Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy presidirá el lunes el consejo extraordinario para responder a Mas

“Lo que no puede hacer nadie es intentar liquidar la soberanía de un país”, dice sobre Mas

Rajoy, en su visita a la Ciudad Prohibida de Pekín.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tiene ya claro cuándo y cómo va a responder a Artur Mas cuando convoque el referéndum soberanista, previsto para mañana. “Si se publica mañana el decreto”, ha explicado Rajoy en una conversación informal en Pekín con los periodistas que siguen su visita a China, “pediremos mañana mismo el informe al Consejo de Estado”. Para eso está previsto que se reúna en Madrid, con Rajoy aún en China, la Comisión de Subsecretarios presidida por Soraya Sáenz de Santamaría, y también el propio Consejo de Estado podría reunirse de urgencia. El presidente llega a Madrid el sábado por la noche y podría convocar un Consejo de Ministros extraordinario el domingo. Pero ha explicado que no es necesaria tanta urgencia y lo dejarán para el lunes. "A lo mejor no hay que ir tan deprisa", ha explicado.

Ese día, el lunes, se presentará pues el recurso de inconstitucionalidad que ya está preparado. Lo que no está claro es cuándo se reunirá el Tribunal Constitucional para admitir a trámite esa iniciativa del Gobierno, que solo puede rechazar por cuestiones formales. En el instante en que se reúna y la admita, la consulta quedará automáticamente suspendida.

Rajoy ha sido especialmente duro con Artur Mas: “Lo que no puede hacer nadie es intentar liquidar la soberanía de un país”, ha insistido para rematar después que “no se puede intentar romper España”. Pero cuando se le ha preguntado qué pasará el día después de la suspensión del recurso, y si no teme la respuesta de la sociedad catalana, el presidente se ha mostrado primero convencido de que Mas acatará la decisión del Constitucional y no sacará las urnas a la calle –“no me planteo que el presidente de la Generalitat viole la ley”, ha dicho- y después confiado en que se podrán recomponer los puentes. Y para eso ha tirado de un proverbio chino que tenía preparado: “La puerta mejor cerrada es aquella que puede dejarse abierta”.

Después ha insistido en que “siempre hay vida” y por tanto, como ha dicho otras veces, se puede hablar entre el Gobierno y la Generalitat de muchas cosas fuera del proceso soberanista, por ejemplo los 23 puntos que le planteó Mas en su última reunión. En cualquier caso ha insistido en que todos sus pasos son conocidos hace tiempo y que el propio Mas lo sabe. “Mas sabe lo que vamos a hacer, yo se lo he dicho muchas veces desde el principio”. En otro momento de la conversación, al referirse a la actitud de Mas, Rajoy ha utilizado otro proverbio chino que tenía listo para la ocasión en una carpeta: “Es mejor volverse atrás que perderse en el camino”, ha soltado en referencia al presidente de la Generalitat y su apuesta soberanista.

La número dos del Ejecutivo, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado en su comparecencia posterior al Consejo de Ministros que cuando Mas convoque se pondrá en marcha la maquinaria del Estado para frenar la consulta. Ha confirmado que está prevista para el lunes la convocatoria de un Consejo de Ministros extraordinario y ha recordado que cuando "el Tribunal Constitucional admite a trámite el recurso del Gobierno, quedará automáticamente suspendido" el decreto de la Generalitat