Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy llevará las medidas de regeneración democrática al Congreso en septiembre

El presidente dice que su objetivo es "corregir errores en el sistema"

Mariano Rajoy, a su llegada a Panamá.
Mariano Rajoy, a su llegada a Panamá. EFE

Las medidas de "regeneración democrática" que quiere poner en marcha Mariano Rajoy llegarán a las Cortes Generales el próximo mes de septiembre, según ha asegurado este martes el presidente del Gobierno en Panamá, donde ha acudido a la toma de posesión del presidente electo Juan Carlos Varela. Rajoy ha pedido el "esfuerzo de todos" para "intentar corregir los errores en el sistema" y ha citado entre sus objetivos, además de la elección directa de los alcaldes y la revisión del número de aforados, cambios en el régimen económico de los partidos y en el estatuto de los altos cargos.

Se trata, ha expresado el presidente del Gobierno en una conferencia de prensa, de "incrementar controles" para "evitar cosas indeseadas". Rajoy ha explicado que ya habló con Alfredo Pérez Rubalcaba sobre el asunto y que ahora hablará con el nuevo líder del PSOE para tratar de lograr un consenso. "También quiero hablar con los demás", ha añadido.

Rajoy ha defendido que la elección directa de los alcaldes busca que gobierne "quien vota el pueblo" y gana en los comicios municipales, y no una coalición formada "por cinco que han perdido las elecciones". La "regeneración democrática" es, según el presidente, una de las prioridades del país, junto con la "consolidación de la recuperación económica".

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, anunció ayer lunes en una comparecencia ante los medios que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, había propuesto a la plana mayor del partido una agenda de “mejora de la calidad democrática de las instituciones” para la segunda parte de la legislatura.

El líder del PP expuso a los barones autonómicos y alcaldes más conocidos de su partido, reunidos en el Comité Ejecutivo Nacional, una hoja de ruta para conectar con “debates que están en la ciudadanía”, según les explicó en la reunión a puerta cerrada y narraron después varios de los presentes. Y entre los elementos centrales de esa agenda, que no concretó pero sí esbozó, colocó dos: por un lado, la elección directa de los alcaldes, una reforma que beneficiaría al PP porque implicaría que gobernaría el más votado en un momento en el que hay previsiones de caída electoral, y, por otro, la reducción de aforados (unos 10.000).

Más información