Selecciona Edición
Iniciar sesión

El eurodiputado Willy Meyer dimite por tener un fondo de pensiones en una sicav

El dirigente de IU renuncia, aunque "no tenía noticia del fondo" localizado en Luxemburgo

Ampliar foto
Willy Meyer, cabeza de lista de IU a las europeas.

El cabeza de lista de lU al Parlamento Europeo, el veterano dirigente Willy Meyer, dimitió este miércoles tras conocerse que entre 2004 y 2009 participó en un fondo voluntario de pensiones de la Eurocámara gestionado por una Sicav —una sociedad de inversión de capital variable con bajísima tributación— con sede en Luxemburgo. Lo hizo un día después de que el periódico digital Infolibrepublicara esta información y tras recibir fuertes presiones, públicas y privadas, de cargos y militantes de la organización.

La dimisión como europarlamentario y su renuncia a todas las responsabilidades orgánicas señalan la estrategia política que quiere adoptar la coalición liderada por Cayo Lara en un escenario de crisis del bipartidismo y con vistas a las elecciones municipales y autonómicas de 2015. Esto es, la desvinculación sin matices de “los partidos de la casta”.

La decisión se fraguó el lunes por la noche en una reunión del núcleo duro de la dirección de IU. La participación en ese fondo, del que se dio de baja ese mismo día no supone una irregularidad, y Meyer asegura que desconocía su gestión. Pero se vio otra salida posible. Y, “por coherencia”, compareció en la sede federal de IU flanqueado por Lara y el portavoz de la formación en el Congreso, José Luis Centella, y anunció su dimisión al no compartir “que existan estos organismos que pretenden las obligaciones fiscales”. “Nuestro electorado se merece este gesto”, mantuvo Meyer antes de resaltar: “Frente a esta crisis de legitimidad es muy importante garantizar la coherencia con nuestras prácticas”. Tras hacerse efectiva su renuncia, Javier Couso, hermano del cámara fallecido en Irak, entrará en la Eurocámara como sexto diputado de IU.

Meyer, cargo del aparato, apuesta personal de Lara para repetir como número uno de la candidatura europea, mantuvo que decidió y evitó pronunciarse sobre lo que deberían hacer otros eurodiputados vinculados al fondo. En él participaron el popular Miguel Arias Cañete, que según la información publicada fue administrador de la Sicav, la socialista Elena Valenciano, y Rosa Díez, que declaró 36.203 euros en fondos de pensiones y 39.712 en fondos de inversión.

La portavoz de UPyD afirma que desconocía la relación con ese instrumento financiero. Y, mientras Cañete guarda silencio, fuentes del PSOE y próximas a Elena Valenciano aseguran que ella y el resto de eurodiputados españoles suscribieron el fondo de pensiones cuando llegaron al Parlamento Europeo. Lo hicieron de la misma manera que se hacía hasta la legislatura pasada en el Congreso con un fondo que suscribían todos los parlamentarios de todos los partidos y que era suscrito con aportaciones de los Presupuestos de las Cortes. Aseguran que desconocían que se tratara de una Sicav y que el fondo tenía la sede en Luxemburgo porque es donde está establecida la secretaría del Parlamento Europeo.

No obstante, IU apremia ahora al PSOE a que dé explicaciones. “Debe definirse si quiere demostrar que no es miembro de la casta y del régimen”, en palabras de Ramón Luque, secretario de Acción Electoral. Y, cuando faltan dos días para la celebración del Consejo Político, la formación se prepara para encarar las próximas carreras electorales declarando la guerra al sistema.

Más información