La mayoría de votantes del PP apoya la retirada de la ley del aborto

Amplio respaldo a que el permiso de los padres sea obligatorio para las menores

El PP cuenta con el respaldo de la mayoría de sus potenciales votantes (un 52%) a su decisión de retirar el anteproyecto de ley del aborto, aunque otro 38% se manifiesta en contra, según una encuesta a partir de 1.000 entrevistas telefónicas elaborada por Metroscopia para EL PAÍS. El aplauso a esa rectificación del Gobierno de Mariano Rajoy es mucho más claro en el conjunto de la población: el 75% apoya la retirada de la ley y solo el 20% la rechaza.

El anteproyecto de ley del aborto, que el Ejecutivo del PP aprobó en diciembre de 2013 y que constituía la ley de interrupción del embarazo más restrictiva de la democracia, fue retirado finalmente por Rajoy hace diez días y provocó la dimisión del ministro de Justicia y responsable de la norma, Alberto Ruiz-Gallardón.

La decisión no solo es respaldada por la mayoría de los votantes del PP; también por la mayoría de los encuestados que se declaran católicos (69%). Incluso entre los católicos practicantes son más quienes están de acuerdo con la retirada de la ley (47%) que quienes están en contra (42%). Por edades, el rechazo al anteproyecto de ley de Gallardón se da sobre todo entre los menores de 18 años (un 84% aplaude la retirada de la ley), aunque también es muy mayoritario entre quienes tienen de 35 a 54 años (79%) y entre los mayores de 65 años (el 64% está de acuerdo con la rectificación del Gobierno).

Porcentajes muy similares a esos se habían recogido ya en encuestas anteriores, abonando una controversia que ha acabado por convencer al PP de que su decisión de derogar la actual ley de plazos del PSOE no contaba con respaldo social. A comienzos de 2014, otro sondeo de Metroscopia mostraba que el 78% de los encuestados consideraba innecesaria la ley, y el 75% pensaba que no respondía a demanda social alguna (62% entre los votantes del PP y 51% entre los católicos practicantes).

Al anunciar la retirada de su ley el pasado 23 de septiembre, Rajoy precisó que solo haría una mínima reforma en la ley vigente: un cambio en un artículo para obligar a las embarazadas de 16 y 17 años a contar con el permiso paterno a la hora de abortar. Esa modificación recibe también el apoyo de la mayoría de los españoles (64%) e incluso el de la mayoría de los potenciales votantes socialistas (64%). De hecho, la mayoría de los ciudadanos (64%) y la mayoría de los votantes del PSOE (56%) ya declaraba su desacuerdo con este punto de la ley en mayo de 2009, cuando el Gobierno socialista aprobó la ley hoy vigente.

La retirada de la ley de Rajoy, no obstante, cuenta con el rechazo del 38% de los votantes potenciales del PP. Algunos sectores próximos a asociaciones antiabortistas han anunciado que harán campaña para pedir que no se vote al partido de Rajoy, por considerar que les ha traicionado.

Más información