Selecciona Edición
Iniciar sesión

Rajoy aplaude que Escocia haya elegido la vía de la integración

Pedro Sánchez destaca el diálogo y la unidad de las fuerzas políticas británicas

 EL PAÍS TV

Mariano Rajoy celebró este viernes el resultado del referéndum en Escocia como una reafirmación del camino, a menudo calificado de “irreversible” por el presidente del Gobierno, hacia la integración europea. El no a la independencia expresado por más del 55% de los ciudadanos escoceses evitó, según afirmó el jefe del Ejecutivo en una declaración institucional en el palacio de la Moncloa, “las graves consecuencias económicas, sociales, institucionales y políticas que habría supuesto su separación de Reino Unido y de Europa”.

La mayoría de las formaciones del arco parlamentario recibieron el rechazo a la secesión como una buena noticia, sobre todo por su repercusión en España y ante el desafío soberanista del presidente de la Generalitat, Artur Mas. Así lo manifestaron el Gobierno y el PP, el PSOE, Izquierda Unida y UPyD. Aun así, lo hicieron con matices. “Eligieron entre la segregación y la integración; entre el aislamiento y la apertura; entre la estabilidad y la incertidumbre; entre la seguridad y el riesgo cierto”, recalcó Rajoy recurriendo a unos términos a menudo empleados para describir el plan del presidente de la Generalitat.

El Ejecutivo rechaza, no obstante, comparar ambas realidades. Lo expresó la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, tras el Consejo de Ministros. “En Escocia han manifestado su voto de acuerdo con el procedimiento legalmente establecido. Lo que siempre ha de respetarse es el cumplimiento de nuestras reglas democráticas”, dijo en referencia a la consulta catalana, que no puede celebrarse por ser ilegal. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, abundó en esa idea desde Nueva York: “Son procesos diferentes. En el Reino Unido la soberanía reside en el Parlamento, porque no tienen una Constitución. Y ese Parlamento autorizó la consulta. En España tenemos una Constitución que dice que la soberanía reside en el pueblo español, es decir, que lo que suceda en Cataluña afecta a todos los españoles”, informa Vicente Jiménez.

Pedro Sánchez puso el acento en la idea de diálogo y en el concepto de autogobierno. Según el secretario general del PSOE, el resultado del referéndum escocés demuestra que “tender puentes es la solución a este tipo de procesos”. “Es esencial el construir esos puentes y no crear enfrentamientos entre las distintas partes”, mantuvo en su declaración. El líder del principal partido de la oposición vinculó la victoria del no a razones políticas: la cohesión de todas las fuerzas a favor de la unidad, que juntas “propusieron mejorar y reforzar el autogobierno escocés en lugar de instalarse en el inmovilismo”; el consenso entre conservadores, laboristas y liberales demócratas; y la eficacia de la campaña contra la secesión, que “se centró en hablar de los beneficios de la unión y no tanto en los costes de la separación”.

Cayo Lara, coordinador federal de IU, ve positivo que el resultado obligue a Reino Unido a emprender el camino hacia el federalismo y pidió a Rajoy que permita celebrar un referéndum en Cataluña. Para UPyD ese resultado representa una “derrota dulce” del nacionalismo. “Lo de Escocia ha servido para pegar un frenazo a todo el mundo secesionista y un corte en seco a la idea que se había instalado en España de que ese sería el primer movimiento generalizado de secesión”, defendió el diputado Carlos Martínez Gorriarán.

Más información