Sánchez insta al PSOE a plantar cara “al PP y al populismo”

El líder socialista abre “la oposición ciudadana” con alternativas económicas y de regeneración

 Uly Martin ATLAS

La tarea para los 14 meses de legislatura que restan hasta su final se va a englobar para los socialistas en una llamada “oposición ciudadana” que su secretario general, Pedro Sánchez, ha anunciado a los diputados, senadores y eurodiputados socialistas. En su primer discurso ante los parlamentarios que salieron de las elecciones generales de noviembre de 2011 y de las europeas del pasado 25 de mayo, el líder socialista ha marcado este martes como prioridad “plantar cara a la derecha y al populismo”, y también “al miedo”.

En el mismo nivel ha colocado al PP y a las fuerzas políticas más a la izquierda del PSOE, en referencia a Podemos que ni citó por su nombre ni tampoco le atribuyó ese espacio de izquierda, a la hora de hacer oposición. Ésta girará en torno a cuatro ejes –laborales, económicos, de regeneración política y de propuestas europeas– que se plasmarán en iniciativas en España y en Europa. Y Cataluña: “Pido al señor Mas que se pregunte si esta Diada del 11 de septiembre va a ser una fiesta para todos los catalanes como años pasados sí fue”.

A Pedro Sánchez le faltaba dirigirse a los parlamentarios socialistas sobre los que descansará fundamentalmente la tarea de hacer oposición. “Tengo en mis manos una enorme responsabilidad individual, pero esta es también colectiva”, les ha dicho en una sala de conferencias del Congreso de los Diputados. “Vencer el miedo” que hay en la sociedad española, según el líder socialista, va a ser una de las tareas y eso podrá hacerse con alternativas y actitudes nuevas. No parten de cero, ha precisado, pero a lo hecho hay que añadir novedades. Estas girarán en cuatro ejes que se corresponden con las principales necesidades de los españoles, según el criterio del nuevo dirigente socialista. “Somos la única alternativa para mucha gente que no quiere la España del PP a la que ayuda el populismo”.

La única forma de demostrar que el PSOE sirve “a la clase trabajadora y a las clases medidas” es con propuestas y no con obras dado que está en la oposición. En su primer eje de actuación entra la presentación el próximo mes de una alternativa a la reforma laboral, a la que seguirá una reforma fiscal. Regeneración política y políticas comunes del socialismo europeo, como defendió el pasado domingo ante el primer ministro italiano Matteo Renzi, completan el tercer y cuarto eje.

Un día antes de que Sánchez tenga su primer cara a cara con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no se mostró nada conciliador. ”Hoy gobierna el partido del fraude, porque han defraudado al fisco y a los votantes; hoy gobierna el partido del fraude porque no ha cumplido sus promesas y porque quieren cambiar la ley electoral para su beneficio y poner todas las instituciones y los medios de comunicación públicos a su servicio”. No ha dejado duda alguna de que no aceptará negociar el cambio de la ley electoral para que gobierne el alcalde más votado. “Una ley de país no puede ser una ley de partido”.

La reunión con su grupo comenzó después de que asistiera a un desayuno con el primer secretario del PSC, Miquel Iceta. Al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al de Cataluña, Artur Mas, les pide que dialoguen y atiendan la propuesta de los socialistas de afrontar una reforma constitucional para alcanzar “un pacto federal”. No es cierto que “quien no defienda la consulta no es demócrata”, se ha defendido. Sí ve en la sociedad catalana “fractura y conflicto social”, le ha dicho a Mas. No tiene duda de que “el fraude “ cometido por Jordi Pujol es “corrupción”.

En esta primera reunión de Sánchez con los parlamentarios se han avalado los nombramientos de las nuevas direcciones, encabezadas por Antonio Hernando en el Congreso, María Chivite en el Senado e Iratxe García en el Parlamento Europeo. Y tocaba el agradecimiento a los salientes: Soraya Rodríguez, Marcelino Iglesias, Juan Fernando López Aguilar y a Elena Valenciano, que fue cabeza de lista para las elecciones europeas.Gracias también a Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias sus dos adversarios por la secretaría general del PSOE. El primero continuará como diputado por Vizcaya en tanto que el segundo sigue en su tarea de profesor universitario aunque como miembro del comité federal tendrá voz en la política de su partido.

El aplauso más intenso de la reunión fue para el anterior secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, en quien Pedro Sánchez se detuvo especialmente. “Un gran político que ha servido a España con lealtad y brillantez”. No estaba presente ya que dejó la política el pasado mes de junio.