Arias Cañete rectifica su declaración para incluir un sobresueldo del PP

El candidato a la cartera europea de Acción Climática ha hecho los cambios a última hora

Ampliar foto
Miguel Arias Cañete ocupará la cartera de Energía y Acción de la Comisión Europea. EFE

A un día de la audiencia ante la Eurocámara, el candidato español a la cartera de Acción Climática y Energía de la Comisión Europea ha rectificado su declaración de intereses económicos ante el Parlamento Europeo. Miguel Arias Cañete, que se ha visto obligado a vender en los últimos días su participación en dos empresas petroleras ante potenciales conflictos de intereses, incluye ahora los complementos cobrados como presidente del comité electoral nacional del Partido Popular antes de las elecciones de 2011, por los que percibía hasta un máximo de 5.000 euros (antes de impuestos) mensuales. Fuentes próximas al exministro aseguran que esa cuantía era inferior a 30.000 euros anuales y que el cambio, efectuado a última hora, se hace "para que no haya ningún género de dudas" acerca de sus intereses económicos. También afirman que Arias Cañete "consideraba que ese complemento entraba dentro de su labor como diputado", y que en un principio el candidato español a la Comisión no pensó que debiera incluir esa partida en la declaración. “Probablemente se le olvidó”, según una portavoz del PP.

Arias Cañete se enfrenta a una audiencia difícil ante las comisiones de Industria y Medio Ambiente del Parlamento. Por sus declaraciones tras un debate con la candidata socialista, Elena Valenciano, pero sobre todo por las sospechas de conflictos de interés en una parcela muy controvertida. Los Verdes e Izquierda Unitaria ya han anunciado su oposición a su nombramiento, y entre los eurodiputados españoles todos los grupos, salvo el PP, anticipan una audiencia espinosa. Arias puede beneficiarse de un pacto tácito de no agresión entre populares y socialdemócratas, aunque el centroizquierda no anticipa cuál será su voto definitivo.

El candidato español a la Comisión se ha comprometido por escrito a "no actuar" en asuntos en los que pudiera tener "intereses personales, familiares o financieros", y ha asegurado que durante su mandato como ministro de Agricultura "nunca" tomó decisiones sobre cuestiones en las que pudiera tener "algún interés, directo o indirecto". En la declaración parlamentaria, Arias Cañete —uno de los candidatos a comisario que más dudas suscita en el Parlamento Europeo— responde a las preguntas planteadas por los eurodiputados de las comisiones de Industria y Energía y de Medio Ambiente y trata de despejar dudas sobre su idoneidad para el cargo tras la mala acogida de su nombramiento por varios grupos políticos, que han aireado en los últimos días sus posibles conflictos de interés. Hace 10 días, el exministro se vio forzado a deshacerse del 2,5% que poseía en dos empresas del sector petrolero —Petrolífera Dúcar y Petrologis Canarias— para evitar incompatibilidades con el cargo. Por la venta de las participaciones en ambas sociedades, Arias Cañete obtuvo 437.000 euros.

En su declaración de intereses como candidato a comisario, hecha pública la semana pasada por el Parlamento Europeo, el exministro declara que él y su esposa, Micaela Domecq, poseen 19.000 acciones del BBVA valoradas en algo más de 90.000 euros; 14.000 acciones del Banco Santander valoradas en cerca de 110.000 euros y dos pisos y una oficina en Jerez de la Frontera (Cádiz), municipio del que fue concejal entre 1994 y 2000. Estas propiedades inmobiliarias y las participaciones en empresas cotizadas, sumadas a los casi 440.000 euros que ha obtenido por la venta de las participaciones en Petrolífera Dúcar y Petrologis Canarias, le convierten en el candidato a comisario con más activos declarados del Gabinete de Jean-Claude Juncker. En su declaración apunta que durante los tres años anteriores a la legislatura recibió ingresos como ministro de Agricultura, diputado, presidente de Dúcar y Petrologis (las dos empresas que ha vendido), abogado y tertuliano de la cadena COPE. Además, perteneció al consejo de la Fundación RACE y la FAES. Desde esta mañana se sabe también que cobró entre 1.000 y 5.000 euros mensuales (antes de impuestos) por presidir el comité electoral nacional del PP, una información que no proporcionó en la anterior declaración, del pasado 10 de junio.

En su declaración de intereses, el exministro declaró que él y su esposa poseen acciones del BBVA valoradas en 90.000 euros; acciones del Santander por 110.000 euros, dos pisos y una oficina en Cádiz

Pese a la reciente enajenación de sus participaciones en ambas sociedades —llegó a presidir Dúcar entre 2005 (pocos meses después de abandonar el Gobierno) y 2011 (semanas antes de ser nombrado, de nuevo, ministro)—, los lazos con Cañete siguen siendo evidentes hasta el punto de que su cuñado, Miguel Domecq Solís, le relevó en la presidencia de Dúcar. El partido ecologista Equo, adscrito a Los Verdes europeos, ha ido incluso más lejos al asegurar el pasado miércoles que “familiares directos” del candidato a comisario de Energía y Clima siguen controlando el 72% y el 79% de Dúcar y de Petrologis respectivamente.

A lo largo de su carrera política, Arias Cañete ha tenido que hacer frente a varias acusaciones de conflicto de intereses. En su anterior etapa en Bruselas tuvo que salir al paso de varias informaciones que indicaban que simultaneó diversos negocios agrícolas con su puesto en la Comisión de Agricultura de la Eurocámara. A finales de la década de los noventa, el entonces eurodiputado del Partido Popular y presidente de la comisión de Desarrollo Rural también omitió incluir en su declaración de intereses que era consejero de una empresa agraria.

La respuesta por escrito es solo la primera parte del examen que pasará Arias Cañete mañana, cuando el exministro tendrá que someterse —esta vez presencialmente— a las preguntas de los eurodiputados adscritos a las comisiones de Medio Ambiente y de Energía. Fuentes parlamentarias no dudan en señalar esta cita como “una de las más pruebas duras” de cuántas tendrán que afrontar los futuros miembros del Ejecutivo comunitario.

Más información