El PP pone al director de Telemadrid al frente de RTVE

El elegido ocupó el mismo cargo con el Gobierno de José María Aznar

José Antonio Sánchez, nuevo presidente de RTVE.

Por segunda vez el periodista José Antonio Sánchez volverá a ocupar la máxima responsabilidad de RTVE. Entre 2002 y 2004, el Gobierno del PP de José María Aznar, le puso en el cargo; ahora lo vuelve a hacer tras la dimisión el pasado 25 de septiembre del abogado del Estado Leopoldo González-Echenique. Actualmente Sánchez es el director general de Telemadrid, puesto desde el que ha vivido y protagonizado la etapa más convulsa y traumática de la cadena pública autonómica, con el despido de 860 trabajadores (más de un 70% de la plantilla) a través de un expediente de regulación de empleo (ERE) que ha abocado la cadena regional a mínimos históricos.

La propuesta del PP ha sido unilateral sin que haya habido posibilidad de acuerdo con el PSOE, ya que las conversaciones se rompieron el pasado sábado. Los populares no se avinieron a la petición del PSOE de negociar una aproximación a la ley del Gobierno socialista, derogada por el PP nada más llegar al poder en 2011, que obligaba al pacto al requerir el candidato una mayoría reforzada.

El PSOE ve en el nombramiento una "provocación" y una "falta de respeto"

Por tanto, nada quiere saber la oposición del nombramiento de Sánchez, cuya experiencia en la empresa pública y privada es muy dilatada. El portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Control de RTVE, Ramón Moreno, destacó nada más que su nombre fue registrado en el Congreso, que se trata “de una persona comprometida con el servicio público, que apostará por los criterios de pluralidad, independencia y objetividad”. A continuación, llamó a un diálogo que, en principio, es imposible. “El PP mantiene su propuesta de diálogo y pide al resto de grupos parlamentarios el apoyo a un candidato que reúne, en suma, todos aquellos criterios que debe tener un presidente del Consejo de Administración de RTVE”.

Asimismo, destacó que en su anterior etapa en RTVE, Sánchez “realizó un gran trabajo, que dejó a TVE como líder de audiencia”. “Es también un profesional de reconocido prestigio dentro y fuera de la casa, y que ha desempeñado una gran labor en todos los lugares en los que ha trabajado”, dijo Moreno. PSOE e IU, expresaron una opinión diferente. Los socialistas cuestionaron el “integrismo” del que será nuevo presidente.

Para Juan Luis Gordo, portavoz en la Comisión de Control, la candidatura de Sánchez es “una provocación” y una “falta de respeto” a los ciudadanos y auguró que la radiotelevisión estatal “seguirá cayendo en prestigio y credibilidad”. Tampoco los sindicatos de la corporación aplaudieron la propuesta. “El enterrador de Telemadrid viene ahora a enterrar RTVE”, afirmó UGT, mientras que CC OO expresó su temor a un inminente recorte de la estructura de la compañía.

Sánchez volverá a RTVE en un momento muy distinto del de hace 10 años, cuando abandonó el entonces ente público. La televisión atraviesa ahora por uno de los peores momentos de todos los tiempos, con un déficit anual que supera los cien millones de euros y una audiencia en caída libre.

Sin ninguna probabilidad de salir adelante, UPyD presentó como candidato al exdirector de programas de TVE Javier Montemayor, que entre otros trabajos dirigió la realización televisiva de la boda de los Príncipes de Asturias, don Felipe y doña Letizia.