Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez quiere incluir en la Constitución el derecho a una muerte digna

El secretario general del PSOE insta a la reforma para eliminar definitivamente la pena de muerte

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez EFE

El cambio de la Constitución es una apuesta firme del nuevo PSOE. El secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, no solo empuja la reforma para satisfacer el afán de singularidad de muchos catalanes, sino que quiere dar respuesta a demandas de muchos españoles. El líder socialista propone eliminar la referencia a la pena de muerte e incluir el derecho a una muerte digna y las nuevas formas de unión, es decir, el matrimonio entre personas del mismo género. Así lo ha adelantado en Los Desayunos de TVE, aunque su apuesta por el federalismo se mantiene intacta.

Esa reforma de la Constitución que propugna el PSOE desde hace más de un año y que asume plenamente Pedro Sánchez empieza a tomar forma. La referencia a la pena de muerte para tiempo de guerra es una propuesta novedosa para suprimir del todo la pena capital de España, aunque ya en 1978 se suprimió con carácter general y solo quedó para situaciones derivadas de una guerra, tal como admite el artículo 15 de la Constitución. Una y otra vez se ha aplazado una regulación completa sobre “el derecho a una muerte digna”, que no es equiparable, según el PSOE, a defender la eutanasia. Este derecho tendría que figurar en la Constitución así como el reconocimiento a las nuevas formas de unión para incluir el matrimonio homosexual.

La sanidad como derecho, al igual que ocurre con la educación, entraría también en esta reforma constitucional que pretende el PSOE. Y, claro está, el federalismo para reconocer la singularidad de Cataluña pero también para ordenar las competencias que corresponden al Estado y a las comunidades autónomas. El día que comienza el debate de política general en Cataluña, el secretario general de los socialistas pide “sensatez” a Artur Mas, presidente de la Generalitat, y “valentía” al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para afrontar “la crisis de Estado” que vive España. Pero más que de independencia o secesión en torno a Cataluña, el líder socialista prefiere dirigir su mensaje hacia “la desigualdad” en la que viven muchos catalanes.

Y de desigualdad y propuestas para combatirla y mejorar el bienestar de todos los españoles es por donde Sánchez quiere afrontar el debate político, también con Podemos. “El gran rival del PSOE es el PP”, ha sentenciado, aunque implícitamente entre los adversarios incluye a Podemos. “Nos vamos a oponer a quien con sus propuestas ponga en peligro el Estado de bienestar”. A la hora de poner ejemplos cita medidas del PP pero también propuestas o pronunciamientos de Podemos. “En el PSOE nadie va a decir jamás que Joaquín Sabina se dedique solo a cantar y a componer; nosotros animamos al mundo de la cultura a que opine y haga política”. Fue Podemos quien exhortó al cantautor a que se dedicara a lo suyo.