Dos turistas españoles, desaparecidos en el naufragio de un crucero en Indonesia

Las autoridades indonesias recalcan que otros dos españoles ya han sido rescatados

Ampliar foto
Rafael Martínez y Maria Pallol, en una fotografía tomada durante su viaje por Indonesia. EFE

Las autoridades de Indonesia han confirmado este lunes la desaparición de dos españoles en el naufragio de un crucero ocurrido el pasado sábado en el sureste del archipiélago. Según ha afirmado en una conversación telefónica el portavoz de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres indonesia, Sutopo Purwo Nugroho, los únicos desaparecidos son dos varones españoles. "No sabemos los nombres completos de los turistas desaparecidos. Solo que se llaman Víctor y José", ha afirmado Purwo. Las autoridades también han confirmado que otros dos ciudadanos españoles, Rafael Martínez y María Pallol, han sido rescatados.

Un equipo de rescate continúa la búsqueda de los dos españoles en el mar de Flores, en el océano Índico, localizado en el interior del archipiélago indonesio. La embajada española en Yakarta se mantiene en contacto con las autoridades a la espera de más información.

El resto de los ocupantes del barco, viajaban un total de 25 turistas y tripulantes —incluida otra pareja española, Rafael Martínez y María Pallol—, fueron rescatados entre el sábado y el domingo por la noche en medio del mar, cerca de una isla deshabitada a la que algunos consiguieron llegar a nado. La embarcación zarpó el pasado jueves de la isla de Lombok hacia la de Komodo y se hundió en la madrugada del sábado, después de que se parase el motor y el fuerte viento y las olas empujasen el barco sobre un arrecife.

Los españoles fueron quienes dieron aviso de la falta de los otros dos compatriotas. "No puedo asegurar completamento que los desaparecidos sean de España, pero sí en un 90%", ha afirmado Martínez en conversaciones telefónicas con EL PAÍS.

Los dos españoles rescatados son una pareja que "en medio del frío, el hambre, los calambres, las medusas y el cansancio" nunca llegó "a perder la esperanza del todo", según ha declarado uno de ellos, Rafael Martínez, desde la isla de Sumbawa. Era "un barco de madera muy antiguo, sin ninguna seguridad, sin GPS, ni radio ni ningún instrumento de navegación", relató Martínez, periodista de la agencia Efe.

"El primer día, el barco encalló en un arrecife de coral. Tras cinco horas, un segundo barco nos sacó y pudimos continuar", ha continuado el reportero. El incidente sucedió cuando solo llevaban seis horas de viaje y dejó cierta inquietud entre los 20 turistas de diferentes nacionalidades que viajaban a bordo, que dormían y tenían todas sus pertenencias en cubierta.

Al día siguiente, el barco empezó a zozobrar y la tripulación lanzó un bote de emergencia con capacidad para solo cuatro personas, por lo que la mayoría tuvo que asirse como pudo a los bordes para mantenerse a flote con los chalecos salvavidas, según uno de los supervivientes.

Tras varias horas en el mar, un primer grupo de cinco decide al mediodía del sábado salir hacia una isla volcánica cercana a la que logran llegar tras cubrir cinco kilómetros a nado. Más adelante se formó un segundo grupo en el que iban Martínez y su compañera, aunque fueron rescatados por una embarcación con buceadores que pasaba por el lugar antes de llegar a la isla.

Del resto de los náufragos, trece fueron recogidos por unos pescadores cerca de la isla de Sumbawa, donde fueron trasladados y atendidos en el hospital local, mientras que dos varones españoles continúan desaparecidos. En total iban en el barco siniestrado cuatro españoles, cinco indonesios, tres holandeses, tres italianos, cuatro alemanes, dos inglesas, dos neozelandeses, una holandesa y un francés.

Martínez y Mallol fueron trasladados la mañana del lunes a un hotel en Bali donde el periodista se pudo poner en contacto con la familia. "Ahora mismo están tranquilos y la embajada española se está portando muy bien con ellos", asegura su hermano Quique Martínez. "Ayer supimos de él por Facebook, pero hoy ya hemos podido hablar con él desde el teléfono del hotel".

Cientos de personas fallecen cada año en el archipiélago indonesio en naufragios causados por temporales, infraestructuras precarias y el incumplimiento de las medidas de seguridad, como la sobrecarga de pasajeros y mercancías.

Más información