedir con "toda contundencia" las responsabilidades pertinentes ya que, ha recalcado, "todo parece indicar que se ha producido algún fallo".

El sindicato ha recordado que, antes de la llegada a España de los dos sacerdotes infectados, pidió por escrito a las autoridades "todo tipo de explicaciones" sobre el protocolo de actuación y el cumplimiento de las medidas de seguridad necesarias. "Todo apunta a que ha existido improvisación por parte de las autoridades sanitarias y a que tampoco se han cumplido convenientemente los procesos necesarios de información y adiestramiento de los profesionales sanitarios, como así lo manifiestan los propios profesionales", ha subrayado.

Para el Colegio de Médicos de Madrid es "evidente" que ha habido un "error" en el tratamiento de los enfermos que fueron trasladados a España y ha pedido investigar lo sucedido. "Desconocemos las circunstancias que han posibilitado el contagio, pero, dado que tanto los mecanismos de transmisión como las medidas de prevención son conocidas, es evidente que se ha producido algún error", ha señalado.

Más información